Es increíble la cantidad de tóxicos que nos rodean y ni sabemos que existen, porque no los vemos o no tenemos suficiente información sobre ellos. Casi un 1% de la población española presenta algún tipo de proceso sensible a la exposición de tóxicos físicos y ambientales, y la cifra crece constantemente.

Hogar sin tóxicos

Es una enfermedad −aunque todavía no está diagnosticada como tal− que puede afectar en diferentes grados. La conocemos poco y la que ha aparecido más en los medios de comunicación es la de grado 4: personas que no pueden salir de casa porque el olor a colonia, a tabaco o a tubo de escape les quema los ojos y los pulmones.

Durante muchos años se ha tratado esta enfermedad como si fuera psicológica. Personas que, sin ninguna patología aparente, se sentían mal y cada vez más enfermas.

¿Dónde los encontramos?

  1. Tóxicos alimentarios: pesticidas, herbicidas, abonos, metales pesados.
  2. Tóxicos en la ropa: tintes y componentes sintéticos, y poliéster (contiene formaldehído).
  3. Tóxicos en productos de limpieza: lejía, amoniaco, salfumán, zotal, acetona, disolventes, pinturas, ambientadores, detergentes, suavizantes, insecticidas.
  4. Tóxicos en productos de belleza, salud e higiene personal: perfumes, cremas, jabón, gel, maquillaje, lacas, desodorantes, quitaesmalte.
  5. Tóxicos en productos diversos: betún, pegamento, tinta, gasolina, asfalto, alquitrán, velas, incienso.
  6. Tóxicos en medicamentos y vacunas.

¿Padecéis alguno de estos síntomas?

  • Hipersensibilidad a los cambios de temperatura o estación
  • Sensibilidad a los olores de colonia, gasolina, humo, papel de la prensa…
  • Permeabilidad y sensibilidad en todas las mucosas del cuerpo
  • Sinusitis y rinitis alérgicas y no alérgicas
  • Dificultad respiratoria: asma, alergias
  • Piel sensible, acné, manchas, hematomas espontáneos…
  • Dificultad de concentración
  • Dolores de cabeza
  • Mareos
  • Dolores de estómago, permeabilidad intestinal, mala absorción de nutrientes
  • Desajuste menstrual
  • Dolores musculares, fatiga, artritis
  • Arritmias
  • Ansiedad o depresión (tanto por todo lo que sufres, lo que no puedes hacer y la no aceptación de la población, como por el déficit en serotonina y vitaminas del grupo B)
  • Crisis al tener un exceso de contacto con las sustancias

Tratamientos actuales

Es un gran error dar tranquilizantes o antidepresivos, ya que lo que genera es más toxicidad. ¿Hay un tratamiento que cure enfermedades como la sensibilidad química múltiple? ¿Y qué grado de implicación tienen los tóxicos en enfermedades como la fibromialgia, la fatiga crónica, el síndrome de sensibilidad central o el colon irritable?

¿Qué grado de implicación tienen los tóxicos en enfermedades como la fibromialgia, la fatiga crónica, el síndrome de sensibilidad central o el colon irritable?

 

Todas estas preguntas y muchas otras las responde la doctora Pilar Muñoz Calero, médico y directora de la Fundación Alborada, que atiende a pacientes a quien los tóxicos les han despertado la enfermedad. Y lo hace en  la masterclass “¿Qué hay en tu casa que te está enfermando?”. La puedes ver gratis en soyTV si formas parte de la Comunidad Soycomocomo.

¡Mírala ahora!

 

Núria Coll
Núria Coll

Directora Soycomocomo.es, la Consulta nutricional de Soycomocomo.
Creadora del Cómo Como Festival

  @nurcoll   @nuriacoll