Cuando pensamos en el regaliz, es muy posible que nos vengan a la mente caramelos, golosinas de color negro o las famosas pastillas de la marca Juanola. Hasta hace unos años también era muy habitual el consumo de la raíz comprada a peso en mercados o tiendas de golosinas que los niños mordían y succionaban hasta que quedaba un palo deshilachado que había que ir cortando para poder seguir consumiendo.

El regaliz es una especie de arbusto, originario del Mediterráneo y Asia Menor, que ha estado al alcance de nuestros mercados desde muy antiguo. Actualmente, se cultiva en toda la cuenca mediterránea y en la mayor parte del mundo; en Catalunya, sobre todo en la Plana Occidental y también en todo el litoral, desde Girona a Castellón de la Plana. En la Comunidad Valenciana se encuentra en las áreas montañosas occidental y del sur, así como en el extremo más meridional del territorio.

Esta raíz maravillosa se cultiva principalmente para aprovechar sus raíces, que contienen glicirricina, un azúcar con un alto poder edulcorante (cincuenta veces más que la sacarosa) que se utiliza en la industria farmacéutica y alimentaria como aroma. Además, la raíz de regaliz es muy apreciada en fitoterapia porque tiene propiedades antiinflamatorias, expectorantes, demulcentes (protege las mucosas), ayuda a aumentar la tensión, es ligeramente laxante y adrenal. Otras partes útiles de la planta son las hojas, que pueden ser un buen sustituto del té.

Propiedades nutricionales

El regaliz es una planta con usos medicinales muy variados que se utiliza habitualmente en fitoterapia. La raíz contiene glicirricina, una saponina sin poder hemolítico que se compone de una sal doble calcicoproteica.

  • Hidratos de carbono: Glicirricina, glucosa y glicirrético.
  • Proteína: Aminoácido asparagina.
  • Vitaminas: Vitamina C y tiamina.
  • Minerales: Calcio, cromo, cobalto, fósforo, magnesio, potasio, silicio y sodio en pequeñas cantidades.
  • Flavonoides: Licoflavonol, licoricona, glicerol, glizarina, formononetina, isoliquiritigenina, glabrol, glabrona, betacarotenos.

Además, también contiene taninos, saponinas y ácidos como el salicílico, málico, betulínico y glicirrético. También es muy rica en lignanos, unos antioxidantes que evitan que los ácidos grasos de las semillas se enrancien y que, una vez dentro del organismo, contribuyen a neutralizar los radicales libres que causan la oxidación y envejecimiento.

Efectos sobre el organismo

  • Aparato respiratorio: Se recomienda para afecciones de garganta, tos y resfriados gracias a sus propiedades antiinflamatorias y demulcentes suavizantes de las mucosas respiratorias. Es un antitusígeno muy eficaz en medicina natural para desinflamar las anginas y en casos de faringitis. Además, tiene propiedades bactericidas y antiinflamatorias muy interesantes en estos casos.
  • Aparato digestivo: Tiene un efecto antiespasmódico, antiinflamatorio y antiácido que ayuda a prevenir y tratar la pesadez de estómago, las indigestiones y las flatulencias vez que contribuye a desinflamar la mucosa gástrica. El extracto de regaliz disminuye las secreciones ácidas y aumenta la secreción de mucus, que hace un efecto barrera antiúlceras. Además, es muy interesante para rebajar los ácidos estomacales en casos de acidez o llagas. También se ha estudiado y verificado la eficacia que tiene para tratar el Helicobacter pylori en medicina convencional.
  • Enfermedades infecciosas: El regaliz tiene propiedades para inhibir el crecimiento de ciertas bacterias; es antiviral y antimicrobiana. Además, tiene un efecto inmunoestimulante que resulta muy útil para ayudar a aumentar las defensas en enfermedades infecciosas como la gripe.
  • Tensión arterial: La glicirricina del regaliz tiene efectos hipertensivos. Ayuda a incrementar ligeramente la tensión arterial; los efectos varían según la sensibilidad de cada persona. No se debe tomar en caso de tener la presión arterial alta y hay que evitar tratamientos de larga duración sin la supervisión de un profesional sanitario o persona entendida en fitoterapia. Para evitar este efecto sobre la presión y poder disfrutar del resto de beneficios puede optar por regaliz sin glicirricina o desglicirricinada (DGL).
  • Antidepresiva: Algunos estudios apuntan a los flavonoides del regaliz como fitoestrógenos únicos que afectan al sistema serotoninérgico e inhiben la recaptación de serotonina y, por tanto, son beneficiosos para tratar la depresión leve o moderada.
  • Ayuda en menopausia y SPM: También se han estudiado los efectos similares a los estrógenos que ayudan a reducir el número y la duración de la sensación de sofoco, como hace la terapia hormonal en mujeres con menopausia. Por este motivo, puede ser útil también para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual.
  • Alivia el estreñimiento: El regaliz tiene un efecto laxante natural que promueve el peristaltismo.

