PauEsculies-cigrons

Foto: Pau Esculies

Un pequeño estudio en 120 mujeres presentado en el Congreso Americano de Ginecólogos de este año 2013 ha descubierto que, cambiando las proporciones de proteínas y carbohidratos en la dieta de las mujeres que se sometían a una fecundación in vitro, los porcentajes de éxito podían aumentar considerablemente. Este pequeño estudio sugiere que una dieta con al menos el 25% de proteína puede ayudar a las mujeres a tener más éxito en los procesos de reproducción asistida como la FIV.

Había dos grupos de tratamiento en el estudio: un grupo de mujeres siguió una dieta rica en proteínas, mientras que el otro hizo una dieta rica en proteínas con restricción en carbohidratos. Un tercer grupo no introdujo cambios en la dieta.

El resultado demostró que dos terceras partes del grupo de mujeres con una dieta rica en proteínas se quedaron embarazadas; un porcentaje considerablemente más elevado que el estándar de éxito en FIV en los Estados Unidos. Por otro lado, el grupo de mujeres que siguió con su dieta normal tuvo un porcentaje de embarazo del 31,9%.

El grupo de mujeres con una dieta rica en proteínas y baja en carbohidratos obtuvo un porcentaje de éxito incluso mayor. La restricción en carbohidratos fue definida como un consumo de carbohidratos menor al 40% del total del consumo diario. El porcentaje de éxito en este grupo fue del 80%.

Lo interesante de este tema es que algunas de las mejores clínicas en fecundación in vitro anteriormente habían recomendado dietas bajas en proteínas, basandose en estudios que se habían hecho en animales. Las dietas ricas en proteínas pueden interferir en la fertilidad de los animales, ya que causan un aumento del amonio en el tracto reproductivo femenino, lo cual puede perjudicar negativamente a los embriones.

Lo que debemos tener en cuenta es que un exceso de amonio en las trompas de Falopio no supondría un problema para la fecundación in vitro, ya que la transferencia de embriones se realiza directamente en el útero de la mujer.

Desde Acupuntura Barcelona recomendamos que las mujeres que están intentando concebir hagan una ingesta importante de proteínas, pero procedentes de animales ecológicos y también de vegetales.

No comer más de dos veces por semana carne roja, comer pescado blanco y azul, huevos y frutos secos como fuentes principales de proteína. El consumo de carbohidratos en nuestra sociedad se ha disparado, sobretodo de los refinados procedentes del trigo. Nosotros recomendamos apostar más por todo tipo de vegetales y legumbres y menos por los carbohidratos.

La idea es consumir siempre carbohidratos integrales y de diferentes cereales, especialmente trigo sarraceno, quinoa, mijo y amaranto, para poder disminuir así la ingesta de trigo.

 

IMG_2275-300x300Cristina Mora
Acupuntura y Medicina Tradicional China
Licenciada por la Universidad de Gales (UK). Graduada en Naturopatía e instructora de MLC.

Referencias:
(1)Annual Meeting of the American Congress of Obstetricians and Gynecologists
Source reference: Russell J, et al “Daily protein content correlates with increased fertility and pregnancy outcome” ACOG 2013 Abstract Poster #96
(2) 20th Annual Conference of the European Society of Human Reproduction and Embryology. June 29 2004 Abstract no: O-076

Núria Coll
Núria Coll

Directora Soycomocomo.es, la Consulta nutricional de Soycomocomo.
Creadora del Cómo Como Festival

  @nurcoll   @nuriacoll