¿Qué almuerzo? 

Refuerzo otoñal de risotto de sarraceno con deliciosos níscalos, crujiente de especias y protección extra de calabaza.

Yo creo que, a estas alturas, casi todos vosotros ya conocéis el trigo sarraceno o alforfón; un grano pequeño, de curiosa forma triangular y con una textura un tanto blandita que lo hace ideal para germinar en casa e incorporar a un muesli crujiente o también para hacer harina casera para pan sin gluten o para deliciosas creps bretonas. Además de su versatilidad, gracias a su textura una vez cocido, es un grano que ayuda a regular muy bien la glucosa y sirve de alimento para la flora intestinal, lo que nos viene de perlas para reforzar las defensas este otoño. Como ya sabéis, no contiene gluten, pero que si queréis aseguraros que no haya contaminación cruzada, debéis comprarlo con sello de certificación y en sitios de confianza como Smartfooding.

EBOOK GRATIS:
"21 Alimentos claves para una vida healthy"

Disfruta cada semana de nuestras NEWS

ESPECIAL OTOÑO
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD