He decidido hacer una cena para personas con candidiasis porque cada día hay más personas que sufren este desajuste de salud.

La Candida albicans es un hongo que todos tenemos dentro y que, a veces, se descontrola por culpa de los antibióticos y otros medicamentos, el estrés, el tabaco, el azúcar, los alimentos refinados, las hormonas de la carne, el mercurio de los pescados, el exceso de trigo, el consumo de bebidas alcohólicas como el vino y la cerveza, etcétera, y crece de forma excesiva (mucho más a menudo de lo que podríamos pensar).

La cándida se alimenta de azúcar, hidratos de carbono, cerveza, vinagre y embutidos, libera toxinas al torrente sanguíneo y tiene un efecto devastador en el sistema nervioso y el sistema inmune; afecta al bienestar físico, mental y emocional. Cuando se apodera del cuerpo, pide de forma ansiosa hidratos de carbono (pan, pasta) y dulces, que aún le alimentan más y, así, logra proliferar de tal manera que agota el sistema inmunológico y crea toda una variedad de síntomas, como cansancio, falta de motivación, baja autoestima, dispersión o falta de memoria, entre muchos otros.

Pilares básicos para ayudar a eliminar la cándida con la alimentación

  1. Excluir los alimentos que provocan la proliferación de la cándida y centrarse en los alimentos que la frenan y la van eliminando. (Ver tabla)
  2. Consumir solo alimentos “limpios” y alcalinos. Nada de procesados, refinados, con edulcorantes, conservantes, pesticidas, fungicidas, hormonas o antibióticos.
  3. Lograr la máxima cantidad de alimentos ricos en nutrientes (antioxidantes, vitaminas y minerales).
  4. Seguir una alimentación con menos producto animal para evitar toxinas y depurar más rápidamente.

Alimentos permitidos o no permitidos para la candidiasis. Combate la cándida

Receta par una cena rápida para eliminar cándidas

Teniendo en cuenta toda esta información he preparado una cena muy rápida –me ha llevado diez minutos–, deliciosa, muy nutritiva, alcalinizante y que ayuda a matar y eliminar las cándidas.

Ingredientes:

Preparación:

  • Poner agua abundante a hervir.
  • Quitar la punta de las judías y poner enteras a hervir con sal durante 4 minutos; después pasar por agua fría para cortar la cocción.
  • Cortar el tomate a rodajas y, después, cada rodaja por la mitad.
  • Pelar el pepino (opcional si es ecológico) y cortar a trozos pequeños/medios.
  • Abrir el aguacate por la mitad y reservar una mitad para la salsa. Poner zumo de limón a la otra mitad de aguacate para que no se ponga negra.
  • Colocar todos los ingredientes en el plato.
  • Elaborar la salsa triturando la mitad del aguacate, zumo del resto del limón – yo no lo he puesto todo porque siempre es mejor añadir que pasarse–, el diente de ajo, una cucharada sopera rasa de tahina y sal rosa del Himalaya.
  • Poner la salsa donde más guste del plato.

Lo que hace que esta receta sea tan atractiva a la vista es que juega con los colores y los diferentes “cortes” de las verduras.

Notas:

  • Si sale mucha salsa, se puede guardar para el día siguiente.
  • Si hay poco hambre o se quiere hacer un plato aún más ligero, se puede poner una cuarta parte del aguacate en el plato, y con la otra cuarta parte hacer la salsa y ajustar las proporciones del resto de ingredientes de la salsa.

Ingredientes y elaboración dieta anticandida

Si creéis –o sabéis– que tenéis candidiasis, poneros en manos de un buen especialista que os ayude a hacer una dieta ajustada a vuestras necesidades y que os haga un tratamiento integral y holístico.

Núria Roura
Núria Roura

Coach de salud por el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York. Es autora del libro Detox SEN. Acompaña a las personas a hacer cambios de hábitos profundos y progresivos a través de retiros, acompañamiento individual, programas en línea, formación y conferencias. Comparte su camino de sanación para inspirar a vivir y comer sin culpa, ansiedad ni culpabilidad. Defiende una alimentación saludable, energética y nutritiva más allá de las etiquetas. www.nuriaroura.com

    @nuriarourasen