Especialistas

Inicio / Especialistas 28 de Abril 2017

Jujube para endulzar con salud

El jujube o dátil rojo es un fruto de origen oriental con un gran potencial terapéutico y también muy útil para endulzar las recetas. Nuestra colaboradora Cristina Manyer nos enseña a elaborar unas galletas sanas y deliciosas con mermelada de dátil rojo.

El jujube, también conocido como dátil rojo o dátil chino, es el fruto del azufaifo chino, jinjolero o planta de la yuyuba (Ziziphus Jujuba Mill.), planta que se cultiva desde hace unos 4.000 años en el noreste de China. Muy valorado por sus propiedades terapéuticas, el jujube cuando se seca, por su piel arrugada, se parece mucho al fruto de la palmera datilera, pero con un color más castaño o colorado. Hoy en día esta planta se cultiva por todo el mundo, principalmente en lugares templados y soleados, de clima suave.

El jujube es un fruto tradicionalmente utilizado por la medicina tradicional china como tonificador general –muy utilizado para combatir resfriados y problemas respiratorios, a la vez que consigue dar tranquilidad al cuerpo y al espíritu. Es decir que también se le reconocen propiedades para acompañar estados de agitación o trastornos del sueño.

Más vitamina C que las naranjas y los limones

En función de su grado de maduración y desecación, los dátiles rojos tienen una concentración de vitamina C muy interesante, equivalente a la de las fresas. Se trata por tanto de un alimento con un gran poder antioxidante y con capacidad para fortalecer el sistema inmunitario.

Sabor y textura para elaborar recetas sanas

La casa Salud Viva tiene dátiles rojos y, como todos sus productos, de la calidad más cuidada. Los superalimentos de Salud Viva son una garantía de la mejor materia prima.

Al igual que los dátiles, el jujube nos permite endulzar nuestras recetas de la forma más saludable, pues aporta su sabor dulce suave acompañado de su fibra, vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes. Así, conseguimos endulzar con alimentos de verdad, con una entrada de azúcar en el organismo mucho más dosificada y aprovechando sus múltiples beneficios. Nuestra colaboradora Cristina Manyer nos enseña a elaborar unas galletas deliciosas y súper sanas con mermelada de dátiles rojos.

La receta: galletas rellenas de mermelada de dátiles rojos

Ingredientes

aprox. 30 unidades = 15 galletas rellenas, dependerá del tamaño de los moldes)

  • 2 T de harina de trigo sarraceno
  • ½ T de harina de almendras
  • ¼ T de bebida de almendras (mejor que sea casera: ver receta
  • 5 c.s. de aceite de oliva
  • 4 c.s. de sirope de flor de coco Salud Viva o azúcar de coco, de panela o mascovado
  • 4 c.s. harina de lino Salud Viva hidratado con 8 c.s. de agua mineral (o moler las semillas con un molinillo de café)
  • 1 c.p. de canela en polvo
  • 1 c.c. de jengibre en polvo
  • 1 pizca de clavo en polvo
  • ½ c.c. de vainilla en polvo
  • 1 c.p. de bicarbonato sódico
  • 1 pizca de sal marina

Ingredientes mermelada dátiles rojos

  • 150 g de dátiles rojos
  • 1 T de agua mineral
  • ½ c.p. de canela molida
  • 1 c.s. de semillas de chía*
  • 1 pizca de sal marina

*Si no se dispone de una batidora suficientemente potente, es mejor moler las semillas antes.

Preparación

  1. Poner en remojo la harina de lino hasta que absorba todo el agua.
  2. Mezclar los ingredientes secos en un bol hasta que estén bien integrados (harinas, especias, bicarbonato y sal).
  3. Añadir los ingredientes húmedos (el aceite, el sirope, el lino hidratado, la bebida de almendras) y mezclar bien todos los ingredientes con unas varillas. Con las manos bien limpias terminar de amasar la masa. Tiene que quedar bien ligada, compacta pero flexible. Reservar la masa durante 1 h en la nevera tapada con un film.
  4. Para preparar la mermelada, lavar los dátiles rojos y quitar el hueso. Batir los dátiles con el resto de ingredientes de la mermelada hasta conseguir una textura bien fina. Reservar.
  5. Pasada la hora extender la masa sobre una superficie lisa y previamente enharinada (de harina de trigo sarraceno) con la ayuda de un rodillo de repostería con un grosor de unos 3 mm. Encender el horno a 180 ºC.
  6. Hacer forma de galletas con tus moldes preferidos. Cada galleta rellena tiene 2 bases de galleta. Opcional: se puede hacer un agujerito en la mitad de ellas para que la mermelada se vea por encima.
  7. Hornear a 180 ºC con ventilador durante 7-8 minutos; una vez frías se endurecen un poco.
  8. Cuando se hayan enfriado, rellenar con la mermelada. La idea es hacer como pequeños sándwiches de galletas.
  9. Guardar en un bote hermético en la nevera.

Receta y fotos: Cristina Manyer

Pilar Rodrigáñez

Pilar Rodrigáñez
Dietista con perspectiva integrativa
prodriganez@soycomocomo.es

Comentarios

arriba