Ya sabemos que comer sano no significa comer aburrido, ya que se pueden modificar todos esos platos que nos encantan y hacer una versión más saludable. Pero ¿y si además consideramos la calidad nutritiva de las recetas?

base de pizza sin cerales

Es esto exactamente lo que tengo en cuenta a la hora de cocinar y de versionar platos: no solo quiero hacer platos deliciosos, sino además con una buena densidad nutricional.

Base de pizza sin cereales

Por eso, en este caso, la base de esta pizza está hecha con plátano macho en lugar de harinas. Así, el plato es más nutritivo, y además es ideal para dietas evolutivas o incluso cuando se realizan dietas que siguen el protocolo autoinmune, que no permiten el consumo de cereales. Igualmente, esta receta de pizza no contiene lácteos, pero, si se toleran bien, siempre se puede añadir un buen queso de oveja o cabra y gratinarlo al horno.

También, otro aspecto que tengo en cuenta a la hora de cocinar es usar siempre la mayor cantidad de vegetales posibles, por eso doy el toque final a esta pizza con un puñado de rúcula; no solo para añadir más vegetales al plato, sino porque además queda riquísima.

Dejadme contar algo: por mi experiencia en consulta, siempre nos hace falta añadir un poquito más de alimentos de origen vegetal en nuestros platos. ¡En cualquier estilo de alimentación, los vegetales deberían de estar muy presentes!

Solo si no tenemos el intestino al 100%, es cuando tendríamos que revisar nuestra alimentación hasta recuperar su funcionalidad, pero, si no es vuestro caso, no olvidéis que siempre la mitad del plato debería estar lleno de verduras y hortalizas

Animaos a hacer esta pizza repleta de nutrientes y compartid con nosotros el resultado. ¡Nos encanta ver cómo ponéis en práctica vuestras dotes culinarias!

pizza de plátano macho sin cereales

La receta: Pizza de plátano macho con salsa de zanahoria y jamón ibérico

Raciones: 2
Dificultad: Media
Tiempo de preparación: 50 minutos

Ingredientes para la base

  • 3 plátanos machos verdes
  • 3 c.s. de aceite de oliva virgen
  • 150 ml de agua mineral
  • 1 pizca de orégano
  • 1 c.s. de sal marina

Para la salsa de zanahoria

  •  3-4 zanahorias grandes
  • 1 diente de ajo
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina

Para la guarnición

  • Tomate en rodajas
  • Jamón ibérico
  • Anchoas
  • Rúcula

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180 ºC.
  2. Pelar y cortar en dados los plátanos macho. Cocer durante 10 minutos aproximadamente.
  3. Una vez estén listos, triturar bien junto con 3 cucharadas soperas de aceite de oliva, 150 ml de agua, sal marina y orégano hasta que quede una masa.
  4. Poner la masa sobre un papel vegetal, cubrir con otro papel vegetal y estirar con un rodillo.
  5. Con un cuchillo, recortar los bordes para darle una forma más regular y hornear la masa a 180 ºC durante 30 minutos aproximadamente.
  6. Mientras tanto, preparar la salsa: pelar, cortar y poner a cocer la zanahoria hasta que esté bien blanda.
  7. Una vez lista la zanahoria, triturar junto con un diente de ajo, un chorrito de aceite de oliva y sal.
  8. Una vez esté lista la masa, poner la salsa por encima, unas rodajas de tomate y volver a hornear durante 5-7 minutos.
  9. Por último, poner el jamón, las anchoas y la rúcula sobre la pizza.
  10. Cortar, servir… ¡y a disfrutar de una deliciosa pizza sin harinas!

 

María Corbalán
Dietista

mariacorbalan.com / @mariacorbalan_