En estas fechas, el hecho de comer alimentos que normalmente no comemos y, en general, con una cantidad de grasa superior a la habitual, puede que afecte a la piel de determinadas personas, además de provocar digestiones lentas y pesadas; acidez; reflujo; cambios de ritmo del tránsito intestinal; algunos kilos de más; posibles subidas de colesterol, de triglicéridos, de glucosa…

Zumo verde

Foto y receta: Elka Mocker

En estos casos es recomendable hacer una dieta detox durante 3-7 días a base de zumos de frutas y verduras, añadiendo algas o alimentos depurativos como apio, jengibre, pepino, kiwi, papaya, piña… junto con otras fibras como el Plantago ovata o las semillas de chía. Pero hay que reconocer que, según las circunstancias, este tipo de alimentación es difícil de seguir; por eso sugerimos una dieta algo menos calórica y tomar suplementos alimenticios que nos ayuden a conseguir nuestro objetivo. Así pues, citamos algunos de estos suplementos naturales que nos pueden ayudar a recuperarnos de las comidas navideñas:

  1. ACTIVE DETOX: Suplemento alimenticio que contribuye a desintoxicar el hígado y a proteger las células del daño oxidativo. Su composición se basa en Chlorella, cisteína, glicina, taurina, ácido alfa lipoico, cardo mariano, cúrcuma, resveratrol, licopeno, selenimetionia, y zinc. Las funciones principales de estos ingredientes son antioxidantes, antiinflamatorias, de eliminación de metales pesados ​​y tóxicos ambientales, de detoxificación del hígado y hepatoprotección. La posología va aumentando a medida pasan las semanas: la primera  semana hay que tomar una cápsula al día en ayunas; durante la segunda semana, una cápsula al día en ayunas y otra, minutos antes de la cena, y durante la tercera semana, se realizará una toma adicional de una cápsula también minutos antes de la comida. Como máximo puede llegar a seis cápsulas al día: 2-2-2.
  2. ACTIVE BERBERINA: Es la mejor opción para tratar la hiperglucemia y disminuir los triglicéridos. Actúa como tratamiento coadyuvante de la diabetes y la hipertensión. Active Berberina contiene berberina, vitamina E y ácido caprílico. La posología es una cápsula al día durante una comida o dos.
  3. ACTIVE FLORA: Contiene una mezcla de cepas bacterianas de gran supervivencia intestinal (bifidobacterias, Lactofillus, Lactococcus y Enterococcus), ya que la fórmula las mantiene vivas en el medio ácido del estómago, fibras, Saccharomyces boulardii (muy efectivo sobre enzimas digestivas) y aloe (actividad gastroprotectora por sus propiedades antiinflamatorias a bajas concentraciones, disminuye la permeabilidad intestinal). Muchos platos pueden tener enmascarados ingredientes a los que somos intolerantes, y el aloe nos ayuda a regenerar y desinflamar la mucosa gástrica. Estimula el sistema inmunológico, ayuda a prevenir cándidas intestinales y en desequilibrios de la flora intestinal. La posología es de 2 a 4 cápsulas al día durante 7-15 días entre comidas con un vaso de agua. Como dosis de mantenimiento, hay que tomar 2 cápsulas al día.
  4. CHLORELLA BIO EN POLVO: La Chlorella es un alga verde-azul de agua dulce que se caracteriza porque es el alimento con más clorofila del planeta, además de ser muy completa (aporta oxígeno a la célula y estimula la función del sistema energético). Aporta proteínas, muchas vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, B12, E, D y H), minerales como el zinc, hierro, yodo, fósforo, magnesio y calcio. Tiene mucha capacidad de captar metales pesados ​​y toxinas, regula las funciones intestinales, estimula el sistema inmunológico… Así, pues, hay que valorar su poder depurativo y regulador intestinal. Se presenta en polvo y la posología es de una medida o más en un zumo o en un batido.
