Calabacín relleno de cuscús al curry

Vitaminas, minerales, sabores intensos... un plato perfecto para refrescarnos y probar ingredientes tan saludables com el calabacín y el cuscús de espelta.

Inicio  ›  Receta de Montse Vallory 24 de abril 2014 | Actualizado el 2 de julio 2019 por

valloryChef especializada en alimentación natural. Graduada en el Natural Gourmet Institute for Health and Culinary Arts fundada por Anne Marie Colbin, en Manhattan. Desde 1999 imparte cursos de cocina natural y difunde la alimentación saludable. Actualmente da clases en el centro Biospace y en el IFPS Roger de Llúria, en Barcelona. También organiza vacaciones culinarias.

www.montsevallory.com

Receta de calabacín de cuscús al curry

Para 4-6 personas

Un plato ligeramente refrescante que proporciona vitaminas y minerales.

  • El curry es una especia picante que enfría interiormente el cuerpo y dispersa la energía.
  • El calabacín tiene vitamina C, flavonoides, ácido fólico y minerales y tiene propiedades diuréticas.
  • La pimienta negra estimula la secreción gástrica y facilita la digestión
Calabacín relleno de cuscús y curry

Calabacín relleno de cuscús y curry

Ingredientes:

  • 6-8 calabacines de unos 20 cm
  • 1 vaso (250 ml) de cuscús de espelta
  • 1 vaso y ¼ de agua
  • 2 cebollas cortadas a dados pequeños
  • ½ cucharadita de curry suave
  • ½ cucharadita de cúrcuma y un toque de pimienta negra
  • ½ vaso de pasas de Corinto lavadas
  • 2 zanahorias ralladas finas
  • Almendras o nueces tostadas y troceadas
  • Perejil fresco o cebollino picado
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra o de sésamo
  • 2-3 cucharadas de salsa de soja

Elaboración:

  1. Saltear la cebolla en una cazuela con aceite de aceituna y un poco de sal hasta que se empiece a dorar.
  2. Incorporar el cuscús y las pasas y, sin parar de remover, tostar ligeramente.
  3. Añadir un poco de aceite en medio de la cazuela y espolvorear el curry, la cúrcuma y la pimienta. Remover unos 9 segundos.
  4. Verter la medida de agua hirviendo con un par de pellizcos de sal. Tapar bien, apagar el fuego y dejar reposar 10 minutos para que se hinche.
  5. Una vez reposado, peinar el cuscús con un tenedor y añadir la zanahoria rallada, los frutos secos y las hierbas picadas.
  6. Batir el aceite con la salsa de soja, aliñar el cuscús y remover.
  7. Partir los calabacines por la mitad a lo largo, salar y cocer al vapor con la parte del corte hacia abajo. Deben quedar al dente, no muy blandos, de 5 a 7 minutos, como mucho.
  8. Sacar la pulpa con una cucharilla y llenar de cuscús.

Apuntes culinarios

Para que el cuscús quede bien, conviene removerlo enseguida y pasarlo a una bandeja.

El calabacín contiene mucha agua y continúa cociendo una vez fuera del fuego. Hay que sacarlo de la olla de vapor cuando aún esté un poco crudo, al dente, para poderlo vaciar sin que se rompa y aguante bien el relleno.

Apuntes energéticos

El curry es una especia picante que enfría interiormente el cuerpo y dispersa la energía. Después de comer se produce un reacción de calor corporal que no es nada más que un envío de calor interno hacia fuera.

Los que no necesitan enfriarse por dentro pueden sustituir el curry por la cúrcuma, que tiene un efecto más moderado en la temperatura corporal, pero un gran poder antiinflamatorio, especialmente cuando se combina con pimienta negra recién molida.

Los apuntes nutricionales de Jordina Casademunt

La espelta es una variedad de trigo muy antigua y, aunque aún es poco conocida y ha estado a punto de desaparecer, tiene muchas más propiedades nutricionales que el trigo convencional. Como no ha sufrido tantas variaciones ni manipulaciones como el trigo común, la asimilación de sus nutrientes es mejor y provoca menos alergias.

Por lo tanto, la salud de las personas que no son celíacas pero que tienen cierta intolerancia al trigo se verá beneficiada si toman espelta en lugar de trigo. Ahora bien, como contiene gluten, los celíacos no pueden tomar. Este plato nos ofrece la posibilidad de descubrir la espelta en forma de cuscús, pero también hay en forma de pan, de galletas o de pasta.

El calabacín contiene cantidades significativas de vitamina C, flavonoides, ácido fólico y minerales como el potasio, el hierro o el cinc. Es fácil de digerir y tiene propiedades diuréticas.

En cuanto a las especies, la cúrcuma presenta un principio activo, la curcumina, que le confiere propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. También se le han atribuido propiedades anticancerígenas. Por lo que respecta a la pimienta negra, su sabor ligeramente picante estimula de forma natural la secreción gástrica y facilita la digestión.

PUBLICIDAD

portada  —  arriba

portada  —  arriba

Calabacín relleno de cuscús al curry

Vitaminas, minerales, sabores intensos... un plato perfecto para refrescarnos y probar ingredientes tan saludables com el calabacín y el cuscús de espelta.

