El seitán es un producto elaborado a partir del gluten de trigo y que presenta un alto nivel proteico: contiene todos los aminoácidos esenciales, por lo que sirve como sustituto de la carne.

Unos 180 g de seitán cubren los requerimientos proteicos de una persona normal y sólo contienen 140 Kcal: la carne, con la misma cantidad de proteínas, presenta el doble de calorías.

Seitan, propiedades y beneficios para la salud

Lo mejor de todo es que gusta a todos, en especial a los niños, porque tiene una textura agradable y es muy sabroso. También es fácil de encontrar y de cocinar. Si no lo conocéis, os lo presentamos.

Las principales propiedades nutricionales del seitán

  • Gluten
    El gluten es la proteína del trigo, que a la vez es una mezcla de dos proteínas, la diadina y la glutinina.
  • Alto nivel proteico
    El 24% del peso total del seitán son proteínas (más que el buey, un 20%; o el cerdo, un 16%) y es especialmente rico en lecitina.
  • Bajo en grasas
    No tiene colesterol y ayuda a reducir los niveles en sangre además de ser bajo en grasas (0,30%; el buey tiene un 13%, y el cerdo, un 24%).
  • También tiene minerales como el calcio

Los beneficios para la salud del seitán

El seitán refuerza el cuerpo y es especialmente interesante para niños y deportistas.

Según la medicina oriental, es un alimento moderado, ni excesivamente contractivo ni excesivamente expansivo, por lo tanto también sirve para centrar y para equilibrar la dieta.

El seitan, una gran alternativa a la carne

Volvemos a insistir en la necesidad imperiosa de reducir la ingesta de carne en nuestra dieta. El problema cuando reducimos o eliminamos la carne es que no sabemos cómo procurarnos las proteínas de alto valor biológico que necesitamos.

El seitán es la solución más cómoda, práctica y sabrosa. Pero no debemos olvidar el tofu, el tempeh y la combinación cereal integral con legumbre.

Las claves del seitán en la cocina

El seitán lo venden ya cocinado y envasado al vacío, por lo que no es necesario invertir mucho tiempo en su preparación. De todos modos, si hay problemas digestivos, es necesaria una cocción larga, como un estofado. Sí, se puede estofar y de hecho se cocina como la carne: se puede freír, rebozar, hornear y, evidentemente, estofar.

El seitán no pide grandes habilidades culinarias a la persona que lo prepara: se puede pasar por la sartén vuelta y vuelta y, añadiendo un poco de salsa de soja (tamari o shoyu), queda riquísimo. Es una solución perfecta para todas aquellas personas que quieran reducir la ingesta de carne pero no saben cómo sustituirla.

También es ideal para preparar salsa boloñesa o el relleno de los canelones: para estas recetas, el seitán se usa exactamente igual que la carne.

Receta de canelones de setina con bechamel de coliflor y almendra

Canelones de setina con bechamel de coliflor y almendra por Montse Vallory

Las mejores recetas con seitán

A continuación os presentamos algunas recetas deliciosas con seitán del web de Soycomocomo:

Bibilografia

  • Nutrición energética y salud, Dr. Jorge Pérez-Calvo, Grijalbo, 2003
  • El equilibrio a través de la alimentación, Dra. Olga Cuevas, IFP Sanitari Roger de Llúria, 2007
Adam Martín Skilton
Adam Martín Skilton
  @adammartinsk   @adammartinsk