La antigua masía de origen romano conocida como Can Sala Gros se sitúa en Vallromanes, en pleno Parc Natural de la Serralada Litoral; a solo 25 kilómetros de Barcelona y muy cerca del Maresme. Es un destino ideal para una escapada relajante con todas las comodidades imaginables, pero en una finca sostenible.

En los últimos años ha habido un aumento exponencial de la oferta de turismo ecológico o sostenible, pero no todo lo que se ofrece bajo este paraguas verde cumple los criterios ecológicos de la normativa europea. ¿Qué significa que un hotel sea ecológico? Pues que está todo pensado, cuidado y comprometido hasta el último detalle respetando los estándares de sostenibilidad y normativa europea en cuestiones ecológicas: desde los materiales de construcción, el mobiliario o tejidos, uso energético responsable, hasta la alimentación 100% ecológica.

La conciencia ecológica cada vez traspasa más nuestro día a día y también se buscan experiencias de ocio sostenibles. Si se quiere apostar por el turismo ecológico, no solo es que el destino realmente lo sea, sino tener en cuenta cómo se hará el desplazamiento. El medio que provoca una huella ecológica más elevada es el avión, y el que menos, el tren. Ir a Mas Salagros es perfecto porque es un recorrido de unos 40 minutos desde Barcelona en coche y permite hacer escapadas tanto de un fin de semana como más largas. Es lo que se denomina turismo de proximidad.

Alojamiento ecológico

Es realmente impresionante profundizar en la construcción del ecoresort para asegurar el máximo ahorro energético cuidando todos los materiales de construcción. Os ponemos unos ejemplos:

  • Orientación: los edificios están orientados al sur para aprovechar al máximo la luz natural, especialmente en invierno. En verano, se colocan pérgolas y toldos de madera para evitar que entre tanto calor.
  • Materiales: todo el edificio está construido con bloques de termoarcilla y también se han usado aislamientos térmicos vegetales (algodón, cáñamo, celulosa, madera o corcho).
  • Bioclimatismo: las cubiertas vegetales de las habitaciones también sirven como aislamiento térmico, absorben el CO2, retienen la humedad y favorecen la biodeversidad.
  • Caldera de biomasa: el biocombustible es la fuente de calor principal para tener agua caliente y calefacción.
  • Iluminación con LED de bajo consumo.

En cuanto al ahorro y reaprovechamiento del agua, la finca tiene un sistema de regadío para la granja y huerto ecológico. Además, se aprovecha el agua de la lluvia para regar el jardín y cuenta con un sistema de drenaje de agua que va a los acuíferos subterráneos.

Aparte de temas más estructurales y de ahorro, cabe destacar que dentro del resort todo el mobiliario está fabricado a partir de materiales y objetos antiguos. Las camas están hechas a mano con materiales 100% naturales y ecológicos, los colchones son de látex natural. Además, todo el textil, tanto de las sábanas, como los cojines y las colchas son de algodón orgánico.

 

 

Experiencia completa: destino gastronómico y espacio wellness

La gastronomía es otro de los puntos fuertes del ecoresort. Mas Salagros se basa en alimentos 100% ecológicos y el uso de las técnicas culinarias más avanzadas, y eso hace de él un destino gastronómico incomparable. Parte de la oferta gastronómica se cubre con el huerto, la granja y la viña, que producen productos frescos y de temporada. La carta, por tanto, va variando para adaptarse a la temporalidad de los alimentos.

La finca tiene el restaurante 1497, que ofrece un menú mediterráneo; la Granja Snack Bar, con menús ligeros y rápidos para el desayuno, comida o merienda; y el nuevo espacio es el Gastro Wine Bar, con una oferta de tapas y platillos para los foodies más exigentes.

Para completar la experiencia Mas Salagros, la estancia en una habitación incluye 90 minutos del circuito termal del balneario AIRE de Vallromanes. Una oportunidad para sumergirse en la antigua tradición del baño griego y romano para desconectar y relajarse definitivamente. Se propone todo un circuito de baños de contraste y una piscina de agua salada que invita a flotar y soltarse.

Además, la masia ofrece todo un conjunto de actividades de ocio, deportivas y culturales como rutas de senderismo, salidas en bicicleta, sesiones de yoga o Pilates.

¿Queréis ganar una estancia de una noche en este paraíso eco? Con motivo del decimoquinto aniversario de los supermercados Veritas, se sortean 15 estancias. ¡Participad!