Inicio  ›  Receta de Montse Vallory 24 de abril 2014 | Actualizado el 2 de julio 2019 por

valloryChef especializada en alimentación natural. Graduada en el Natural Gourmet Institute for Health and Culinary Arts fundada por Anne Marie Colbin, en Manhattan. Desde 1999 imparte cursos de cocina natural y difunde la alimentación saludable. Actualmente da clases en el centro Biospace y en el IFPS Roger de Llúria, en Barcelona. También organiza vacaciones culinarias.

www.montsevallory.com

Receta de calabacín de cuscús al curry

Para 4-6 personas

Un plato ligeramente refrescante que proporciona vitaminas y minerales.

  • El curry es una especia picante que enfría interiormente el cuerpo y dispersa la energía.
  • El calabacín tiene vitamina C, flavonoides, ácido fólico y minerales y tiene propiedades diuréticas.
  • La pimienta negra estimula la secreción gástrica y facilita la digestión
Calabacín relleno de cuscús y curry

Calabacín relleno de cuscús y curry

Ingredientes:

  • 6-8 calabacines de unos 20 cm
  • 1 vaso (250 ml) de cuscús de espelta
  • 1 vaso y ¼ de agua
  • 2 cebollas cortadas a dados pequeños
  • ½ cucharadita de curry suave
  • ½ cucharadita de cúrcuma y un toque de pimienta negra
  • ½ vaso de pasas de Corinto lavadas
  • 2 zanahorias ralladas finas
  • Almendras o nueces tostadas y troceadas
  • Perejil fresco o cebollino picado
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra o de sésamo
  • 2-3 cucharadas de salsa de soja

Elaboración:

  1. Saltear la cebolla en una cazuela con aceite de aceituna y un poco de sal hasta que se empiece a dorar.
  2. Incorporar el cuscús y las pasas y, sin parar de remover, tostar ligeramente.
  3. Añadir un poco de aceite en medio de la cazuela y espolvorear el curry, la cúrcuma y la pimienta. Remover unos 9 segundos.
  4. Verter la medida de agua hirviendo con un par de pellizcos de sal. Tapar bien, apagar el fuego y dejar reposar 10 minutos para que se hinche.
  5. Una vez reposado, peinar el cuscús con un tenedor y añadir la zanahoria rallada, los frutos secos y las hierbas picadas.
  6. Batir el aceite con la salsa de soja, aliñar el cuscús y remover.
  7. Partir los calabacines por la mitad a lo largo, salar y cocer al vapor con la parte del corte hacia abajo. Deben quedar al dente, no muy blandos, de 5 a 7 minutos, como mucho.
  8. Sacar la pulpa con una cucharilla y llenar de cuscús.

Apuntes culinarios

Para que el cuscús quede bien, conviene removerlo enseguida y pasarlo a una bandeja.

El calabacín contiene mucha agua y continúa cociendo una vez fuera del fuego. Hay que sacarlo de la olla de vapor cuando aún esté un poco crudo, al dente, para poderlo vaciar sin que se rompa y aguante bien el relleno.

Apuntes energéticos

El curry es una especia picante que enfría interiormente el cuerpo y dispersa la energía. Después de comer se produce un reacción de calor corporal que no es nada más que un envío de calor interno hacia fuera.

Los que no necesitan enfriarse por dentro pueden sustituir el curry por la cúrcuma, que tiene un efecto más moderado en la temperatura corporal, pero un gran poder antiinflamatorio, especialmente cuando se combina con pimienta negra recién molida.

Los apuntes nutricionales de Jordina Casademunt

La espelta es una variedad de trigo muy antigua y, aunque aún es poco conocida y ha estado a punto de desaparecer, tiene muchas más propiedades nutricionales que el trigo convencional. Como no ha sufrido tantas variaciones ni manipulaciones como el trigo común, la asimilación de sus nutrientes es mejor y provoca menos alergias.

Por lo tanto, la salud de las personas que no son celíacas pero que tienen cierta intolerancia al trigo se verá beneficiada si toman espelta en lugar de trigo. Ahora bien, como contiene gluten, los celíacos no pueden tomar. Este plato nos ofrece la posibilidad de descubrir la espelta en forma de cuscús, pero también hay en forma de pan, de galletas o de pasta.

El calabacín contiene cantidades significativas de vitamina C, flavonoides, ácido fólico y minerales como el potasio, el hierro o el cinc. Es fácil de digerir y tiene propiedades diuréticas.

En cuanto a las especies, la cúrcuma presenta un principio activo, la curcumina, que le confiere propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. También se le han atribuido propiedades anticancerígenas. Por lo que respecta a la pimienta negra, su sabor ligeramente picante estimula de forma natural la secreción gástrica y facilita la digestión.

Núria Coll
Núria Coll

Directora Soycomocomo.es, la Consulta nutricional de Soycomocomo.
Creadora del Cómo Como Festival

  @nurcoll   @nuriacoll
PUBLICIDAD

portada  —  arriba