Propiedades principales

La espirulina

-Contiene una fuente superior de proteína altamente digestible.

-Es una fuente excelente de ácido gamma linoleico (GLA), un ácido graso de la familia omega-6.

-Contiene ficocianina, un potente fitoquímico que se ha visto que tiene propiedades anticancerosas.

Principales beneficios: mejora el rendimiento físico y la recuperación muscular, ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, favorece la eliminación de sustancias tóxicas del organismo y purifica y limpia la sangre, ayuda a combatir posibles carencias alimentarias, estimula el metabolismo y mejora la respuesta al estrés diario y la fortaleza interior.

La Chlorella

-Es más rica en clorofila que la espirulina, por tanto, tiene una capacidad más elevada de eliminar metales pesados.

-Contiene factor de crecimiento (CGF).

Principales beneficios: es adecuada en situaciones de deficiencia, es más tonificante que la espirulina. Colitis, problemas de halitosis, estreñimiento, rendimiento deportivo, eliminación de metales pesados y otras sustancias tóxicas.

El alga espirulina

Por un lado tenemos la espirulina, un alga azul verdosa en forma de espiral −de ahí su nombre, que deriva del latín y significa ‘pequeña espiral’. Figura entre las formas de vida más antiguas del planeta y ya era consumida por las civilizaciones aztecas y mayas. No es un alga marina, como puede ser el kombu o wakame, es una microalga que nace en aguas fuertemente alcalinas −con un pH de 9 a 7− como pueden ser el lago Texcoco, en México, o el lago Chad, en África centroecuatorial, aunque actualmente se cultiva en zonas subtropicales como Hawai. A nivel nutricional destaca por los más de 60 ingredientes activos que contiene y su elevado contenido en proteína de alta calidad −entre el 60 y el 80%−, es decir, tiene todos los aminoácidos esenciales y es la fuente de proteína vegetal más importante conocida hasta ahora. También presenta una gran riqueza en vitaminas del grupo B, incluyendo la vitamina B12, tan difícil de encontrar en el reino vegetal. Es excepcionalmente rica en vitamina E, nutriente fundamental para el rendimiento mental y físico. Destaca por su contenido en clorofila, sustancia que ayuda a limpiar el organismo y oxigenar los tejidos, mejora la formación de glóbulos rojos y purifica la sangre, ya que es muy similar a la hemoglobina. También presenta un pigmento azul llamado ficocianina, una biliproteína que ha demostrado que inhibe la formación de colonias de células cancerosas y también ayuda a recolectar los aminoácidos para la formación de neurotransmisores, lo que hace que aumente la capacidad mental.

Salsa sésamo y espirulina

Pau Esculies

La complementación con espirulina se recomienda para debilidades como la anemia, problemas inflamatorios como gastritis, sobrepeso y hipoglucemias o para personas que presentan una asimilación inadecuada de nutrientes. Su riqueza en proteína hace que sea el complemento ideal para los deportistas que quieren mejorar su rendimiento físico y conseguir un buen tono y recuperación a nivel muscular y para fortalecer el sistema inmunitario y ayudar a activar las defensas naturales del organismo. Aumenta los fluidos yin, nutre la sangre y limpia las arterias. Está contraindicado para las personas que presentan señales de frío junto con retención de agua u otras formas de humedad (moco, hongos…) en la parte baja del abdomen.

El alga Chlorella

Por otra parte, la Chlorella es otra microalga cuyo nombre proviene del griego Chlor, que significa ‘color verde amarillento’, y del latín ella, sufijo relativo a su tamaño microscópico. Contiene un valor alimenticio similar al de la espirulina, pero con algo menos de proteína y más clorofila. De hecho, es la fuente de clorofila más importante de nuestro planeta. La clorofila ayuda a limpiar y desintoxicar el organismo, a movilizar y eliminar los metales pesados acumulados en el organismo por la mala alimentación, el consumo de productos de higiene con ingredientes de síntesis, la contaminación y, incluso, las amalgamas dentales. La Chlorella tiene un efecto más desintoxicante y depurativo que la espirulina. Es especialmente recomendable para las personas que presentan desórdenes hepáticos o que fuman o beben. Ayuda a mejorar el estreñimiento y está especialmente indicada para la gente que sufre de problemas degenerativos de tipo muscular o del sistema nervioso. Contiene factor de crecimiento de Chlorella (CGF, Chlorella Grow Factor). Es la única planta del mundo con factor de crecimiento, sustancia que contiene ADN y ARN y que favorece un buen sistema inmunitario y ayuda a reparar los tejidos del organismo. Este factor de crecimiento promueve el desarrollo normal pero no estimula el desarrollo anormal de los procesos de enfermedades como los tumores.

Las aplicaciones terapéuticas de la Chlorella son similares a las de la espirulina, aunque hay diferencias significativas. La Chlorella se puede considerar la microalga que enfría menos, la más tonificante de todas y la que purifica y desintoxica más. Por lo tanto, es la más segura para utilizar en situaciones de deficiencias. En cuanto a su contenido en CGF, la hace más adecuada para tratar patrones de desarrollo en niños y para el mantenimiento de la salud en personas de edad avanzada y con problemas degenerativos.

Como veis, tanto la espirulina como el alga Chlorella ofrecen un amplio abanico de beneficios. Por eso es interesante irlas combinando para aprovechar las propiedades de cada una de ellas.

Fuente: Healing with whole foods, Paul Pitchford

 

Jordina Casademunt

Nutricionista

    @jordinacasa
Jordina Casademunt

Ahora puedes pedir cita con
Jordina Casademunt en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico