Hamburguesas veganas de trigo sarraceno y ensalada

Hoy os traigo una cena para poder comer saludable y muy sabroso en pareja sin que ninguno de los dos deba renunciar a sus objetivos de salud y necesidades, que no suelen coincidir nunca, ya sea por seguir unas directrices nutricionales diferentes por cuestiones de salud como simplemente por el hecho de que un hombre quema más calorías que una mujer.

En este artículo me baso en un caso concreto real, con el cual he pensado que os poder sentir identificados. El otro día, una clienta –pongamos que se llama María– quería preparar una cena romántica a su pareja para celebrar el décimo aniversario de casados, y me preguntó qué podía hacer teniendo en cuenta que ella no quería dejar de lado el proceso de desintoxicación que había empezado unos días antes, y que él –Juan, por ejemplo– necesitaba hacer una comida más energética porque trabaja como enfermero en turno de noche y, después debería ir a trabajar. Así que María y yo pensamos en hacer lo que llamo un “menú estratégico”, es decir, aprovechar pocos ingredientes para hacer versiones de platos muy diferentes que satisfagan las necesidades de todos.

La estrategia era hacer para él unas hamburguesas con trigo sarraceno, que es un cereal muy energético; como haríamos unas cuantas María ya tendría la comida del día siguiente. De la ensalada depurativa de María apartaríamos un poco para poner como acompañamiento a las hamburguesas de Juan. Queríamos lograr platos vistosos, saludables e increíbles al paladar. Otra limitación que teníamos era que Juan debe hacer comidas bajas en histamina, lo que aleja sus necesidades de las de su mujer: él no puede tomar aguacate, que, por otro lado, va muy bien a María para desintoxicar y perder peso sin pasar hambre. Sin embargo, con este menú, nadie renuncia a sus objetivos ni necesidades de salud. En principio puede parecer complicado pero es muy fácil personalizar el menú. En este caso, solo hay que hacer al horno las verduras necesarias para los dos platos y después retirar las que se utilizan para un plato y las que utilizan para el otro: para el plato de María cogimos las verduras que nos interesaban como complemento de la ensalada de kale con aguacate –o sea, las alcachofas, que son depurativas– y en el plato de Juan pusimos un acompañamiento saludable sin histamina: kale macerada antes de añadir el aguacate. Al final se tienen dos platos bien diferenciados: una ensalada muy nutritiva y desintoxicante, fantástica para continuar depurando, y otro plato más energético pero bajo en histamina, ideal para empezar o continuar la jornada laboral.

Ingredientes (para 6 hamburguesas grandes y una ensalada grande)

– 1 taza grande de granos de trigo sarraceno

– 4 zanahorias

– 1 calabacín

– 4 alcachofas

– Hojas de kale según la foto

– 1 aguacate

– 3 cucharadas de levadura nutricional

– Sal rosa del Himalaya

– Agua de calidad

– Agua de mar (opcional)

– Aceite de oliva virgen extra (OOVE)

– 1 cucharadita de café de vinagre de umeboshi (opcional)

Ingredientes ensalada

Preparación

1. Limpiar bien el trigo sarraceno

2. Poner 1 taza de agua y 1 ½ de agua de mar a hervir, o bien 2 ½ de agua y sal rosa del Himalaya o sal marina sin refinar.

3. Cuando hierva, añadir el trigo sarraceno. Cuando vuelva a hervir, desespumar, tapar y dejar cocer a fuego lento durante unos 20 minutos o hasta que se haya evaporado toda el agua.

4. Precalentar el horno al máximo.

5. Pelar y lavar bien las alcachofas y cortar finas a medias lunas.

6. Pelar la zanahoria y el calabacín y cortar a trozos pequeños.

7. En una bandeja para horno poner las verduras, un poco de aceite y sal rosa del Himalaya. Cocer a 180º durante aproximadamente 25 minutos o hasta que estén al punto

8. Lavar bien la kale (si es preciso, dejar previamente en remojo con vinagre de manzana o de vino durante 30 minutos). Separar las hojas del tronco y descartar el segundo. Macerar la col con un poco de sal, aceite y la levadura nutricional en un plato grande, haciendo un masaje con la mano de forma que se vaya rompiendo la fibra de las hojas y el volumen se reduzca. Reservar un poco de kale en otro plato, en el que serviremos las hamburguesas.

9. Abrir el aguacate, cortar a cuadrados pequeños y mezclar con la kale. Continuar el masaje con las manos para que se empape bien.

10. Retirar el trigo sarraceno del fuego y dejar enfriar.

11. Retirar las verduras del horno. Coger un poco de alcachofa y mezclar con la ensalada de kale. En este caso solo pondremos alcachofa, pero también se podría poner calabacín y, si no hace falta que sea una cena anticándidas, también zanahoria. La ensalada está lista.

12. Reservar un poco de verduras para el acompañamiento de las hamburguesas junto a la kale, y triturar el resto con el trigo sarraceno y una cucharadita de café de vinagre de umeboshi.

13. Formar las hamburguesas y poner un momento en el horno. Cuando sea la hora de comerlas, pasar por la plancha o la sartén con un poco de aceite.

Núria Roura
Núria Roura

Coach de salud por el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York. Es autora del libro Detox SEN. Acompaña a las personas a hacer cambios de hábitos profundos y progresivos a través de retiros, acompañamiento individual, programas en línea, formación y conferencias. Comparte su camino de sanación para inspirar a vivir y comer sin culpa, ansiedad ni culpabilidad. Defiende una alimentación saludable, energética y nutritiva más allá de las etiquetas. www.nuriaroura.com