Crema fría de zanahoria, cúrcuma y jengibre

Una propuesta fresca y rica en betacarotenos, ideal para proteger la piel durante los meses de calor.

Crema fría de zanahoria

Cuando llega el calor y nos bronceamos, sabemos que debemos cuidar la piel por fuera, pero no debemos olvidar que también la tenemos que cuidar por dentro. Por ello, incluir alimentos ricos en betacarotenos, como la zanahoria, es ideal para proteger la piel de las agresiones del sol.

Los betacarotenos son un tipo de pigmentos naturales que nos ayudan a proteger la piel del envejecimiento prematuro, ya que frenan la degeneración y protegen el colágeno de las agresiones externas como el sol. Además, son precursores de la vitamina A, necesaria para la proliferación celular, el mantenimiento de las mucosas, la piel y la visión y el funcionamiento normal del sistema inmune.

Una manera fácil y rápida de incluir una buena cantidad de estos pigmentos en la alimentación es preparando una crema como la que te mostramos hoy, elaborada con un caldo funcional de zanahoria ecológico que potenciará el sabor y los beneficios. Además, le hemos añadido un toque de jengibre y cúrcuma para darle un toque fresco y especiado.

Ingredientes

  • 1 L de caldo natural de zanahoria ecológica
  • 280 g de zanahoria
  • 100 g de manzana
  • 150 g de anacardos crudos
  • Un trozo (de unos 3-5 cm) de jengibre
  • 1 ½ cp de cúrcuma en polvo
  • 1 cp de sal marina

Elaboración

  1. Pelar la zanahoria y cortar a rodajas pequeñas.
  2. Pelar la manzana y cortar a trozos.
  3. Colocar la zanahoria y la manzana en un procesador de alimentos o batidora con 250 ml del caldo natural de zanahoria y triturar hasta conseguir un puré homogéneo.
  4. Añadir los anacardos, el trozo de jengibre pelado, la cúrcuma, la sal y el resto de caldo de zanahoria.
  5. Batir 1-2 minutos hasta conseguir una textura homogénea.
  6. Servir la crema con unas tiras de zanahoria (se pueden hacer con el pelador de patatas) y semillas al gusto.

 

Vichyssoise prebiótica de alcachofa

Una versión mucho más saludable y nutritiva para aprovechar todos los beneficios de la patata fría y la alcachofa.

La vichyssoise es una sopa de origen francés preparada a base de puerro, cebolla, patata, nata y leche que suele servirse fría durante los meses de calor. Hoy, sin embargo, os presentamos una versión mucho más ligera y saludable a la que hemos querido dar dos plus nutricionales para que sea una crema mucho más beneficiosa para la salud.

Por un lado, utilizaremos el caldo natural de alcachofa ecológico de Aneto para que sea mucho más sabrosa y para aportar un extra de minerales en el organismo. Es un caldo preparado con alcachofas, espárragos verdes, cebolla, hinojo, apio, jengibre, menta y aceite de oliva virgen, ideal para hidratar el organismo y complementar dietas hipocalóricas.

La alcachofa es una hortaliza rica en fibra, vitaminas (C, K y del grupo B) y minerales como el magnesio, fósforo, potasio y hierro. Además, también aporta flavonoides y una gran cantidad de ácidos orgánicos. Es muy diurética, propiedad muy útil en dietas para adelgazar, y favorece la función biliar, ya que protege el hígado y ayuda a que se recupere de enfermedades hepáticas. Además, la alcachofa también muy bien para disminuir los niveles de colesterol y azúcar en sangre y disminuir la presión arterial.

Por otra parte, también añadiremos patata prebiótica. Es decir, una vez cocida, la dejaremos enfriar 24 horas en la nevera para aprovechar los beneficios del almidón retrógrado, que beneficia la microbiota intestinal y ayuda a regular la absorción intestinal de glucosa.

Ingredientes

  • 1 L de caldo natural de alcachofa ecológico de Aneto
  • 6 puerros medios
  • 5 patatas medianas
  • Sal marina
  • Aceite de oliva virgen extra

Para decorar:

  • 1 alcachofa
  • Virutas de jamón ibérico

Elaboración

  1. El día anterior, pelar y hervir las patatas durante 10-12 minutos hasta que estén cocidas. Colar y dejar enfriar. Una vez estén a temperatura ambiente guardar en la nevera en un recipiente de cristal.
  2. Al día siguiente, limpiar y cortar los puerros en rodajas.
  3. Calentar una olla con aceite de oliva virgen extra y saltear el puerro con una cucharadita de sal marina durante 10 minutos.
  4. Colocar el puerro en el vaso de una batidora y añadir las patatas enfriadas, el caldo de alcachofas Aneto y una pizca de sal.
  5. Triturar hasta obtener una crema fina y homogénea. Rectificar añadiendo un poco más de caldo si se desea menos espeso.
  6. Se puede tomar tal cual o se puede dejar enfriar unos 20-30 minutos en la nevera.

Para decorar la vichyssoise:

  1. Precalentar el horno a 180 ºC.
  2. Pelar la alcachofa: cortar el tronco y la punta, y quitar las hojas exteriores hasta llegar al corazón. Partir el corazón por la mitad y laminar muy fino.
  3. Colocar las láminas sobre una bandeja cubierta con papel de horno y añadir un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. Cocer en el horno unos 8-10 minutos.
  4. Secar las alcachofas con papel de cocina para absorber el exceso de aceite.
  5. Servir la crema con chips de alcachofas y virutas de jamón ibérico.

* Para una opción vegana o vegetariana, se puede sustituir el jamón ibérico para semillas de calabaza.

Gina Estapé
Dietista, creadora del blog myhealthybitesblog.com y graduada en publicidad y relaciones públicas

Gina Estapé

Ahora puedes pedir cita con
Gina Estapé en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico