Los cambios de estación, el estrés y la toma de antibióticos también debilitan nuestro sistema inmunitario y nos hacen más propensos a padecer esta enfermedad tan común.

bebida arroz

A parte de los molestos síntomas que presenta, el problema más importante que conlleva es la deshidratación, que se produce si no se reponen los líquidos que se pierden con los vómitos y la diarrea, especialmente en bebés, niños, ancianos y personas con un sistema inmunológico débil.

Cuando se inicia el malestar, lo mejor es dejar que el cuerpo elimine mediante el vómito y la diarrea la mayor parte del alimento, digerido o no, que provoca la infección o intoxicación. Normalmente el problema se soluciona siguiendo una dieta astringente que se deberá mantener durante los siguientes tres días y estar pendiente, desde el primer momento, de reponer constantemente los líquidos perdidos y restaurar los minerales eliminados con ellos.

Alimentos como el agua con zumo de limón, la sopa de arroz blanco hervido y la bebida de arroz son ideales para iniciar la primera fase de recuperación

Alimentos como el agua con zumo de limón, la sopa de arroz blanco hervido y la bebida de arroz son ideales para iniciar la primera fase de recuperación. La suavidad, fácil digestibilidad y el efecto demulcente que ejerce la bebida de arroz, al ser rica en almidón, permiten al estómago e intestinos irritados recuperar su equilibrio, ya que protege las mucosas del tracto digestivo. Los azúcares naturales que contiene ayudan a restituir rápidamente la energía perdida y entran en el torrente sanguíneo de manera gradual, al tiempo que rehidrata internamente todos los tejidos del organismo, fomenta la recuperación de la flora intestinal y reduce la hinchazón abdominal.

Durante las primeras 24 horas evitaremos tomar alimentos sólidos, leche, grasas, carnes, frutas y verduras crudas o de hoja verde, legumbres y alimentos integrales que puedan favorecer la irritación de las mucosas del tracto digestivo, pero mantendremos la hidratación con bebida de arroz que ayudará a calmar el malestar interno.

Progresivamente y a medida desaparezcan los síntomas, se introducirán alimentos suaves como manzana cocida, purés naturales de patata y zanahoria, cremas de calabaza o calabacín, pescado hervido o al vapor, carnes de ave a la plancha, yogur natural o kéfir de cabra u oveja, hasta recuperar la normalidad y conseguir deposiciones de consistencia firme. En este momento, la bebida de arroz seguirá siendo un excelente complemento nutricional para mantener los niveles de hidratación adecuados asegurando una flora intestinal rica y saludable.

La bebida de arroz es perfecta para combinar con el café, cocinar o hidratarse después de un esfuerzo físico

No se debe olvidar que la mejor prevención para evitar la gastroenteritis es enjabonarse las manos frecuentemente, lavar meticulosamente los alimentos crudos, cocer bien los alimentos de origen animal o vegetal y conservar en frío los alimentos cocidos que no se vayan a tomar de inmediato.

Las bebidas de arroz que ofrecen Liquats Vegetals, tanto con la marca Monsoy (ecológica) como YOSOY (convencional), únicamente contienen agua, arroz, aceite de girasol y sal marina, están elaboradas con agua del Montseny, no contienen ningún alérgeno y tienen un punto dulce, que además de ser ideales para este tipo de dolencias, son perfectas para combinar con el café, cocinar o hidratarse después de un esfuerzo físico.

Montserrat Rius, dietista para Liquats Vegetals, S.A, abril 2015