Uso externo: Las aplicaciones externas del regaliz son indicadas sobre todo por su capacidad de inhibir el crecimiento de microorganismos, tanto de virus como de bacterias y hongos. Entre otros, destacamos el uso para el virus del herpes, hongos e infecciones vaginales.

Cambios vitales

A pesar de los beneficios ya mencionados, hay que tener en consideración algunas cuestiones a la hora de consumir el regaliz, ya que está contraindicado para personas con hipertensión. Aunque no tenga hipertensión arterial, hay que tener en cuenta la sensibilidad individual de cada persona a la glicirricina, que puede tener efectos secundarios como retención de líquidos e hipertensión arterial si se toma regularmente. Estos efectos son por una pérdida de potasio que puede conducir a la llamada hipocalcemia o falta de potasio en sangre. Las intoxicaciones suelen ser por tomar caramelos de regaliz para refrescar el aliento de manera habitual. La dosis tóxica depende de las características de cada individuo, pero la Comisión Europea, en un estudio de 2004, recomendaba que las dosis diarias de glicirricina no superaran los 100 mg diarios.

Por otra parte, se han encontrado evidencias de posible incidencia en la disminución de testosterona y, por tanto, en la inhibición del deseo sexual masculino.

Tampoco es recomendable tomar a menudo en casos de diabetes II, en enfermos de hepatitis y durante el embarazo y lactancia materna.

Para evitar los efectos secundarios sobre la presión y poder disfrutar del resto de beneficios puede tomar regaliz sin glicirricina o desglicirricinada (DGL).

Como se cocina

Una vez cosechadas, las raíces se lavan, se eliminan las gemas y las raíces pequeñas y se cortan en trozos de 30-60 cm de longitud, que se clasifican y agrupan en manojos. La producción se puede vender fresca o seca. En este caso, las raíces, una vez limpias, se secan al sol y en una estufa entre 30-35 ºC y se conservan en un lugar seco. Consumir directamente la raíz tiene la ventaja de que puede ser conservada mucho tiempo sin que sus propiedades beneficiosas varíen.

Además de consumir la raíz seca, se puede tomar en polvo, procesada a través de hidrolatos, en pastillas o en infusión.

Recetas básicas

A continuación, os proponemos dos mezclas de hierbas para hacer una tisana para tratar las digestiones lentas y también el aparato respiratorio; os recomendamos comprar la mezcla de plantas en un herbolario especializado:

  • Infusión para digestiones lentas:
    • Ingredientes: Regaliz, anís verde, milenrama, poleo blanco, tomillo en la misma proporción.
    • Procedimiento: Hervir 200 ml de agua, apagar el fuego y añadir una cucharada de postre de la mezcla de las cinco plantas por cada taza de infusión. Dejar infusionar 3 minutos, colar y tomar después de las comidas.
    • Indicaciones: Facilita la secreción de jugos digestivos y protege el estómago.
  • Infusión para el aparato respiratorio, Antiséptica, expectorante, antiinflamatoria, demulcente y antitusígena.
    • Ingredientes: Eucalipto, tomillo, musgo de Irlanda, amapola, regaliz y anís verde en la misma proporción.
    • Procedimiento: Hervir 200 ml de agua, apagar el fuego y añadir la cantidad de una cucharada de postre de la mezcla de las plantas por cada taza de infusión. Dejar infusionar 5 minutos y colar. Tomar de 3 a 4 infusiones al día.
    • Indicaciones: Resfriado común, gripe y refuerzo de la acción descongestiva pulmonar.

Resumen

El regaliz es una raíz muy interesante y de uso habitual en nuestro entorno. Tiene beneficios en caso de afecciones del aparato digestivo, protege la mucosa del estómago, aumenta la presión arterial y, además, es muy apreciada organolépticamente por su dulzura. Ahora bien, hay que tener en cuenta las contraindicaciones que tiene: no se recomienda abusar ni tomar habitualmente sin supervisión de un profesional.

 

Dúnia Mulet
Psicóloga sistémica, health & nutritional coach, dietista y kinesióloga integrativa.