Se acerca Navidad y, probablemente, muchos ya estamos pensando en todos los platos que vamos a preparar.

Y si nos planteamos unas fiestas más o menos saludables, entre nuestros platos seguramente encontraremos algunas preparaciones con pescado. ¿Qué tal una merluza en salsa verde con almejas? ¿Unos entrantes con salmón ahumado? ¿Un delicioso ceviche de lubina o unos rollos de rape envueltos en beicon?

Beneficios del Omega -3

Incluir pescado en la dieta es imprescindible (si no somos veganos o vegetarianos, claro) ya que aporta omega-3, un nutriente esencial –el cuerpo no puede producirlo por si solo–, con propiedades muy beneficiosas para la salud y que, por desgracia, no es lo habitual que debería en nuestra dieta.

¿Dónde encontramos omega-3?

Existen diferentes tipos de omega-3, entre los que destacan el DHA, EPA y ALA.

  • El DHA y EPA están en pescado azul (salmón, sardinas, jurel, caballa, arenques, anchoas, boquerones…), marisco, algas y alimentos que han sido fortificados con omega-3, como leche, yogurt, margarina, entre otros.
  • En cambio, el ALA es de origen vegetal y se encuentra en semillas de lino, chía, cáñamo, nueces, avellanas, verduras de hoja verde… Sin embargo, para que se pueda absorber es necesario convertirlo a DHA y EPA.

¿Qué beneficios tienen los omega-3?

Los omega-3 son una familia de ácidos grasos esenciales muy necesarios para el bienestar. Sobre todo, para el corazón, cerebro, articulaciones, sistema inmunitario y vista, especialmente relevantes para el desarrollo del feto y de los niños en edad de crecimiento. Entre otros beneficios, los omega-3:

  • Regulan los niveles de colesterol (reducen los triglicéridos) y presión sanguínea.
  • Participan en el desarrollo correcto del feto.
  • Participan en la neurogénesis (formación neuronas durante la gestación).
  • Ayudan a combatir la depresión y ansiedad.
  • Ayudan al funcionamiento normal del corazón.
  • Mejoran la función cognitiva, buen desarrollo cerebral, función y mantenimiento.
  • Mejoran la función de las articulaciones.
  • Ayudan a reducir la inflamación (útil en enfermedades autoinmunes o inflamatorias).
  • Son esenciales para producir serotonina, la hormona de la felicidad.

¿Obtenemos suficiente omega-3 a partir de los alimentos?

No es muy común que la gente consuma pescado dos o tres veces a la semana y es importante mencionar que no todos los pescados contienen la misma cantidad de omega-3. Por ello deberemos intentar consumir pescados azules; las mejores opciones son los pequeños, debido a la elevada cantidad de mercurio que contienen especies más grandes como el atún, tiburón o pez emperador y que pueden resultar muy perjudiciales para la salud. Además, es bueno aumentar el consumo de frutos secos y semillas, como complemento.

A pesar de todo, no siempre absorbemos de forma correcta los nutrientes de los alimentos, ya sea porque el cuerpo esté inflamado, por una alimentación baja en este nutriente, por una mala cocción de los productos (¿sabíais que, al freír el pescado, se puede oxidar y hacer desaparecer gran parte del omega-3?), por alergias alimentarias o simplemente por llevar dietas poco equilibradas. Por ello es muy recomendable consumir diariamente suplementos como el Omega-3 de Möller’s.

En Möller’s encontraréis diversos productos que pueden ser una buena alternativa y complemento para estos casos. Para sus productos, con certificación DNV, utilizan hígado de bacalao procedente del Ártico Noruego, que contiene una mayor cantidad de antioxidantes naturales, lo que permite garantizar que estos omega-3, que se encuentran en cantidad concentrada, no se oxidan tan fácilmente.

Además, estos suplementos también incluyen vitaminas A, D y E; por lo que además contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmune, preservan la visión o protegen las células frente al daño oxidativo, entre otros beneficios.