Llevamos horas sentados en la misma silla, mirando fijamente una pantalla y controlando el estrés interno lo mejor que podemos. Estamos exhaustos y lo único en lo que pensamos es en parar diez minutos para tomar una taza de café con dos sobres de azúcar, comer alguna galleta, sentir ese impulso de energía y volver a la carga. Lo que no pensamos en ese momento es que, de aquí un rato, tendremos la misma sensación, el mismo agotamiento y las mismas ganas por volver a sentir una buena dosis que nos permita aguantar el resto de la mañana. Pero ¿por qué nos pasa esto? Esta sensación de energía de duración corta nos la producen los estimulantes y los azúcares simples (ya sea bollería, galletas o cereales refinados). Esto se debe a que los azúcares simples entran con mayor facilidad en el torrente sanguíneo y facilitan esta sensación placentera durante “unos instantes”. Sin embargo, cuando esta sensación desaparece, el gusanillo vuelve a atacar y volvemos a caer en la misma rueda: más cansancio, más estrés, más malestar.

La sociedad vive cansada, y el problema principal es que considera que este estado es el normal. Porque ¿cómo no voy a estar agostado si me paso ocho horas sentado frente a un ordenador sin parar de trabajar? Esta rueda nos produce una sensación de malestar constante que necesitamos ir paliando a lo largo del día con diversas dosis de energía ficticia a base de estimulantes y endulzantes. A la larga esto nos puede llegar a producir malestar como migrañas, cansancio, problemas gastrointestinales o en la piel. Sin embargo, la solución está más cerca de lo que creemos y, si comenzamos a trabajar desde el interior, seremos capaces de realizar grandes cambios que se reflejarán en el exterior.

Por suerte, más allá de las empresas que solo velan por sus intereses y beneficios propios existen otras que apuestan por divulgar métodos saludables y ayudar a que la gente aprenda a introducirlos en su vida diaria. Refruiting, una empresa emergente que está pisando fuerte, nace a raíz de ver como en otros países el tentempié de los trabajadores se basaba en alimentos saludables. Impulsados por la idea de convertir las empresas en un lugar más sano, donde los empleados encuentren mayor motivación, bienestar y ganas de sentir los beneficios que estos alimentos pueden aportarles, crean esta empresa, que ya está comenzando a coger fuerza en diferentes espacios entre Madrid y Barcelona.

¿Qué es Refruiting?

Felipe Ojeda, Fernando Oriol y Ramon Casals son los padres de Refruiting, una empresa emergente de Barcelona que ofrece fruta de la mejor calidad a las empresas que así lo deseen. La sostenibilidad, la calidad y, cuando es posible, la proximidad, son algunos de los valores que los identifican (de hecho, están negociando con proveedores locales para trabajar directamente con ellos y poder ofrecer fruta de Km0 de la mejor calidad).

Existe cada vez una mayor consciencia sobre la importancia de la salud y una demanda creciente hacia este mercado y, por ello, es importante alimentar a este sector de la sociedad, ya que así, poco a poco, el mercado de la salud se irá ampliando y todos podremos sentir los beneficios en un futuro (más salud, menos necesidad de medicamentos y mayor bienestar).

Pero, ¿por qué fruta?

La fruta presenta una gran cantidad de beneficios que la convierten en un alimento ideal para consumir entre horas. Entre sus propiedades podemos destacar las siguientes:

  • Es fuente de fibra, que ayuda a mejorar el funcionamiento del tránsito intestinal y a reducir la respuesta insulínica. Por eso, con una pieza de fruta no sentiremos esa subida y bajada de energía repentinas, ya que ralentiza la absorción de su azúcar.
  • Contiene vitaminas y minerales, nutrientes indispensables y fundamentales para el organismo y que la convierten en un alimento muy denso nutricionalmente.
  • Es saciante, ya que la fibra y la necesidad de ser masticada facilitan esta sensación.
  • Contiene grandes cantidad de agua y, por ello, tiene la propiedad de hidratar y refrescar.
  • Aporta vitaminas y antioxidantes. En concreto, la C es la que más abunda. Kiwis, fresas, cítricos y frambuesas contienen una gran cantidad de ésta y nos protegen de las agresiones de los radicales libres.

