La flacidez de la piel es una señal de la edad que, aunque a primera vista no sea tan evidente como las arrugas, preocupa a una gran parte de la población femenina a partir de los cuarenta años.

Efecto lifting facial de manera natural

Puede aparecer antes o después, pero en general es a partir de esta edad cuando empezamos a apreciar una falta de firmeza de la piel. Se suele notar especialmente debajo de las mejillas, donde se crea un pliegue muy característico, pero también en las bolsas de los ojos, los labios y los párpados.

¿Por qué aparece la flacidez facial?

La falta de firmeza de la piel del rostro está causada por la disminución de las fibras de elastina y colágeno, muy asociada al envejecimiento cutáneo, pero que puede acentuarse o acelerarse por el tabaco y el exceso de exposición solar. Estos dos factores aumentan la oxidación celular, provocan deshidratación y hacen que se destruyan más fibras de colágeno y elastina.

Otros factores que también pueden influir son la predisposición genética, una alimentación baja en proteínas, fármacos, pérdidas de peso aceleradas por dietas poco saludables y una vida sedentaria.

Soluciones contra la flacidez facial

Uno de los primeros pasos es mantener buenos hábitos de vida: alimentarse de forma saludable con alimentos reales, muchas verduras y hortalizas variadas y una cantidad adecuada de proteínas, hacer ejercicio físico regularmente, beber agua a lo largo del día, dormir bien, evitar el estrés, eliminar tóxicos como el tabaco y no realizar una exposición solar excesiva.

Por otro lado, si queremos hacer algún tratamiento, ¡no es necesario recurrir a la cirugía! Hay productos naturales que aportan nutrientes esenciales para la piel para estimular la producción de colágeno y, por tanto, son productos que ayudan a retrasar al máximo la aparición de todos estos signos sin necesidad de pasar por el quirófano. Para hacer una buena prevención, lo ideal es empezar a usarlos a partir de los treinta años.

Estamos hablando de cremas y sueros reafirmantes con ácido hialurónico, una sustancia que ayuda a mantener unidas las fibras de colágeno y elastina para mantener una piel saludable, firme e hidratada; vitaminas; aceite esenciales como el aceite de karanja, con propiedades calmantes y antiinflamatorias, que deja la piel más lisa y contrarresta los signos del envejecimiento; y principios activos naturales que estimulen el sistema de colágeno natural de la piel.

¿Qué cosméticos permiten obtener un efecto lifting de forma natural?

Un buen ejemplo es la línea facial reafirmante de lavera, elaborada a partir de una fórmula única con ácido hialurónico de triple efecto, aceite de karanja bio y el complejo Green Lift, una composición exclusiva con extracto de edelweiss (Leontopodium alpinum) y otros ingredientes activos naturales beneficiosos para potenciar el colágeno natural de la piel.

La nueva línea está formada por:

  • Crema de día reafirmante lavera, que alisa la piel y reduce las arrugas gracias a un efecto lifting natural, además de hidratar intensamente.
  • Crema de noche reafirmante lavera, que ayuda a regenerar la piel y proporciona un efecto lifting natural durante la noche.
  • Contorno de ojos reafirmante lavera, para una apariencia más fresca e hidratada y reducir las arrugas en esta zona.
  • Suero lifting reafirmante lavera, que crea una buena base para aplicar los siguientes pasos del tratamiento reafirmante.
  • Máscara facial reafirmante lavera, que hidrata intensamente y ayuda a alisar la piel de forma natural. Está elaborada con 100% Tencel y, por tanto, es 100% biodegradable.

Si deseáis obtener buenos resultados, se recomienda empezar por una limpieza profunda de la cara y, después, aplicar el suero reafirmante. A continuación, aplicar el contorno de ojos y, finalmente, la crema de día o de noche.

La máscara facial Lavera se puede utilizar 2-3 días a la semana, según el tipo de piel, para una hidratación más intensa.

Todos los productos de Lavera son 100% naturales (sin siliconas, parabenos, parafinas, ftalatos, colorantes, conservantes o fragancias sintéticas) y, además, con ingredientes ecológicos.