gastrointeritisLas temperaturas elevadas, los cambios en la alimentación, las aguas contaminadas, etc. pueden ser algunos de los factores que desencadenen ese malestar que hace que las vacaciones se echen a perder. Para que esto no ocurra, os propongo unas pautas sencillas de prevención para ir con la familia a cualquier lugar sin que haya problemas intestinales y algunos remedios naturales en caso de que acabéis con gastroenteritis.

Hay diferentes focos de gastroenteritis

Podemos tener una intoxicación alimentaria, causada por la bacteria Salmonella. En este caso, tenemos que ir especialmente con cuidado con los alimentos como el pollo y otras carnes y el huevo crudo (mayonesas, por ejemplo). La gastroenteritis causada por E. Coli es la típica que se coge cuando se viaja a otros países y se come fruta y verdura. En este caso, para evitarla, hay que lavar muy bien la fruta y la verdura y pelarla. También tenemos otro tipo de gastroenteritis, causada por el parásito Giardia. En este caso, hay que vigilar las aguas contaminadas de piscinas, lagos y ríos. Y por último, las gastroenteritis víricas, que tienen lugar a lo largo de todo el año.

¿Cómo podemos prevenir las gastroenteritis?

Antes que nada, tenemos que preparar muy bien el “terreno”, es decir, fortalecer el organismo y conseguir un buen sistema intestinal, fuerte y eficiente. Por tanto, una buena manera de hacerlo es prestar atención a lo que comemos antes de ir de vacaciones: consumir alimentos enteros como cereal integral, verduras de raíz, verduras de hoja, proteína vegetal y, si se come proteína animal, dar prioridad al pescado o al pollo ecológico. Y es muy interesante aportar a cada comida una cucharada sopera de pickles, verdura fermentada, como el típico chucrut, porque tiene una gran cantidad de probióticos del género Lactobacillus que fortalece el sistema intestinal. También será interesante tomar de vez en cuando sopas de miso, porque ayudan a alcalinizar el pH de la sangre y además son ricas en enzimas y fermentos que ayudan a equilibrar la flora intestinal.

Complementar la dieta con “amigos”: pre y probióticos

Una buena medida, aparte de seguir una buena alimentación que incluya los alimentos mencionados anteriormente, es tomar −unas semanas antes de viajar y durante el viaje− un preparado de probióticos y prebióticos. Los prebióticos son el alimento de la flora intestinal, son ingredientes alimentarios no digeribles o de baja digestión, que benefician el organismo y favorecen la proliferación de bacterias amigas en el intestino. Suelen ser los fructooligosacáridos (FOS), un tipo de fibra soluble que normalmente se extrae de alimentos como la achicoria, las alcachofas, la cebolla, el ajo, el espárrago, los cereales… Además, los probióticos (palabra que proviene del griego y significa ‘a favor de la vida’) son microorganismos vivos que, en cierta cantidad, proporcionan efectos beneficiosos para el organismo. Son los encargados de mantener una flora fermentativa y de inhibir el crecimiento de microorganismos patógenos. Nuestra salud, depende, en gran medida, de la presencia de estas bacterias beneficiosas. Las especies más utilizadas en complementación son los Lactobacillus y Bifidobacterium.

En el caso de tener gastroenteritis

Cuando ya tenemos gastroenteritis, lo primero que tenemos que hacer es rehidratar el cuerpo. La mejor manera de hacerlo es aportándole agua de mar isotónica en dosis pequeñas a lo largo del día. De esta manera, ayudaremos a reponer los minerales perdidos más rápidamente y también de manera más fácil. Hay que añadir un preparado de pro y prebióticos para ayudar a normalizar cuanto antes la función del tracto intestinal. Y en cuanto a la alimentación, tal como nos cuentan Olga Cuevas y Lucía Redondo en el libro Tratamientos naturales al alcance de todos hay diferentes remedios naturales en caso de diarrea, como son, por ejemplo:

  • Kudzu con umeboshi: disolver 1 cucharada de postre de kudzu en una tacita con agua fría, hervir y remover hasta que se vuelva transparente (unos 3 minutos). Luego, apagar el fuego y añadir media cucharadita de postre de pasta de umeboshi. Tomar caliente.
  • Agua de arroz: hervir 2 litros de agua en un cazo y añadir 3 cucharadas de arroz blanco y un trozo de alga kombu (opcional). Dejar hervir una hora, filtrar y beber el líquido.

Para reponer los líquidos y electrolitos perdidos, si no tenemos agua de mar isotónica, podemos tomar un litro de agua donde habremos añadido el zumo de un limón, una pizca de sal, media cucharadita de postre de bicarbonato y 2 cucharadas de postre de azúcar integral o melaza de cereal.

Como bebida para estos días recomiendan el té de tres años muy cocinado con una tira de alga kombu. Esta bebida ayuda a desinflamar los intestinos y mejorar la diarrea.

Jordina Casademunt

Nutricionista

Jordina Casademunt

Ahora puedes pedir cita con
Jordina Casademunt en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico