barbacoaSi bien es cierto que durante el verano se debe cocinar muy bien la carne para no caer en posibles intoxicaciones alimentarias, también lo es que hay que evitar su sobrecalentamiento, como ocurre con las parrilladas de carne, ya que se generan muchos compuestos potencialmente cancerígenos. De hecho, en diferentes estudios se ha relacionado el consumo abundante de carne con el riesgo a tener cáncer, sobre todo el consumo de carnes demasiado hechas o incluso un poco carbonizadas.

¿Qué pasa cuando cocinamos demasiado la carne?

Cada vez que cocinamos la carne a temperaturas altas, ya sea en la barbacoa o en la sartén, se forman una serie de compuestos químicos, como las aminas heterocíclicas (HCA) −sustancias que se forman cuando los alimentos, no solo la carne, se cocinan a temperaturas altas−, que se ha visto que están relacionados con el cáncer. La peor parte de la carne es la parte más carbonizada, por lo que siempre habrá que evitarla. También se forman hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), que se producen cuando la grasa cae encima de una fuente de calor y se forma un exceso de humo. Todas estas sustancias se acumulan en el organismo y esto favorece el estrés oxidativo, los procesos inflamatorios y el aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además de todas estas sustancias nocivas, que se forman mientras se cuece demasiado la carne, también es importante saber que el organismo recibirá un estrés extra ocasionado por el esfuerzo que tendrá que hacer para digerirla. Porque cuanto más alta es la temperatura en la que se cocinan los alimentos, más tiempo se quedarán en los intestinos y más difícil será la digestión, lo que producirá toxicidad y hará que el organismo sea menos capaz de funcionar de manera óptima.

Cóctel antioxidante para el verano

Para evitar el estrés oxidativo que presenta tu organismo durante la época de calor, te recomendamos que cada mañana incorpores a tu dieta un zumo rico en antioxidantes, así evitarás el envejecimiento prematuro tanto de tu piel como del organismo.

Batido antienvejecimiento:

  • 1 vaso de zumo de manzana natural ecológico
  • ½ plátano ecológico
  • 1 taza de fresas ecológicas
  • 1 cucharada de postre de superalimento de açaí

Batir y decorar con trocitos de superalimento de cacao

Puedes ir cambiando las frutas cada día: lo puedes hacer también con leche de coco y melocotón, con kéfir y frutas del bosque, etc. y añadir los superalimentos de açaí y de cacao, ambos ricos en nutrientes antioxidantes.

¿Y si eres muy aficionado a las barbacoas?

Pues procura hacer pocas y evita que se chamusque la carne. Pero sobre todo, si realmente eres aficionado a las parrilladas, procura que tu alimentación sea rica en antioxidantes y evita los alimentos procesados, dando preferencia a los alimentos que siempre recomendamos en Soycomocomo. De este modo siempre podrás hacer algunas excepciones.

¿Cómo hacer una barbacoa saludable?

Puedes marinar la carne o el pollo con aceite virgen de primera presión en frío, un poco de zumo de un limón y un ajo. Se ha visto que de esta manera se consigue reducir los niveles de hidrocarburos policíclicos hasta un 90 %.

Otras recomendaciones

  • Limita la cantidad de alimentos en la barbacoa y aumenta el consumo de ensaladas y entrantes.
  • Saca las partes grasas de la carne. De esta manera reducirás la cantidad de HAP.
  • Evita carbonizar la carne.
  • Marina la carne antes de ponerla en la parrilla.
  • Si haces parrillada de carne, que sea carne ecológica. Las carnes convencionales, así como las carnes procesadas, emiten más sustancias nocivas.
  • Además, la dieta del resto del día deberá tener variedad en cuanto al color de las verduras y las frutas, además de evitar alimentos que generen más estrés oxidativo. Y recuerda que si comes menos, vivirás más y mejor.

Jordina Casademunt

Nutricionista

Jordina Casademunt

Ahora puedes pedir cita con
Jordina Casademunt en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico