El curioso efecto del café

Mucha gente está enganchada al café o a la combinación de café y leche para poder ir de vientre. Es verdad que el café incrementa el peristaltismo intestinal, pero también tiene muchos efectos negativos a largo plazo para la salud intestinal: irrita las paredes intestinales, sobrecarga el hígado… En definitiva, no es la mejor solución para combatir el estreñimiento. A la larga nos puede dar más problemas.

Hace unas semanas hablábamos del estreñimiento en términos generales, del papel que juega la alimentación rica en fibra y de la importancia de tener una flora fermentativa. Pero también hay otros factores que debemos tener presentes para mejorar la función intestinal, como es la práctica de ejercicio físico y la respiración consciente. Por otra parte, encontramos otro punto de vista, el de la medicina oriental, que distingue dos tipos de estreñimiento, dos desequilibrios del cuerpo diferentes que deben abordarse también de manera diferente.

El estreñimiento visto desde la medicina oriental

El estreñimiento puede ser causado por dos desequilibrios en el cuerpo. Podemos tener un estreñimiento por exceso o por defecto. El primero es el más frecuente y es el resultado de un hígado cargado o con exceso de calor o estancamiento. El calor del hígado seca los fluidos del cuerpo y las heces se vuelven secas y duras, por lo que dificultan la evacuación. Los signos de calor que afectan los intestinos incluyen lengua seca y roja con una capa amarillenta. El estancamiento de hígado inhibe el correcto flujo de la energía o qi y reduce el peristaltismo intestinal. Cuando se produce estancamiento podemos observar que el color de la lengua varía y pasa del rosa pálido normal al rojo oscuro con tonalidades púrpuras o azul verdosas.

Para normalizar estos casos se recomienda restringir el consumo de carnes, grasas y alimentos muy grasos y muy condimentados, y para favorecer un buen peristaltismo, Paul Pitchford, autor de varios libros sobre nutrición y salud natural, recomienda el consumo de ciertos laxantes amargos como el diente de león, la raíz de ruibarbo o la cáscara sagrada −muy laxante e irritante, no se debe abusar− combinados con plantas que protejan las paredes intestinales, como es el caso de la raíz de regaliz. Una fórmula típica puede ser la decocción de hierbas amargas como cáscara sagrada, semilla de lino y raíz de regaliz, de la que se deben tomar tres tazas al día hasta que el problema haya mejorado. No conviene tomar laxantes de forma indefinida. Además, también es aconsejable consumir alimentos y complementos que favorezcan una buena flora intestinal, como los probióticos y los prebióticos.

El segundo estreñimiento es de tipo deficiente, causado por una falta de fluidos yin o de sangre en el cuerpo. Cuando el cuerpo sufre una carencia de estos líquidos, también puede ocasionar problemas de estreñimiento. Tomar líquidos ayudará, pero no es suficiente. En estos casos, la persona mejora muchísimo si se habitúa a masticar a conciencia hasta hacer agua todos los alimentos que consume. El hecho de realizar una buena masticación fortalece el bazo y el páncreas y favorece una buena fabricación de enzimas pancreáticas en los intestinos que facilitan la digestión y, por tanto, aumentan los nutrientes disponibles para la reconstrucción y enriquecimiento de la sangre. Este tipo de estreñimiento es más difícil de tratar que el primero porque se necesita un proceso de reconstrucción más largo de los fluidos de la sangre. Los signos de deficiencia de sangre y de yin son: lengua rojiza pálida, cara y labios pálidos, con escasa capa en la lengua o sin capa y cuerpo delgado. Es más habitual en las mujeres. Las recomendaciones que hace Paul Pichford en su libro Sanando con alimentos integrales para aumentar los fluidos yin son: consumir mijo, arroz, algas marinas y azuki. En este caso, no se recomienda la utilización de plantas amargas, porque pueden debilitar aún más a estas personas, pero, en cambio, pueden ir bien las hierbas o semillas mucilaginosas como las semillas de lino, la hierba pucera o el fenogreco. Se recomienda mezclar las tres semillas, dejarlas en remojo durante toda la noche y tomar dos cucharadas soperas una o dos veces al día. Otra buena alternativa es complementar la dieta con Chlorella, un alga muy rica en clorofila, que ayuda a desintoxicar el organismo, así como en minerales, como el hierro, que favorece una buena calidad de la sangre.

barriga

Alimentos recomendados en caso de estreñimiento

  • Pan con levadura madre o pan germinado.
  • Cereal integral entero. Mucho mejor que el salvado. Siempre tendrá mejor efecto tomar el grano entero que el salvado que, consumido durante mucho tiempo, puede desequilibrar algunos minerales del organismo, como el cinc, porque contiene ácido fítico, sustancia que inhibe la absorción de ciertos nutrientes. En cambio, el ácido fítico de los cereales se inhibe cuando los dejamos en remojo, y en el caso del pan de levadura madre se inhibe durante el proceso de fabricación.
  • Alimentos que tonifican la flora intestinal: alimentos fermentados (kéfir, miso, tempeh).

Alimentos que hay que evitar en cualquier tipo de estreñimiento

  • Todos los productos de panadería elaborados con levadura comercial
  • Alimentos refinados (azúcar blanco, arroz blanco, harina blanca, bollería)
  • Alcohol
  • Bebidas azucaradas

Jordina Casademunt

Nutricionista

Jordina Casademunt

Ahora puedes pedir cita con
Jordina Casademunt en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico