Con pera, puerro, jengibre, nueces y queso feta, estas jugosas y aromáticas minitortillas resultan súper fáciles de hacer y muy prácticas para tener a mano este caluroso agosto sin complicaciones en la cocina y aseguraros un plato sencillo, ligero y nutritivo.

Estamos tan acostumbrados a tener al alcance ciertos alimentos, que a veces es muy fácil que los infravaloremos; la pera está en el top de las frutas más consumidas, y este agradecido alimento forma parte de nuestra existencia desde bien pequeños: es uno de los primeros alimentos que nos dan a probar, y su dulzura y su frescor acompañan muchos de nuestros mejores recuerdos.

La pera es una fruta jugosa y aromática, su carne es muy apreciada y es una de las primeras frutas, junto a la manzana, que acompañaron al hombre. Los griegos iniciaron su cultivo y lo llevaron por toda la zona mediterránea. Hay referencias sobre el uso de la pera en la Historia natural de Plinio el Viejo, e incluso en La Odisea de Homero. Contiene pectina, un tipo de fibra capaz de absorber las toxinas del intestino; así pues, resulta ideal para la salud del aparato digestivo y para ayudar a prevenir enfermedades como el cáncer de colon o a combatir el colesterol. Tiene, además, potasio, magnesio y calcio, que, unidos a la acción de los ácidos cafeico y ascórbico, potencian su poder diurético. La pera tiene también propiedades antioxidantes gracias a la gran cantidad de vitaminas que posee. Así, esta maravillosa fruta es aconsejable para eliminar radicales libres y fortalecer el sistema inmune.

En la cocina, la pera es una de las frutas más versátiles: combina muy bien tanto en platos como cremas, ensaladas, batidos… como en postres. Me encanta la combinación del sabor dulce y refrescante de la pera con el puerro, las nueces crujientes, la intensidad del queso feta y el toque picante del jengibre. Para esta receta, sólo hace falta un molde para muffins, batir los huevos y añadir los ingredientes. Se pueden hacer versiones propias con otras verduras y, así, tener un surtido variado de minitortillas. He añadido unas hojas tiernas de berros para dar un poco de frescura y aprovechar también las numerosas cualidades de esta planta, que contiene más hierro que la espinaca, más calcio que la leche, y más vitamina C que las naranjas. Toda una delicia de jugosas minitortillas para sorprender a invitados y ayudar a soportar el intenso calor con alimentos saludables.

La receta

Ingredientes (para 12 minitortillas)

  • 10 huevos de gallinas felices
  • 1/2 puerro
  • 1 pera limonera (o cualquiera de temporada)
  • 1 puñado de nueces
  • Un poco de queso feta o azul de cabra
  • Un trozo de unos 3 cm de jengibre rallado
  • Unos brotes tiernos de berros
  • Sal marina
  • Pimienta

Preparación

Batir los huevos junto a la sal y la pimienta. Partir las peras, quitar el corazón y cortar a cubitos (no hace falta pelarlas sin son ecológicas); añadir al huevo batido junto al puerro cortado muy fino, las nueces picadas y el jengibre y repartir en los moldes para muffins. Sobre todo, no hay que llenarlos hasta arriba porque podría salirse la mezcla. Añadir en el centro de cada muffin un poco de queso de feta y unos brotes de berros. Poner en el horno a una temperatura de unos 150 ºC-170 ºC máximo, dejar que cuezan unos 15-20 minutos y ¡listo!

Que lo disfrutéis,

¡Mucha salud!

Cristina Arroyo

Cristina Arroyo
Dietista y naturópata