valloryChef especializada en alimentación natural. Graduada en el Natural Gourmet Institute for Health and Culinary Arts fundada por Anne Marie Colbin, en Manhattan. Desde 1999 imparte cursos de cocina natural y difunde la alimentación saludable. Actualmente da clases en el centro Biospace y en el IFPS Roger de Llúria, en Barcelona. También organiza vacaciones culinarias.

www.montsevallory.com

La receta

Alcachofa rellena de trigo sarraceno

Para 4 personas

-El trigo sarraceno es un cereal muy energizante. Se recomienda especialmente cuando los riñones y el corazón tienen poca energía. Aumenta la fuerza corporal y la vitalidad.

-A diferencia del arroz, es un cereal que no se recomienda tomar muy a menudo, ni se aconseja a las personas que tienen sensación de calor interna, como por ejemplo exceso de sed, presión arterial alta, cara rojiza…

alcachofa

Foto: Pau Esculies

Ingredientes

  • 4 alcachofas
  • ½ limón
  • 1 vaso (250 ml) de grano de trigo sarraceno
  • 2 vasos de agua
  • Pimienta negra recién molida
  • Un pellizco de orégano seco
  • Un pellizco de canela en polvo
  • Perejil trinchado
  • Sal marina fina
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración

El grano de trigo sarraceno

  1. Enjuagar el trigo sarraceno, escurrir bien y tostar en una sartén sin aceite, removiendo constantemente hasta que el grano se haya secado. Retirar del fuego.
  2. Poner 2 vasos de agua en un cazo y, cuando hierva, incorporar el trigo sarraceno tostado, dos pellizcos de sal, el orégano, la canela en polvo y un chorrito de aceite.
  3. Dejar cocer 20 minutos tapado: los primeros 5 a fuego medio y los 15 restantes a fuego suave. El grano debe quedar blando y seco, sin agua al fondo. Retirar el cazo del fuego.

Las alcachofas

  1. Cortar la base de las alcachofas, sacar las hojas más duras y cortar las puntas. Frotar con un trozo de limón y poner en la olla a presión.
  2. Añadir un fondo de agua que cubra un cuarto de las alcachofas, salpimentar, poner un trozo de limón para evitar que se vuelvan negras y dejar cocer 10 minutos a baja presión.

La presentación

  1. Con una cucharilla redonda –de las que se utilizan para hacer bolitas– vaciar el interior de las alcachofas y rellenar de trigo sarraceno, tal como se ve en la foto.
  2. Esparcir un poco de perejil por encima y aliñar con aceite.

Apuntes culinarios

 

Esta es una receta de cocción base del trigo sarraceno que admite múltiples variantes. Se puede mezclar el trigo sarraceno con cualquier verdura cortada pequeña y salteada, especialmente las dulces como cebolla, zanahoria, calabaza… Se puede enriquecer el plato con piñones o avellanas, lentejas cocidas, salmón fumado ecológico…

Se deben elegir las alcachofas más fuertes, bien apiñadas. Con los tronchos se puede preparar un depurativo hepático: pelar los tronchos y poner en una olla con agua. Hervir 20 minutos, colar y beber el caldo amargo.

Apuntes energéticos

 

El trigo sarraceno es un grano calorífico, reforzante y nutritivo, idóneo para el otoño y el invierno. Cuando se tuesta, se vuelve más alcalinizante y calienta más. Durante las estaciones menos frías, mejor no tostarlo mucho o nada. No es recomendable para las personas que tienen signos de calor (cara y lengua muy roja, mucha sed, fiebre alta…).

Los apuntes nutricionales de Jordina Casademunt

 

La combinación de la alcachofa con el trigo sarraceno hace de este plato una excelente alternativa para ayudar a depurar el organismo. Es ideal para las personas que notan que necesitan una depuración y que tienden a tener problemas de circulación, ya que el trigo sarraceno es un grano muy rico en rutina, un bioflavonoide que tiene una importante acción reforzadora en los capilares y venas y que favorece la circulación de las extremidades. También se ha visto que ayuda a limpiar el intestino de las toxinas acumuladas. Destaca porque es un alimento sin gluten, ideal para los celíacos, y también porque contiene bastante hierro y vitaminas del grupo B. La alcachofa, por su parte, ayuda a depurar el hígado.

Núria Coll
Núria Coll

Directora de soycomocomo.es