Gina Estapé es una cocinillas nata. Desde muy joven, se sintió atraída por la cocina y la vida saludables y esta pasión la llevó hasta Montse Vallory, Elka Mocker o Javier Medvedovsky, tres grandes chefs referentes de la cocina saludable del país, con quien se ha formado a lo largo de estos años. Dietista integrativa, bloguera de éxito y divulgadora de alimentación y hábitos de vida saludables en talleres y charlas, disfruta creando recetas hechas a partir de alimentos de calidad, naturales, de producción responsable y ecológica, sin refinar, sin azúcar o sal añadida, sin aditivos ni compuestos químicos y libres de pesticidas.

Además, como dietista integrativa, se ha especializado en desequilibrios hormonales, especialmente en mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos.

El año pasado, condujo el primer curso en línea de cocina sana con robot, con un éxito que superó todas las expectativas. Ahora, nos propone un nuevo curso con recetas nuevas y sanísimas de verdad, que completa el primero, y que nos hará volver a la cocina y volvernos a enamorar del robot.

¿Cuánto hace que cocinas con Thermomix, Gina?

Ya hace varios años. Al principio, empecé haciendo las recetas de la máquina mismo para ver cómo funcionaba y qué partido le podía sacar, pero vi que la mayoría de preparaciones propuestas eran poco sanas. De todos modos, me enamoré de la Thermomix porque me permitió descartar otros robots: con esta única máquina ya cubría las necesidades que me resuelven diferentes pequeños electrodomésticos como la batidora, la trituradora, la procesadora, la vaporera, la heladora, etc. El robot me ha servido para eliminar otros aparatos de la cocina.

¿Qué encontraremos en el curso en línea “Cocina sana con robot”?

En este curso aprenderemos a hacer entrantes, platos principales y postres sanas con robot. También tendremos una opción vegetariana y una omnívora; la diferencia es que en la omnívora haremos una receta con pollo y dos con pescado, y en la vegetariana sustituimos esta proteína por tofu o por legumbre. El resto de recetas son iguales y llevan verduras, cereales integrales, legumbres, etc. La diferencia respecto al curso anterior es que la otra vez preparamos básicos como tahina, yogur de coco, ghee u otros productos que tenemos costumbre de comprar preparados; pero la gente quería platos para el día a día.

¿Tenemos manera de recuperar el primer curso?

De momento no, pero cuando terminemos este segundo, prepararemos una nueva versión que incluya el contenido del primero y del segundo. ¡Esto ya lo contaremos!

Gina, tú eres dietista especializada en el tratamiento de ovarios poliquísticos. ¿El curso está enfocado a personas que tienen alguna patología o que quieren seguir un estilo de alimentación concreto? ¿O está abierto a todos los públicos?

No lo hemos pensado en clave de tratar ninguna patología ni sigue ningún estilo concreto, sino que todas las recetas son sencillamente saludables y, por tanto, cargadas de verduras y aptas para cualquier persona. Existe la opción de elegir entre versión omnívora y vegetariana, y ya indicaré las recetas que contienen algún alérgeno, como el trigo, el huevo o los frutos secos.

¿Todas las recetas son nuevas?

Sí. Hay dos recetas de postres, algún entrante como un panecillo de espelta con un paté de champiñones y nueces, alguna ensalada… Intentaremos utilizar todos los pisos, y mientras abajo estamos preparando una crema, en el piso de arriba haremos verduras y pescado o tofu.

¿Por qué no hay recetas sanas con Thermomix?

De las que te dan cuando compras la máquina, puedes adaptar alguna, pero la mayoría tienen un pero… O llevan mantequilla, o harina blanca, o azúcar… y nos puede costar saber cómo sustituirlo y adaptarlo bien. En algunos monográficos de verduras de Thermomix sí hay recetas más sanas, pero a menudo hay algo que falla, por ejemplo, el tiempo de cocción de las verduras.

¿Tendemos a cocer demasiado las verduras?

Sí, las solemos comer blandas, pero las verduras deben quedar crujientes. El brócoli al vapor, por ejemplo, muchas veces lo comemos demasiado blando, casi deshecho y blanquecino, y nos lo tenemos que comer crujiente y sin que haya perdido el color verde tan característico. Todo esto lo cuento en el curso, y especifico durante cuántos minutos debemos cocinar cada preparación.

Para preparar unas judías azuki, por ejemplo, por qué crees que es mejor hacerlo con Thermomix que con la tradicional olla al fuego?

Para que te puedas despreocupar más fácilmente: la máquina te asegura que las judías no se pegarán, que no se te acabará el agua, etc. Para mí, la ventaja principal es ésta, que se hacen en un momento y quedan siempre bien.

