migrana

Mareos, vértigos o dolores de cabeza. Estos son algunos de los síntomas de la migraña

Esther lleva años con jaquecas. Las sufre desde los veinte años. Ha probado todo tipo de medicamentos, masajes, hierbas, pero solo le han hecho efecto de forma temporal. Los fármacos que le recomendaban los neurólogos la dejaban atontada, así que decidió no seguir ninguna medicación de este tipo y ir trampeando con el viacrucis de su dolor.

Durante las jaquecas, Esther tenía mareos, malestar, vértigos e incluso ganas de estamparse contra la pared para aligerar ese dolor espantoso. Durante este último año, las jaquecas aparecían día sí, día también, hasta el punto de enloquecer y provocarle ansiedad y un impresionante cambio de carácter. No sabía vivir sin Espidifen, ibuprofeno o Nolotil. Hace unos meses decidió hacer un cambio de alimentación, con la ayuda del asesoramiento nutricional online de Etselquemenges (la versión catalana de Soycomocomo). Aparte de las pautas nutricionales de reducir proteína animal, derivados lácteos, café y otros bebidas estimulantes, y de azúcar refinado, le recomendamos una serie de complementos alimenticios ricos en oligoelementos y, en especial, en magnesio y vitaminas del grupo B. Desde entonces, ya hace un mes que tiene muy buenas sensaciones, no recurre al ibuprofeno, se siente muy enérgica, animada, y ya no ha tenido casi ningún crisis. También va al osteópata, y empieza a disfrutar de la vida con plenitud.

¡Ojo con los medicamentos!

Hay muchos medicamentos que inhiben la diaminooxidasa, como los ansiolíticos, los antidepresivos, los mucolíticos, las pastillas para la presión, los relajantes musculares, etc. Estos medicamentos pueden favorecer procesos de dolor crónico, fatiga crónica, y eccemas crónicos. Si la persona tiene niveles bajos de DAO, acumulará más histamina en el organismo. Tener más histamina en el organismo es sinónimo de dolores de cabeza o jaquecas, o contracturas o dolores articulares, o piel seca, atópica o eccema, fatiga, alergias, etc.

Las principales causas de las jaquecas

Hay principalmente dos: puede ser por un déficit de una enzima que metaboliza el exceso de histamina, el DAO (diaminooxidasa), o bien por una mala desintoxicación del hígado, que provoca un aumento de estrógenos. Ambas causas mejoran con una buena estrategia nutricional y, si es preciso, también con una suplementación nutricional adecuada.

DAO y jaquecas

El dolor de cabeza puede estar relacionado con un exceso de histamina por un déficit de DAO. Para verificarlo, Xevi Verdaguer, psiconeuroinmunólogo recomienda hacer una analítica completa de sangre y también una analítica de heces para arreglar, primero, el desequilibrio intestinal. Si arreglamos el intestino con probióticos específicos y lo acompañamos con una dieta específica -evitando los alimentos que generan más histamina- favoreceremos que la persona vuelva a fabricar esta enzima. También hay gente que genéticamente fabrica menos DAO, pero son casos menos frecuentes. De todas formas, para ayudar a los pacientes con jaqueca durante este proceso de cambio puede ser interesante, además del cambio nutricional y el suplemento probiótico específico, otro de DAO.

Exceso de estrógenos y jaquecas

¿Eres mujer y tienes síndrome premenstrual? ¿Dolor causado por la regla? ¿Flujo todo el mes? ¿Acostumbras a tener la cara roja y muy hidratada? ¿Tienes jaquecas pero cuando te quedas embarazada desaparecen? Todos estos síntomas pueden ser indicadores de una mala desintoxicación hepática (una mala metilación del hígado), que provocará una acumulación en la circulación sanguínea de estrógenos y de histamina, entre otras hormonas. ¿Qué deben hacer estas personas para arreglar el metabolismo de los estrógenos? Pues, como nos comenta Verdaguer, el tratamiento en estos casos no será mejorar la actividad del DAO, sino la capacidad de desintoxicación del hígado. Es decir, recomienda, aparte de revalorar los hábitos nutricionales, una serie de nutrientes específicos que ayudan a activar la desintoxicación hepática. Estos nutrientes son la vitamina B2, B6, B12, el ácido fólico, el magnesio, la colina, el inositol y la metionina. Según cada caso, será conveniente, uno u otro”.

Jordina Casademunt

Nutricionista

Jordina Casademunt

Ahora puedes pedir cita con
Jordina Casademunt en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico