botiquinMaletas preparadas. Todo listo para partir. Ir de vacaciones implica, a menudo, cambiar de hábitos y de rutinas. Nos tendremos que adaptar a lo que nos encontremos, tanto a lo que se refiere a la comida como a los lugares donde queramos dormir. Forma parte del viaje. Ahora bien, como sabemos que habrá cambios, Olga Cuevas, directora del IFPS Roger de Llúria, y Lucía Redondo, diplomada en Dietética, proponen que nos llevemos remedios para el viaje. ¿Cuáles?

Raíz de jengibre. Recomendable para los mareos. “Hay que tomar dos cápsulas media hora antes de la salida o masticar un trozo durante el viaje”.

Aceite esencial de citronela. Tomad nota aquellos a quienes les pican los mosquitos y también si vais a zonas húmedas y calurosas, porque el aceite repele a estos insectos.

Arcilla blanca. Buena para el ardor de estómago “por vía interna y para desinfectar y cicatrizar heridas por vía tópica”.

Pasta de cereza umeboshi. Utilizadla “para infecciones intestinales y vaginales, para problemas digestivos, cansancio, dolores de cabeza y para las picaduras”.

Kudzu. Para los desajustes digestivos e intestinales. “Si tenemos suerte, podemos pedir en algún restaurante que nos lo preparen, si no, también se puede tomar crudo disuelto en agua, aunque no será tan eficaz”.

Aceite de hipérico. O también un poco de aloe, para las quemaduras y las heridas.

En verano, haced talasoterapia

Es sencillo y seguro que lo tenéis a mano. “La composición del agua del mar es muy similar a la del plasma sanguíneo. A través de la piel, cuando hace calor, absorbemos los minerales que nos equilibran “, dicen Olga Cuevas y Lucía Redondo. Por ello, bañarse en el mar, secarse al aire libre y no ducharse en 24 horas es muy recomendable para combatir el cansancio, la debilidad, la convalecencia, la depresión, el estrés, los problemas de piel y los respiratorios, etc.

Oligoelemento cobre (Cu), para cualquier infección. “Si el viaje tiene como destino un lugar tropical, conviene preparar nuestro sistema inmunitario 15 días antes con los oligoelementos de oligoterapia catalítica cobre-oro-plata (Cu-Au-Ag).

Comprimidos de cardo mariano y alcachofa. Para digerir mejor.

Semillas de lino. Para prevenir el estreñimiento. Además, recordad que también puede ser eficaz tomar en ayunas aceite y limón, dos cosas que podemos encontrar fácilmente en cualquier lugar.

Supositorios de glicerina, para el estreñimiento causado por pereza intestinal.

Viales de suero fisiológico. Para lavar los ojos y las fosas nasales.

Bolsa de agua caliente. Para cualquier molestia provocada por el frío.

Comprimidos de pasiflora y melisa. Para dormir mejor (dos con la cena y dos a la hora de irse a la cama).

Bibliografía:

Tratamientos naturales al alcance de todos. Sentido común, ciencia y filosofía oriental. Olga Cuevas Fernández. Lucía Redondo Cuevas.

Trinitat Gilbert
Trinitat Gilbert

Periodista

  @trinigilbert