El curso se llama “Cocina sana con robot”. ¿Qué entendemos por cocina sana?

Decimos “sana” porque partimos siempre de alimentos reales o de verdad, no añadimos ningún tipo de azúcar, ni de harina blanca, ni lácteo de mala calidad…

¿Alimentos reales sin código de barras?

¡Exacto! Cocinaremos con los productos frescos que encontramos en el mercado: verduras, legumbres, cereales integrales, carne (si es ecológica, mucho mejor) y pescado, etc. Incluso los postres que preparamos son sin azúcar, lácteos ni harinas, y los endulzamos de manera natural con dátiles u orejones.

¿Las recetas son todas creación tuya?

Sí. Me he inspirado en algunas preparaciones o también las he creado a demanda, a partir del feedback que recibimos en la primera edición del curso, centrada en básicos. Los alumnos querían aprender a hacer pasteles o postres y también a cocinar para pisos, varias cosas a la vez.

¿Haréis lo que se llama batch cooking?

No exactamente: el batch cooking consiste en cocinar un día y comer cinco, y aunque sí utilizaremos diferentes pisos al mismo tiempo, no hemos enfocado el curso de esta manera. Si nos sobra comida o no dependerá mucho de cuántos seamos en casa: si solo somos uno o dos, probablemente nos sobrará comida de cada receta, pero si somos cuatro o cinco, posiblemente nos lo terminaremos todo en una comida. Normalmente, saldrán cuatro raciones de cada receta, por eso sirven tanto a familias como a parejas o a personas que viven solas y que cocinan de más para conservar.

¿Los ingredientes serán fáciles de encontrar?

Sí. Lo más extraño será trigo sarraceno, azukis, leche de coco, mijo o levadura nutricional, que son ingredientes muy saludables que nos conviene integrar en la dieta y que ya son muy fáciles de encontrar, por suerte.

¿Las recetas serán fáciles o muy elaboradas?

Las hemos pensado para todos los públicos y para el día a día. Las hay más festivas y que podemos aprovechar para servir cuando tenemos invitados, como el pastel de salmón o de lentejas, que también se pueden hacer entre semana porque son fáciles de planificar. Pero, en general, no son muy laboriosas. La gracia del robot de cocina es despreocuparse.

Si nos gusta mucho cocinar, ¿nos aburriremos?

No, porque siempre se puede improvisar o adaptarlo mucho. Yo creo que la Thermomix es una herramienta muy fácil si no sabes cocinar, porque te puedes despreocupar de las cocciones y siempre sale todo bien; si te gusta mucho la cocina también te permite ir más allá, porque puedes conseguir texturas y hacer preparaciones que no podrías hacer con una olla tradicional. Si tienes imaginación o te gusta cocinar, da mucho juego. De todos modos, el curso quiere ser muy práctico, y lo hemos pensado así porque era lo que la gente nos pedía: “Quiero recetas sanas y fáciles, que no me compliquen la vida y que gusten tanto a grandes como pequeños”.

Si no tenemos Thermomix, pero tenemos otro robot, ¿podremos hacer el curso?

Hoy en día, hay robots que son muy similares a la Thermomix. Yo aconsejo revisar las funciones del robot (cocinar al vapor, triturar, etc.), y si vemos que son las mismas que las de la Thermomix (velocidad, temperatura, etc.), considero que se puede adaptar perfectamente el curso.

Pero tal vez el tiempo de programación no será el mismo...

Este es el problema. Si la velocidad de los programas o la temperatura son diferentes, la receta servirá seguro, pero quizás no saldrá bien a la primera y habrá que hacer más pruebas de ensayo y error.

En este curso no habrá un menú a seguir, como en el curso de “Pierde peso y gana salud”, ¿verdad?

No, las recetas están pensadas por sí solas, para combinarlas como queramos y comerlas en el momento que queramos. Hay recetas que, por ejemplo, son muy completas y las podemos hacer como plato único, tanto para comer como para cenar, pero hay platos que no. Por ejemplo, la sopa de mijo, que se puede combinar con otro plato.

Y si no tenemos tiempo para cocinar el plato que nos propones cada día que dura el curso, ¿qué hacemos?

No hay problema, porque el acceso al curso es ilimitado: tanto los vídeos como las recetas en texto. Cada día lanzaremos una receta y, así, todos los inscritos en el curso podrán hacer preguntas que resolveremos el mismo día. Este chat también quedará registrado una vez hayamos terminado el curso, y todos los inscritos tendrán acceso a él.

Marta Costa
Marta Costa

Periodista y posgrado en Comunicación Alimentaria.
Coordinadora de contenidos de Soycomocomo.

  @marta_coor