Estos días, a raíz del lanzamiento del Reto AIP, muchas mujeres con fibromialgia y fatiga crónica nos escriben para preguntar si el AIP les puede funcionar y cuestionan que sean enfermedades autoinmunes. Hablamos con Marc Vergés, director del reto y nutricionista de La Consulta de Soycomocomo.

Marc, ¿la fibromialgia y la fatiga crónica son enfermedades autoinmunes o no?

Lo son en un 50%. El 50% de la enfermedad es autoinmunológica y el otro 50% es por la exposición durante años a los tóxicos de los alimentos, de los cosméticos, del aire que respiramos, de los productos higiénicos, entre otros.

¿De verdad? Hablemos primero de la exposición a tóxicos. La fibromialgia la causan los contaminantes como los parabenos?

Sin lugar a duda. Por eso a las pacientes siempre les digo que, sí o sí, deben comer alimentos ecológicos y que deben utilizar cosmética también ecológica. En fatiga crónica los tóxicos están dentro de la célula, no hay producción de energía mitocondrial y por eso están tan cansadas. Son pacientes que tienen niveles muy bajos de coenzima Q10, por ejemplo, y por eso falla la energía que el cuerpo genera. En cambio, en fibromialgia, el problema está más repartido. En este caso, sobre todo fallan dos órganos de eliminación: hígado y riñones. Por eso tienen efectos secundarios brutales cuando toman medicación, porque tienen poca capacidad de gestionar los químicos de una medicación.

¿Qué sintomatología tienen?

Muchos dolores de cabeza, problemas digestivos, sensación de hinchazón, retención de líquidos. Un sinfín. Todo depende también de cuál es el químico que acaban de tomar y si es más hepático o renal.

Comiendo tal y como les enseñaremos a comer en el curso, se deshincharán, dejarán de tener dolor y se notarán con más energía

¿Tiene más efectos inmediatos?

¡Sí! Son personas incapaces de gestionar la bomba de tóxicos: detergentes para lavar la ropa, productos de higiene, cosméticos, alimentación, entre otros. Se crea un cuadro inflamatorio considerable, pero que a veces no se muestra con unos valores bioquímicos contundentes en analíticas. Por eso, como cuesta ver cuál es la ruta que causa los síntomas, hay mucha confusión y se ha dicho que la fibromialgia la provoca el “síndrome del nido vacío”, o sea que afecta a personas que antes cuidaban a algún familiar que tenían a su cargo y que, cuando se va, aparece este cuadro. Y no es nada de eso.

Ahora, con precisión, ya podemos saber dónde están las afectaciones de dolor de cada persona y podemos saber el grado, incluso, de fibromialgia.

La fibromialgia y fatiga crónica no son exactamente lo mismo, ¿verdad?

Tienen cosas parecidas y otras diferentes. En la fatiga crónica no suele haber dolor y aparecen muchas incomodidades alrededor del cuello, como sensaciones de nódulos o hinchazón de cuello, que no hay en fibromialgia. En fibromialgia no necesariamente hay una fatiga constante; puede haber picos. En cambio, en fatiga crónica, el agotamiento no se va nunca, aunque se duerma bien.

¿Por qué se pueden catalogar como autoinmunes?

Como hay una inflamación tan cronificada, llega la autoinmunidad. El proceso autoinmune provoca inflamación, pero también ocurre que la inflamación interna del cuerpo despierta un proceso inmunológico.

¿Hay medicación para la fibromialgia? ¿Se pueden curar estas enfermedades?

No hay una medicación específica y toman muchos analgésicos, sobre todo. De todos los casos, pocos se curan completamente, pero pueden mejorar muchísimo su calidad de vida. En fatiga crónica podemos reducir el malestar y en fibromialgia, hacer desaparecer los dolores. Ahora bien, a estas personas siempre les costará gestionar con normalidad estos químicos; serán sensibles a los perfumes, los humos de los coches… Por eso se deben alejar de los tóxicos tanto como puedan. Cuando hay fatiga crónica siempre hay sensibilidad a un exceso de ruido.

