Avena

La avena ha sido el cereal por excelencia de pueblos vigorosos y fuertes, como los escoceses o los irlandeses, que lo han tomado en forma de porridge para desayunar. La avena es un cereal energético, muy nutritivo, rico en ácidos grasos esenciales y en aminoácidos. Sus propiedades terapéuticas son inagotables: repasemos unas cuantas.

¿Colesterol? ¿Problemas cardíacos? ¿Inflamación? ¿Problemas con la tensión? Estos son solo algunos del muchos problemas que la avena contribuye a mejorar. Uno de los grandes defensores de las aplicaciones terapéuticas de este cereal, típico de países fríos como Escocia y Alemana, es el doctor Miquel Pros, colaborador nuestro y autor del libro Cómo cura la avena (RBA Integral).

Las principales propiedades nutricionales de la avena

  • Hidratos de Carbono

La avena es rica en hidratos de carbono complejos, que se absorben de forma lenta y, por lo tanto, también liberan los azúcares de forma lenta y progresiva y ayudan a mantener el nivel de azúcar en sangre constante.

  • Proteínas

Contiene siete de los nueve aminoácidos esenciales.

  • Grasas 

La avena es el cereal con mayor porcentaje de grasa vegetal. El 65 % son ácidos grasos insaturados y el 35%  ácido linoleico, por tanto àcidos grasos de buena calidad.

  • Vitaminas

Destaca su contenido en vitamines de grupo B:  B1, B2, B5 y B6 y en vitamina E

  • Minerales

Contiene muchos minerales como el zinc, el calcio, el hierro y el yodo, y es uno de los granos que tiene más silicio, por lo que sirve para renovar los huesos y el tejido conectivo, en especial los músculos cardíacos.

Además, según cuenta el doctor Pros, el silicio es un superconductor que mejora la electrobioquímica del organismo, lo que explicaría, en parte, por qué la gente que toma avena de forma regular mejora su capacidad memorística. También es rica en fósforo, esencial para el cerebro y para la formación de nervios durante la infancia.

Propiedades y beneficios de la avena

Los principales beneficios para la salud de la avena

Entre los efectos positivos que proporciona la avena destacan:

  • La avena ayuda a reparar el sistema nervioso
  • También restaura el sistema reproductivo, de forma que mejora los casos de infertilidad.
  • Favorece las funciones del bazo y el páncreas.
  • Además, gracias a su elevado contenido en fibras solubles (betaglucanos), la avena elimina el colesterol del sistema digestivo y las arterias y, en algunos casos, regula la presión arterial.
  • La avena se utiliza en cuadros de disentería, diabetes, hepatitis, indigestión e inflamación, incluso en el caso de tripa hinchada, una dolencia muy extendida debido a una mala alimentación.
  • La avena, en caso de enfermedad de la piel, como psoriasis o dermatitis, también se puede utilizar de forma externa para aliviar el picor.
  • Mejora el estado general de la piel y del pelo.
  • Regula el peso: si hay sobrepeso, adelgaza; si hace falta coger unos quilos, engorda. Como es un regulador metabólico, depura y cubre carencias.
  • Protege el intestino con sustancias mucilaginosas y enriquece la flora, de manera que mejora la diarrea y también el estreñimiento.
  • Prepara para un sueño más reparador.
  • Estimula la libido.
  • Ayuda a los niños a concentrarse.
  • Acelera las recuperaciones postoperatorias.

Los cambios vitales que proporciona la avena

El agua de avena, bebida regularmente, actúa como un antiséptico que refuerza el sistema inmunitario y evita contagios.Según Paul Pitchford, para preparar agua de avena se deben cocer en un cuarto de litro de agua dos cucharadas soperas de granos o copos de avena a fuego muy lento de 30 minutos a 2 horas: cuanto más rato hierva, más propiedades nutritivas; luego, se debe colar y beber el agua, caliente o tibia.

La crema de avena es una excelente oportunidad para empezar a poner orden a las comidas  y para enderezar vuestra vida. Siempre se debe empezar por el desayuno. La crema de avena es fácil y cómoda de preparar, sabe bien y sus efectos energéticos y reparadores se notan enseguida. Además, según explica el doctor Pérez-Calvo, calma las emociones.

La avena en la cocina

La avena se puede consumir como un grano entero o en forma de copos, que prácticamente son tan nutritivos como el grano y no han sido procesados en exceso. Los copos tienen más éxito porque se cuecen muy rápido y se pueden usar con facilidad en sopas, panes o postres. El grano entero se debe lavar bien y dejar en remojo dos horas como mínimo y, si se puede, toda la noche. Para cocerla, hay que poner una parte de avena por ocho de agua y hervir unas 2 horas con un pellizco de sal.

Porridge de avena

Porridge de avena

4 recetas deliciosas con avena

Os compartimos 4 recetas fáciles y deliciosas con avena:

  1. Porrige de chufa y avena con melocotones al grill por Elka Molker
  2. Porrige de avena al estilo carrot cake con plátano salteado por Gina Estapé
  3. Laminado de manzana al horno con crujiente de avena por Montse Vallory
  4. Yellow porrige por Adriana Ortemberg

Lo que no se debe olvidar sobre la avena

La avena es un alimento equilibrado, ligero y energético porque está cargado de nutrientes que ayudan al organismo a reponer fuerzas, aliviando la sensación de cansancio o apatía. Es fácil de digerir, no genera flatulencias ni hinchazón abdominal y ayuda a regular los niveles de insulina en sangre. Aporta vitaminas del grupo B que actúan sobre el sistema nervioso, además, contiene mucílagos que generan mucosas reparadoras de los tejidos, y mejora las afecciones de la piel, uñas e irritaciones del sistema digestivo.

Adam Martín Skilton
Adam Martín Skilton
  @adammartinsk   @adammartinsk