valloryChef especializada en alimentación natural. Graduada en el Natural Gourmet Institute for Health and Culinary Arts fundada por Anne Marie Colbin, en Manhattan. Desde 1999 imparte cursos de cocina natural y difunde la alimentación saludable. Actualmente da clases en el centro Biospace y en el IFPS Roger de Llúria, en Barcelona. También organiza vacaciones culinarias.

www.montsevallory.com

La receta

Laminado de manzana al horno con crujiente de avena

Para 4 personas

– Una merienda de otoño-invierno perfecta para relajarse.

– La melaza, que sustituye al azúcar, aporta vitaminas y minerales.

– El aceite de coco virgen tiene propiedades antiinflamatorias.

– Las almendras y avellanas aseguran una buena ración de ácidos grasos esenciales, minerales como calcio, magnesio, hierro y vitaminas del grupo B y vitamina E.

laminado_manzana

Foto: Pau Esculies

Ingredientes

  • 1 kg de manzanas peladas y laminadas
  • 1 vaso (250 ml) de zumo de manzana natural, sin azúcar añadido ni fructosa
  • ½ vaso de pasas sin semillas
  • ½ vaso de almendras o avellanas tostadas
  • Un poco de sal marina

Para el crujiente de avena (granola)

  • 2 vasos de copos de avena
  • ¼ de vaso de harina de kamut o de espelta semiintegral
  • ½ vaso de semillas de girasol tostadas
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Una pizca de sal marina
  • 3-4 cucharadas de concentrado de manzana
  • 3-4 cucharadas de aceite virgen de coco

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 170 o 180 ºC y calentar el aceite de coco hasta que sea líquido.
  2. Mezclar en un bol todos los ingredientes sólidos para el crujiente de avena. 3. Añadir los líquidos y remover hasta obtener una consistencia grumosa.
  3. Colocar las manzanas en una bandeja para el horno. Añadir el zumo de manzana y echar unos granitos de sal, las pasas y los frutos secos sobre manzanas.
  4. Cubrir con una capa de granola y hornear tapado o cubierto con papel vegetal, durante 10 minutos o hasta que las manzanas estén cocidas.
  5. Destapar y poner en el horno 10 minutos más o hasta que la granola empiece a tostarse.

Apuntes culinarios

Se pueden sustituir las manzanas por peras o melocotones y las pasas por orejones de albaricoque natural, sin sulfatar, e incorporar otras semillas y frutos secos tostados.

Si el aceite de coco es sólido, se debe calentar previamente para poder untar bien los copos. El aceite de coco da un tono dorado y una textura crujiente al horneado y es más resistente a las altas temperaturas que el resto de aceites vegetales.


Apuntes energéticos

Es una merienda de otoño-invierno o un piscolabis para quien necesite un dulce de calidad para relajarse.


Los apuntes nutricionales de Jordina Casademunt

Ideal para un desayuno o merienda para todas las edades. Una receta dulce sin azúcar refinado. Como endulzante se ha utilizado la melaza, que aporta vitaminas, minerales, y la dulzura propia de las manzanas, si se ha usado concentrado de manzana. El aceite de coco virgen contiene ácido láurico, un ácido graso saturado que se ha visto que tiene muchas propiedades antiinflamatorias. Un postre que no hace bailar los niveles de azúcar en sangre, todo lo contrario, lo mantienen y, por lo tanto, es ideal para las personas que tienen ansiedad por comer dulce. Esta receta, por lo tanto, favorece unos niveles de glucemia constantes. A la vez, las almendras y avellanas nos aseguran una buena ración de ácidos grasos esenciales, minerales como calcio, magnesio, hierro y vitaminas del grupo B y vitamina E.

Núria Coll
Núria Coll

Directora de soycomocomo.es