Reportajes

Inicio / Reportajes 5 de Abril 2017

¿Te imaginas una bebida carbonatada con beneficios para la salud? Pues existe, ¡y se llama Kombutxa!

Kombutxa es la reinterpretación que Mūn Ferments, una joven empresa catalana, ha hecho de un té fermentado nacido hacia el año 220 aC en la antigua China, y que ha llegado a nuestros tiempos por sus múltiples propiedades saludables.

Su kombucha, que nace a partir de un proceso de fermentación de una infusión de té verde en la que se añade una colonia de levaduras y bacterias, está elaborado con agua del Pirineo de Lleida e ingredientes 100% ecológicos.

Durante la fermentación, también se añade azúcar que las bacterias transforman, casi por completo, en ácidos orgánicos (láctico, acético, sacárico y glucónico, entre otros) beneficiosos para la salud. El resultado es una bebida altamente probiótica y con efectos detoxificantes para el organismo, sobre todo por su potente función hepaprotectora, que ayuda al hígado a eliminar toxinas. Asimismo, también tiene efecto antioxidante para combatir los radicales libres que genera el exceso oxidativo, y refuerza positivamente los sistemas digestivo e inmunológico.

Kombutxa es una bebida ligeramente carbonatada de forma natural con un sabor nuevo para nuestro paladar, que a algunos transporta hasta la sidra o el champán, y con un olor que recuerda a otros fermentados, como el yogur o el kéfir. Este fermentado puede convertirse en el sustituto ideal y saludable de las bebidas con alcohol, como las cervezas, o los refrescos convencionales. Con cada trago de Kombutxa, solo o acompañado de zumos de fruta o zumos verdes, se obtienen los beneficios de los fermentados y los probióticos, que equilibran la flora bacteriana, normalizan la función intestinal, mejoran digestiones y fortalecen el sistema inmunológico. Cada vez hay más estudios que demuestran que mantener una microbiota sana, unos intestinos saludables, es vital para reducir muchos de los problemas físicos y emocionales que nos acechan.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que, para poder beneficiarnos de todos estos efectos, es importante elegir un kombucha que no haya sido sometido a ningún proceso de pasteurización, ya que las altas temperaturas eliminan las bacterias beneficiosas producidas durante la fermentación. Si queréis optar por un kombucha que reúna estas características podéis encontrarlo en www.kombutxa.com. Actualmente, se comercializa con dos sabores diferentes: de manzana-jengibre y de hibisco-granada. Nunca nadie había ofrecido un té kombucha con tanto sabor, de proximidad y de producción ecológica y hecho con todo el mimo posible.

Kombutxa es una bebida realmente slow, saludable y refrescante que sirve para cualquier ocasión: durante todo el día, para apoyar el sistema digestivo o, incluso, como sustituto del cava para brindar en una celebración.

Comentarios
PUBLICIDAD

arriba