Esta ensalada nos ayuda a depurar el hígado y detoxificar el organismo.

Ensalada alcachofa, zanahoria y calabacín

La primavera es la época del año ideal para depurar el cuerpo, eliminar toxinas y limpiar el hígado; así que la receta de este mes de abril está pensada especialmente para la gente que quiere hacer una puesta a punto en este cambio de estación para evitar alergias, cansancio -la famosa “astenia primaveral”– y perder la grasa acumulada durante la época de más frío.

En Soy Como Como hay muchos artículos que explican la importancia de hacer una dieta depurativa, la relación entre el hígado y las emociones como la rabia y la ira, las alergias primaverales y cómo influye el exceso de histamina en todo eso, entre otros. Ahora toca, pues, pasar a la acción y preparar una cena ajustada a estas necesidades y que sea idónea para depurar, eliminar tóxicos y evitar las alergias estacionales.

La ensalada que os propongo lleva unos ingredientes totalmente pensados para conseguir los objetivos que acabo de enumerar y también doy indicaciones para una dieta baja en histamina:

Hojas de remolacha. Las verduras de hoja verde no pueden faltar en una alimentación depurativa, ya que junto a las verduras más amargas ayudan a limpiar el cuerpo, oxigenar la sangre y contienen clorofila. Además, la remolacha y sus hojas son aliadas en una alimentación baja en histamina, ayudan a depurar el hígado, purifican la sangre, hidratan los intestinos y mejoran la circulación. Como para esta receta sólo comemos las hojas, obtenemos todos los beneficios de la remolacha y de comer verduras de hoja verde.

Alcachofa. Es el alimento estrella en dietas de adelgazamiento porque es baja en calorías y es diurética. Además, fortalece el sistema inmunológico, protege el hígado y lo depura, contribuye a la recuperación en casos de enfermedades hepáticas y reduce el nivel de azúcar en la sangre. Una vez las alcachofas estén hervidas, nos podemos tomar el caldo restante.

Chucrut. Aunque no se aconseja comer alimentos fermentados en una dieta baja en histamina y, por tanto, podemos prescindir de él si lo necesitamos, la col fermentada es rica en probióticos y nos ayuda a hacer más buenas digestiones ya tener una biota intestinal saludable. En cualquier alimentación que depure y desintoxique buscamos la máxima facilidad en las digestiones, ya que esto nos ayuda a hacer las funciones de limpieza y a la vez nos permite tener energía, ya que no la gastamos para digerir.

Germinados de ajo negro. Por un lado, tenemos las bondades de los geminados, indispensables en una alimentación depurativa y en primavera si queremos tener energía, y, por otro, las propiedades que buscamos los ajos en esta receta: tienen quercitina, son antihistamínicos y nos ayudan a tener un sistema inmune más saludable, a eliminar bacterias y a depurar la sangre.

Zanahoria. Es un alimento con efecto alcalinizante, ayuda a depurar la sangre, es diurético, estimula la eliminación de residuos, tonifica la zona digestiva, tiene propiedades antiparasitarias y ayuda a los riñones. Mezclada con el limón, tal y como está en esta receta, ayuda a purificar el hígado. Además, ahora que empieza a brillar el sol necesitamos más que nunca alimentar la piel de buenas dosis de betacarotenos provenientes de la zanahoria, por ejemplo. También es bueno comer zanahoria cruda porque, al ser dulce, sacia las ganas de tomar otros alimentos ricos en azúcar, a la vez que tomamos un alimento vivo rico en vitaminas y minerales.

Calabacín. Es un alimento rico en vitamina C, y como lo comemos crudo, no la destruimos. También es un aliado para el sistema inmunológico, gracias a su vitamina B9 (ácido fólico), potasio y magnesio. El calabacín es muy fácil de digerir -aún más si está macerado con limón-, es diurético, tiene efectos prebióticos que favorecen la flora intestinal y mejora el estreñimiento (ideal porque cuando depuramos y eliminamos toxinas las tenemos que expulsar del cuerpo). Se puede comer con piel -si es ecológico- o sin piel.

Semillas de cáñamo. Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 tienen efecto antiinflamatorio; además el cáñamo nos da mucha energía, aporta proteínas de alto valor biológico y hace que nos sintamos saciados sin dificultar la digestión.

Limón. Los cítricos tienen bastante histamina pero a la vez el limón es muy depurativo, tiene efecto alcalino, nos ayuda a eliminar toxinas y tiene una acción beneficiosa sobre el hígado. Podemos cambiar el limón por vinagre de manzana si queremos los efectos desintoxicantes sin añadir cítricos a la dieta.

Alga nori. Favorece la disolución y la eliminación de depósitos de grasa, es muy rica en clorofila, es remineralizante, indicada en casos de astenia, ideal para personas con problemas digestivos y, como todas las algas, contribuye a eliminar metales pesados del organismo como el mercurio.

Ingredientes

  • 4 alcachofas pequeñas
  • 1 zanahoria
  • 1 calabacín pequeño
  • Hojas de un manojo de remolacha
  • Zumo de medio limón
  • Germinados de ajo negro
  • 1 cucharadita de chucrut
  • 1 cucharadita de copos de alga nori
  • 1 cucharadita de semillas de cáñamo

Ingredientes y elaboración ensalada alcachofa, zanahoria y calabacín

Preparación

  1. Poner dos dedos de agua a hervir.
  2. Pelar las alcachofas y cortar en trozos pequeños quitando los “pelos” del corazón. Poner un poco de zumo de limón para que no se pongan negras y hervir 7 minutos con tapa y fuego medio.
  3. Rallar, cortar en juliana o hacer espaguetis de la zanahoria y el calabacín y macerar con zumo de limón. Reservar.
  4. Lavar bien las hojas de la zanahoria, cortar y macerar con un poco de zumo de limón en un plato.
  5. Añadir la zanahoria y el calabacín en el plato de las hojas de la remolacha, colocándolos en el medio.
  6. Poner las alcachofas alrededor del plato.
  7. Agregar en el momento de comer los germinados, el alga nori, el chucrut y las semillas de cáñamo disponiéndolo todo de una forma atractiva a la vista.
  8. Si se desea se puede añadir un poco más de limón, o vinagre de manzana, o un poco de aceite de oliva ecológico -o de lino, sésamo, cáñamo o aguacate- e incluso una cucharada de levadura nutricional.

Núria Roura
Núria Roura

Coach de salud por el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York. Es autora del libro Detox SEN. Acompaña a las personas a hacer cambios de hábitos profundos y progresivos a través de retiros, acompañamiento individual, programas en línea, formación y conferencias. Comparte su camino de sanación para inspirar a vivir y comer sin culpa, ansiedad ni culpabilidad. Defiende una alimentación saludable, energética y nutritiva más allá de las etiquetas. www.nuriaroura.com