El verano es la época del año en la que más nos sociabilizamos. Los días más largos, el buen clima y más tiempo libre hacen que sea el momento perfecto para disfrutar de una cena o fiesta con amigos. Y es que hay algo especial en hacerlo en verano, en sacar todo fuera de casa –a la terraza o al jardín– y disfrutar de la brisa de la noche, de las estrellas y la buena compañía.

El ABC de las cenas saludables de verano con amigos

El truco es crear un menú espectacular que podamos preparar incluso días antes para que, así, cuando los invitados lleguen, podamos atenderlos. Personalmente me encanta organizar cenas, reuniones y eventos que giren alrededor de la comida, y sinceramente lo que más disfruto, casi casi es la preparación. Tomar tiempo durante unos días para organizarlo y preparar la comida con amor crea una cierta magia para la fiesta. Hay una alquimia que ocurre cuando la devoción y la intención se ponen en la comida.

De todas formas, igualmente podemos ser anfitriones de una cena espectacular sin tener que pasar horas y horas preparando o cocinando. Muchas veces, las cenas semiimprovisadas son las que más disfrutamos, pues tienen el factor sorpresa.

Es cierto que, con poco tiempo, es fácil recurrir a opciones no muy saludables, pero crear un menú delicioso y saludable es mucho más fácil y sencillo de lo que parece. Para preparar una velada de verano saludable con amigos solo hay que prestar atención a unos puntos clave.

La comida

Preparad aperitivos sencillos pero deliciosos, como un par de recetas que se puedan servir con montones de verduras frescas de temporada, brochetas de fruta, tortilla, chips, frutos secos y un combo de patés, como hummus, guacamole o salsas.

Mis favoritos para un aperitivo saludable son los siguientes:

  • Un gazpacho o una sopa bien fresquitos son una forma excelente de recibir a los invitados y aliviarles el calor a su llegada.
  • Aprovechad la cosecha y servid deliciosa verdura veraniega en una bonita bandeja. Una mezcla de verduras asadas y bastones de hortalizas frescas dan al plato un poco de textura; pensad en los colores del arcoíris y brillaréis. Pimiento, calabacín, pepino, zanahoria, tomates o rabanitos pueden crear un plato espectacular
  • Dips, dips y más dips: hummus de aguacate, pesto de remolacha, tzatziki…
  • Dulces como chocolate negro de calidad, servidos con orejones, pistachos, almendras y unas dulces cerezas. Un bonito surtido que permite a cada invitado elegir lo que más le guste.

Una ensalada deliciosa y refrescante es más que bienvenida en verano. Unas tiras de calabacín marinado, unas verduras asadas con bolitas de mozzarella, ventresca de atún con tomates jugosos o una exquisita ensalada de cuscús con hierbas.

Otra estrella de las cenas de verano son los pasteles de verdura, las quiches o –si os atrevéis– encended la barbacoa: cocinad desde unas deliciosas hamburguesas vegetarianas hasta un solomillo de ternera o unas sardinas; todo es bienvenido sobre las brasas. Sea lo que fuere, pensad en algo que pueda satisfacer a todos para liaros menos tiempo en la cocina.

Para los postres nada mejor que las refrescantes frutas de verano. Hay montones para elegir: sandía, melón, melocotones, albaricoques, cerezas, nectarinas… Preparad un gran bol de macedonia, unas brochetas o fruta bien cortadita y dispuesta en un plato. Un granizado de limón o de sandía y menta sería otra opción estupenda, o un helado casero a base de plátano y mango o plátano y cacao o coco y matcha. Si estáis pensando en algo más indulgente, una tarta de coco y limón, una galette de almendras y ciruelas son opciones excelentes.

En el curso online “Cenas de verano fáciles y sanas” encontrarás muchas más recomendaciones y recetas deliciosas!

Gazpacho de lima y coco

Las bebidas

Agua con gas con unas rodajas de lima o limón, te helado, kombucha, agua fresca con láminas de fruta y hierbas frescas, por ejemplo.

Preparad un móctel –un cóctel sin alcohol– mezclando agua con gas y zumo de sandía, o zumo de piña y leche de coco para una piña colada sin.

Si optáis por servir alcohol, id a lo sencillo: un burbujeante vino rosado, un suave vino tinto o en una gran jarra mezcla agua con gas y vino blanco con unas rodajas de limón o naranja.

El ambiente

Además de la comida, la decoración del espacio es esencial. Las vibraciones y la energía de la noche dependerán en gran medida del ambiente. La música y la luz deben encajar con el clima o deben fijar el tono de la fiesta, divertido, relajado, romántico… Vosotros elegís.

Regalos

Si tenéis tiempo de sobras o queréis que vuestros amigos os ayuden a ‘recoger’, pedidles que traigan fiambreras para que se vuelvan a casa con un extra de comida. A ellos les encantará y vosotros tendréis menos lío a la hora de recoger y además estaréis tranquilos sabiendo que se han ido a casa con snacks saludables.

A mí y al resto del equipo de Soycomocomo nos gustaría que nos contases cómo organizáis vuestras fiestas de verano, barbacoas… Seguro que tenéis montones de consejos e historias que podéis compartir con todos nosotros.

María Llamas
María Llamas

Coach nutricional y de salud integrativa y Chef profesional. Licenciada en ADE, Artes Culinarias y estudiante de dietética. Divulgadora de cocina y vida saludable.

  @healthyforkful   @healthyforkful