¿Qué productos podemos encontrar en Refruiting?

La idea de tener cada día alguna pieza de fruta preparada para comer a la larga puede parecer aburrida y monótona. Mucha gente, cuando le hablas de fruta, solo piensa en plátano, pera y manzana. Parece que más allá de estas variedades pocas cosas interesantes encontraremos. Sin embargo, en Refruiting juegan con la temporalidad y eso permite que en cada estación se pueda disfrutar de frutas diferentes.

Ofrecen distintos formatos según las necesidades de cada uno: desde los 2,5 hasta los 6,5 kg. Encontraréis las cestas de fruta, que pueden ser de cultivo convencional o ecológicas, personalizadas (hechas totalmente a medida), las de temporada (con frutas de temporada de 5 a 7 variedades), las esenciales (con frutas que todo el mundo busca todo el año: manzanas Golden, manzanas Pink Lady, peras Conference y plátanos de Canarias), las Premium (con una selección exclusiva de frutas procedentes de los campos más cercanos) y las de una sola variedad (para los fans de alguna pieza en concreto). Y por si con las piezas de fruta nos quedamos cortos, también ofrecen servicio de smoothies (con la opción de diseñarlos personalmente), licuados de primera presión en frío (para conservar las vitaminas, enzimas y nutrientes durante el proceso de extracción), zumos de naranja y frutos secos.

Además, no utilizan plástico (un aspecto muy importante teniendo en cuenta que es un servicio que ofrecen de forma recurrente y que generaría una cantidad de residuo considerable); en su lugar usan cajas de madera que diseña y crea su propio carpintero, Pere, y las reutilizan en las próximas entregas. En caso de no poder ofrecer la caja utilizan la versión de cartón 100%. En las mismas cajas se puede leer la procedencia de los productos, los beneficios, curiosidades, consejos nutricionales e, incluso, se proponen retos que se pueden realizar a través de su blog “Refruiting”, y motivar, así, a las personas a acercarse a un estilo de vida más saludable y favorecer la cohesión entre equipos.

¿Qué hay de nuevo?

Refruiting está en constante búsqueda para facilitar el consumo de alimentos saludables y mejorar sus servicios. Por ello, su última incorporación son las piezas de fruta cortadas. Muchos de nosotros disponemos de poco tiempo para tomarnos un descanso y parar a comer tranquilamente y disfrutar del momento. Y a pesar de que esto sería lo ideal, a veces resulta insostenible poder llevarlo a cabo. Por eso, Refruiting ha optado por añadir las cajitas con piezas de fruta variada cortada y envasada en atmósfera protectora con base de melón o piña y frutas de temporada, para aquellos que quieran tomarse un respiro pero que apenas dispongan de tiempo para hacerlo.

Salud más allá de la alimentación

Que la alimentación es un factor clave para mantenernos saludables no tiene discusión. Por ello, Refruiting ofrece talleres para enseñar las bases de una dieta saludable y ayudar al desarrollo propio hacia una dieta más sana. Sin embargo, no todo gira en torno a ella y otros factores pueden ayudarnos a mejorar nuestro estado general. Así que también se proponen talleres sobre gestión del estrés o cómo aumentar la productividad controlando las emociones; fomentan la práctica de yoga mediante clases desarrolladas para lograr el equilibrio físico, mental y emocional o las actividades físicas en grupo para ayudar tanto a estar en forma como para disponer de energía para alcanzar los objetivos y afrontar el día a día de forma activa.

En definitiva, los cambios repentinos pueden resultar complicados de realizar, sobre todo si se practican en un periodo de estrés. Pero si, poco a poco, comenzamos a implementar pequeñas mejoras en nuestro día a día, al final lograremos que se convierta en un hábito de vida y podremos sentir los beneficios que nos ofrecen. Podemos empezar por reducir de forma paulatina el azúcar del café e, incluso, si nos atrevemos, cambiar el café por un té verde o infusión, o las galletas por una pieza de fruta o nos podemos apuntar a alguna de las clases de yoga para poder relajarnos a la vez que mejoramos la flexibilidad y entramos en calor. El cuerpo lo agradecerá.