¿Quieres decir que les convendría vivir en el campo?

Claro. Lo que vemos es que son muy sensibles a los efectos electromagnético o al llamado efecto niebla.

¿Las antenas? ¿Wi-Fi?

Sí. Este cóctel de “las ciudades” les va muy mal.

¿Y el método AIP les puede ayudar?

Les ayudará a disminuir esta inflamación. Al ser una alimentación que facilita la gestión de los emuntorios de eliminación, ayudarán al cuerpo a eliminar mejor los tóxicos que llegan de todas partes. Comiendo tal y como les enseñaremos a comer, se deshincharán, dejarán de tener dolor y se notarán con más energía.

Si tienen depresión, ¿lo notarán?

Si no es por un duelo o por un problema concreto fundamentado, notarán mejora. En mi opinión, primero aparece la enfermedad autoinmune y luego tienes depresión, porque la autoinmune reduce muchísimo la calidad de vida. No solo les pasa a las personas con fibromialgia; los enfermos de Crohn, quizás no son conscientes de ello, pero pierden la alegría, porque la serotonina se produce en el intestino y, si el intestino está dañado, no eres capaz de ser feliz.

Otro ejemplo. Vimos que la distimia, que es una depresión crónica incurable por las vías convencionales, se curaba por una transferencia fecal. Para que veas lo importante que es tener bien el intestino, no tenerlo inflamado y que rinda bien para producir bien la serotonina. La genética está y debemos tenerla en cuenta, pero la epigenética –nuestros hábitos– gana siempre.

Durante el  curso les enseñaremos un tipo de alimentación para reducir esta inflamación, pero no daremos suplementación.

No, aunque es importante. Puede ser en una fase siguiente; no hay que hacerlo todo a la vez. Primero empezaremos a comer lo que conviene para sellar el intestino y que sea ecológico y ya llegaremos a lo otro. Además, la suplementación se debe prescribir de forma personalizada. Ahora bien, hay algunas cosas que se pueden ir incorporando y que van muy bien, como tomar coenzima Q-10 para mejorar la energía, corteza de roble francés en el caso de la fatiga crónica o infusiones que cuiden la salud hepática y/o renal en el caso de la fibromialgia.

Si te encuentras siempre mal, con cansancio permanente, tienes malas digestiones, te cuesta perder peso, se te cae el pelo, te duelen las articulaciones o se te hace un mundo levantarte por las mañanas y no encuentras solución para tu malestar, te proponemos escuchar tu cuerpo y saber qué le sienta bien y qué no.

El poder de sentirse acompañado en un cambio de hábitos

Si te gustaría poner fin a todo esto que te hace sentir mal, en el “Reto AIPte acompañamos durante 2 meses para que puedas mejorar tu sintomatología. Se trata de un programa online con un sistema de apoyo grupal para que no te sientas solo en ningún momento. Además de ayudarte a aplicar el protocolo AIP, podrás compartir todas tus dudas conmigo directamente y con el nutricionista Marc Vergés. Además también será un espacio donde expresarte junto a otras personas que se encuentran en la misma situación que tú.

En el “Reto AIP” encontrarás una guía donde te explicamos las claves para mejorar tu inflamación, un menú AIP de 1 mes entero con recetas incluidas y también lecciones teóricas, vídeos y materiales descargables para entender tu enfermedad autoinmune y descubrir qué hacer para mejorar tu sintomatología. Y, por si fuera poco, te regalamos gratis 3 bonus: Una guía AIP adaptada a la dieta FODMAP (con recetas incluidas), una guía de suplementación específica para diferentes patologías autoinmunes y 8 recetas festivas AIP extras más 8 ideas de postres para que puedas compartir las fiestas con todo el mundo sin problemas.

 El “Reto AIP” puede ser un aliado para mejorar tu sintomatología. Me gustaría mucho verte dentro y poder ayudarte. Consulta más información aquí.

Descubre si AIP es para ti
Núria Coll
Núria Coll

Directora Soycomocomo.es, la Consulta nutricional de Soycomocomo.
Creadora del Cómo Como Festival

  @nurcoll   @nuria__coll