Ya quedan apenas dos meses para Navidad y seguro que los que cocinaréis en estas fiestas ya estáis buscando desesperadamente algún plato estrella para conquistar a la familia. Y qué mejor que un plato sabroso, sencillo de preparar, que nos haga entrar en calor, que utilice alimentos de temporada y que, además, sea ideal para compartir. Os aseguro que con este plato no dejaréis indiferente a ningún comensal.

Este pastel de carne utiliza alimentos contundentes que ayudan a entrar en calor. Generalmente se suele utilizar el puré de patata para acompañar este tipo de platos; sin embargo, en esta ocasión he apostado por otro tubérculo que dará un toque dulce y navideño al plato: el boniato.

Las patatas forman parte de las solanáceas –que comprenden también pimientos, berenjena, tomate y cayena–, una familia de plantas leñosas que pueden causar irritación y malestar a ciertas personas con problemas intestinales o enfermedades autoinmunes. Por esta razón, una buena opción es sustituirla por el boniato, ya que este no suele causar inconvenientes.

El boniato es una fuente perfecta de hidratos de carbono, contiene almidón, es antioxidante y fácil de digerir. Además, tiene vitamina E, C, B9 y provitamina A, una vitamina que ayuda a la piel, al desarrollo óseo y a la salud visual.

La carne, como bien podéis leer en el título, es el otro ingrediente estrella de este plato. Para este pastel generalmente se utiliza carne de cordero, pero en su lugar he utilizado carne de ternera. En cualquier caso, el vacuno que utilizo para la receta es ecológico y de pasto (en el mejor de los casos). Cuando hago platos con proteína animal, procuro que sea siempre de animal de procedencia ecológica, de pasto, criado al aire libre y con una vida digna. Es importante tener esto en cuenta, debido a que los beneficios de esta carne distan mucho de los de la carne de los supermercados habituales. Cuando los animales se han criado de forma natural, con una alimentación a base de pasto, etc., la cantidad de grasas saludables es mayor, con una proporción bastante superior de omega-3 que la carne convencional, y con más antioxidantes, vitaminas y minerales.

Además de estos dos ingredientes, el pastel incluye ajo –con propiedades antibióticas tan buenas para esta temporada del año–, cebollamueve la energía en el cuerpo y calienta el organismo–, apiodesintoxica el organismo–,clavoantibiótico natural– y otros ingredientes que convierten este plato en el aliado ideal para las fiestas y el frío.

Esta receta es muy versátil y fácil de adaptar al gusto personal. Así que adelante si os apetece utilizar otro tipo de carne, verduras e incluso especias –podéis darle un toque más oriental utilizando paprika y cilantro, por ejemplo.

Por último, como decíamos, es importante que los ingredientes con los que cocinemos sean ecológicos y, en la medida de lo posible, de proximidad. Hay tiendas o supermercados especializados en productos de Km0 o locales en los que podréis comprar con total confianza. En mi caso, la mayoría de los que he utilizado en la receta del pastel de carne son bio y los he comprado en Plusfresc, que tiene carne ecológica de pasto criada en Lérida. ¡Un gusto y un lujo!

La receta

 

Ingredientes

Para la carne

  • 1 c.s. de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo, picados finos
  • 1 cebolla roja a cuadraditos
  • 1 zanahoria a cuadraditos
  • 1 rama de apio a cuadraditos
  • 1 c.p. de romero
  • 1 c.p. de tomillo
  • ½ c.p. de sal
  • ½ c.p. de pimienta
  • 3 clavos
  • 500 g de carne de ternera picada
  • 3 cucharadas de passata o concentrado de tomate
  • 300 ml de tomate pelado o triturado
  • 100 ml de caldo de pollo o carne
  • 100 g de guisantes congelados
  • 1 c.s. de sirope de agave

Para la crema de boniato

  • 700 g de boniato, pelado y cortado en cubos pequeños
  • ½ c.p. de sal
  • ½ c.p. de nuez moscada
  • 1 c.s. aceite de oliva
  • 1 yema de huevo

Receta

  1. Poner un cazo grande (suficiente para que quepa todo el boniato) con agua y llevar a ebullición. Precalentar el horno a 200 ºC con el grill.
  2. Mientras tanto, agregar una cucharada de aceite a una sartén junto al ajo picado. Remover durante 1 minuto hasta que el ajo adquiera un ligero tono dorado. En este momento, añadir la cebolla, la zanahoria y el apio cortado. Dejar cocinar durante 6 minutos o hasta que las verduras se hayan reblandecido un poco.
  3. Cuando el agua hierva, añadir los trozos de boniato y cocinar durante unos 15 minutos o hasta que se hayan reblandecido.
  4. Agregar las especias (romero, tomillo, clavo, sal, pimienta) a la mezcla verduras y remover hasta integrar todo.
  5. Añadir la carne picada y cocinar durante aproximadamente 8 minutos o hasta que la carne adquiera tono marrón.
  6. Agregar 3 cucharadas de passata y unificar la mezcla. Seguidamente agregar el tomate pelado, el caldo de pollo y la cucharada de sirope de agave y cocinar a fuego medio-bajo durante aproximadamente 25 minutos o hasta que casi todo el líquido se haya evaporado.
  7. Cuando el boniato se haya reblandecido, eliminar el agua y pasar los trozos a un procesador de alimentos (si no se dispone de uno, utilizar una batidora). Añadir sal, nuez moscada y aceite de oliva y triturar hasta obtener una crema.
  8. Cuando falten unos 5 minutos para finalizar, añadir los guisantes y remover. Cocinar los últimos minutos. Verter en la fuente para servir el pastel.
  9. Sobre la carne, colocar la crema de boniato y esparcir para que ocupe toda la superficie.
  10. Separar la clara de la yema de un huevo y esparcir este último sobre la superficie. Opcional: Con los dientes de un tenedor, se pueden hacer diferentes formas.
  11. Finalmente, introducir la fuente en el horno durante unos 15 minutos hasta que la parte superior quede tostadita y crujiente.

¡Buen provecho!

Glenn Cots van de Meerendonk
Glenn Cots van de Meerendonk

Dietista, graduada en publicidad y relaciones públicas, divulgadora de nutrición y recetas saludables en glenncots.com

    @glenncots