Se considera estreñimiento una reducción del número de evacuaciones menores que el habitual, que puede ser agudo, unos días hasta una semana, o crónico, donde un ritmo de deposición lento (menos de tres deposiciones a la semana) se mantiene en el tiempo. El estreñimiento lo provoca un déficit de flora simbiótica, una flora intestinal dañada o una baja actividad del estómago y del intestino. En general una retención de demasiadas horas de la materia fecal en el intestino indica un estreñimiento latente.

Es frecuente un déficit de serotonina y va a menudo acompañado a depresión, cansancio y apatía.

Puede acompañarse de un déficit del sistema inmunológico con tendencia a la inmunodepresión.

A nivel emocional, hay un estado depresivo o un estado de exceso de control, un bloqueo, un estado de estrés o de ansiedad.

Causas principales

  • Falta de ejercicio físico
  • Dieta restrictiva para pérdida de peso, falta de agua, alimentos frescos y de fibra en la dieta
  • Problemas hormonales
  • Efecto rebote de laxantes
  • Disbiósis intestinal con falta de flora simbiótica
  • Fármacos como anti-conceptivos, analgésicos, híper-tiroideos, antihistamínicos
  • Suplementación de hierro

Tratamiento

  • Dieta rica en fibra para facilita el transito
  • Prebióticos y próbioticos para mejorar la microbióta intestinal