Nos acercamos a la época de resfriados: la enfermedad más común que afecta al ser humano y que puede sufrir toda la población, desde niños pequeños hasta ancianos. Los resfriados provocan síntomas molestos no graves, aunque pueden llevar a complicaciones más graves como la bronquitis, la sinusitis o la faringoamigdalitis, entre otras.

¿Cómo tratamos los resfriados?

A día de hoy, no contamos con una terapia antiviral específica ni con una vacuna eficaz para tratar esta patología. Por ello, lo más habitual es recurrir a analgésicos, antihistamínicos y descongestionantes para intentar aliviar los síntomas. Así que tratar los resfriados procurando llevar las medidas higiénicas y dietéticas necesarias y manteniendo fuerte el sistema inmune sería lo más adecuado.

Tratar los resfriados con plantas

Existen una serie de plantas que pueden ayudar a mejorar la respuesta del sistema inmune y se han mostrado eficaces para tratar y prevenir las gripes y resfriados. Comúnmente, cuando pensamos en plantas “curativas” y que nos puedan ayudar en este aspecto, la primera que nos viene a la mente es la equinácea, pero ¿es la única alternativa?

La equinácea es una planta maravillosa, sin embargo, no debemos despreciar otras igual de poderosas que han demostrado su eficacia clínica a la hora de disminuir la incidencia de los resfriados, su aparición y el alivio de sus síntomas.

Andrographis y eleuterococo

El Andrographis es una planta herbácea que crece en la India y Sri Lanka y es muy utilizada en la tradición ayurveda debido a sus propiedades. Contribuye a la resistencia general del organismo, es útil para tratar infecciones del tracto respiratorio, aumenta su resistencia fisiológica en caso de condiciones ambientales severas, es antiinflamatorio, inmunoestimulante, antialérgico, antimicrobiano y suaviza problemas respiratorios, como la tos o el malestar de garganta de manera natural.

Por el otro lado, el eleuterococo, más conocido como ginseng siberiano, es una planta adaptógena que crece en las montañas del noreste asiático y es muy apreciada en la medicina tradicional de Siberia. Apoya capacidades físicas en caso de agotamiento o cansancio ya que favorece la función mental, mejora las defensas del organismo, actúa como antioxidante, protege contra el estrés y proporciona un alivio a la garganta y al tracto respiratorio superior.

​​​​¿Y si las combinamos?

A veces las sinergias pueden dar resultados aún más prometedores que los que daría una planta por si sola.

En este caso concreto y tras diversos estudios, se observó que la suma de estas dos plantas tenía un potencial tremendo, ya que lograba disminuir de forma significativa los síntomas del resfriado y reducía también muy eficazmente su incidencia. Esta combinación se conoce como Kan Jang Plus.

Por si fuera poco, su unión ha demostrado ser aún más eficaz que la equinácea a la hora de prevenir la aparición del resfriado, reducir sus síntomas y permitir una recuperación más rápida. Incluso se ha visto que es igual de eficaz que algunos antivirales a la hora de recuperarse y reducir los síntomas y complicaciones posteriores.

Actualmente, en el mercado podemos encontrar un complemento alimenticio que contiene esta fórmula exclusiva llamada Kan Jang Plus: el Resiliens®Cold. Lleva un extracto estandarizado de las hojas de Andrographis paniculata y un extracto estandarizado de la raíz de Eleutherococcus senticosus, junto con vitamina C y zinc, que contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmune. Esta fórmula tiene acción sinérgica para reforzar el organismo ante condiciones ambientales severas y apoya el mecanismo natural de defensa, especialmente en el tracto respiratorio superior.

Este invierno, vamos a combatir los resfriados de forma totalmente natural.