La diarrea se define por el aumento del peso o del volumen de las heces, con disminución de la consistencia, aumento en el ritmo y el número de las deposiciones, o también como un descontrol en la deposición. Es un estado de irritabilidad que acaba en agotamiento del individuo. Provocan deshidratación, malabsorción, perdida de nutrientes, disbiosis y trastorno de la motilidad intestinal.

Pueden ser agudas (ocasionales) y crónicas (derivadas de una patología crónica). Las agudas son frecuentes en la infancia.

Causas principales agudas

  • Falta de higiene
  • Medicamentos
  • Tabaco, alcohol y café

Causas principales crónicas

  • Enfermedad inflamatoria (como colitis)
  • Dieta inadecuada
  • Problemas de páncreas y de enzimas digestivas
  • Exceso de la motilidad intestinal u otras enfermedades sistémicas que provocan diarrea

Tratamiento

  • Hidratación
  • Probióticos como lactobacillus acidophilus, l. Ramnosus y bifidobacterias, que regeneran la flora intestinal y mejoran la sintomatología
  • Calcio, magnesio y potasio balanceado (2:1:1)