  5. FOOD SUPER ACTIVE: Es una mezcla equilibrada de hortalizas y hierbas, de brotes y germinados, de frutos rojos, de algas y de hongos y enzimas. Todos los ingredientes están deshidratados mediante la extracción de agua con un método de secado en frío que garantiza la estabilidad de los ingredientes manteniendo todas las propiedades y enzimas propios. Nos aporta vitalidad, pH alcalino, vitaminas y minerales, fibra, antioxidantes, enzimas para mejorar las digestiones y nos refuerza el sistema inmunológico. Ingredientes de origen ecológico: algas (espirulina y Chlorella), brotes (brócoli y coliflor), germinados (trigo, cebada), frutas (manzana y acerola), frutos rojos (arándanos, arándanos y grosellas), hortalizas (zanahoria, remolacha, tomate, perejil, espinacas, col rizada, col y ortiga), setas (reishi, maitake, shiitake y cordyceps) y enzimas (proteasa, amilasa, bromelaína, celulasa, lactasa y lipasa). Solo hay que añadir 1 o 2 medidas diarias (10-20 g) disueltas en agua con un poco de limón y un kiwi batido.
  6. FRUTOS ROJOS: Es una mezcla de pura fruta deshidratada que conserva las propiedades de los ingredientes, mediante un proceso exclusivo especializado en la deshidratación de la fruta entera al vacío y a baja temperatura. Los componentes principales de los frutos rojos son las antocianidinas, con gran poder antioxidante que ayuda a neutralizar el exceso de radicales libres. Su composición es a base de frambuesa, grosella negra, grosella roja y arándanos. Solo hay que disolver una cucharada de agua en una bebida, leche vegetal, yogur o cereales.
  7. IMMUN’AGE: Suplemento alimenticio a base de extracto de papaya fermentada, que estimula las defensas de forma natural ya que aumenta el nivel de interferones y linfocitos, favorece la detoxificación hepática, disminuye el estrés oxidativo eliminando el exceso de radicales libres y estimulando los enzimas antioxidantes SOD (superóxido dismutasa) y GPX (glutatión peroxidasa). Immun’Age estimula la producción endógena de enzimas antioxidantes. Se presenta en sobres y la posología varía según la finalidad: si nos interesa neutralizar los radicales libre, tomaremos de 1 a 3 sobres al día.
  8. TERREMATRIX: Es una arcilla de montmorillonita cálcica que contiene más de 60 micro y macrooligoelementos naturales para recuperarnos después de las fiestas. Nos interesa para absorber y eliminar de manera natural metales pesados ​​como el mercurio, plomo, arsénico, cadmio, aluminio… No se hincha como otras arcillas, pero tiene propiedades absorbentes y de adsorción (las sustancias tóxicas, por polaridad, se adhieren en la parte superficial de la arcilla, como las impurezas del vino, sidra y de la cerveza). Terrematrix tiene un pH de 8,3, o sea que ayuda a retardar la acidificación. Como tiene partículas muy finas, mejora mucho la absorción de los tóxicos. Una posible contraindicación es que puede dar estreñimiento con dosis elevadas; por lo tanto, se recomienda iniciar el tratamiento con dosis bajas e ir aumentando. Además, si aumentamos la dosis gradualmente acabaremos eliminando el máximo de toxinas. Se presenta tanto en polvo (se recomiendan de 1 a 4 medidas al día, preferiblemente por la noche antes de acostarse) como en comprimidos (de 1 a 3 comprimidos antes de acostarse o entre comidas).

Pero no solo los suplementos nutricionales que hemos citado nos pueden ayudar a desintoxicar el organismo, sino que también hay que tomar conciencia de seguir una alimentación adecuada, con productos de temporada, productos verdes que nos aporten más cantidad de oxígeno y clorofila para estimular esta depuración, eliminar las grasas saturadas de la dieta, reducir azúcares y harinas refinadas y aumentar el consumo de cereales integrales y proteínas de elevado valor biológico.

Si sumamos los beneficios de todo, recuperaremos la energía y nos llenaremos de vitalidad y bienestar físico y mental.