¿Que desayuno?

Inicio / ¿Que desayuno? 2 de Enero 2017

Compota de zanahoria y manzana e hidratado de chía

El desayuno que reúne algunos de los alimentos más nutritivos que hay.

Fotos: Becky Lawton

“Este mes puede llegar a ser de los más complicados del año”, diría nuestro sistema digestivo. Cenas, comidas, festejos con algún que otro exceso… Es lo que toca y puede ser difícil mantener unos hábitos saludables, aunque desde nuestra página podéis ver cientos de ideas healthy incluso para pasar las fiestas.

De todas formas, siempre tenemos el comodín del desayuno. El que propongo hoy es bien digestivo, reconfortante y deja el paladar a gusto.

La idea es que el día antes preparemos una crema con zanahoria y manzana, cocida a fuego lento con canela y limón, luego la trituremos con cúrcuma fresca (aunque es opcional le da un toque interesante) y la reservemos.

A la mañana siguiente ponemos a hidratar semillas de chía con leche vegetal (mientras nos arreglamos para salir, por ejemplo), y luego lo mezclamos todo.

Si tenemos un poquito más de tiempo, sugiero acompañarlo con el caldito de la cocción de las zanahorias y las manzanas, con el añadido de kudzu.

Todo el conjunto es pura nutrición para nuestra microbiota: polifenoles, pectinas, mucílagos, almidón resistente… Estos días es posible que nuestros “bichillos” tengan mucho trabajo, y una ayuda en forma de desayuno les vendrá la mar de bien. ¡Espero que lo probéis y os guste tanto como a mí!

Aprovecho para dejaros abrazos de pino y almendras, besos de canela y cacao y aromas de cardamomo y clavo. ¡Feliz año, comunidad!

Para 2 raciones:

  • 2 cucharadas de semillas de chía
  • Medio vaso de bebida vegetal
  • 1 manzana
  • 1 zanahoria
  • La piel de un limón
  • 1 ramita de canela
  • 1 trocito de cúrcuma fresca de 1 cm aproximadamente (opcional)
  • Para endulzar: edulcorante natural al gusto
  • 1 cucharadita de kudzu (opcional)

Elaboración:

  1. La noche anterior, poner a cocer la manzana troceada con la zanahoria, la piel de limón, la canela y agua suficiente para cubrir. Llevar al fuego a cocer hasta que estén tiernas.
  2. Colar el caldo (reservar) y triturar la manzana, la zanahoria y la cúrcuma hasta tener una crema.
  3. Al día siguiente, poner las semillas de chía con la bebida vegetal y dejar el tiempo suficiente para que se hidraten.
  4. Servir la crema con las semillas de chía hidratadas.
  5. Si se quiere aprovechar el caldo de la cocción, disolver la cucharadita de kudzu en un poquito de agua fría, añadir al caldo, llevar al fuego y dejar que alcance el punto de ebullición. Retirar y beber. Muy reparador de la mucosa digestiva, ¡pues tiene efecto prebiótico.

 

Adriana Ortemberg

Adriana Ortemberg
Naturópata, escritora de libros de alimentación y vida saludable e instructora de cocina vegetariana
adriana@adrianaortemberg.com

Comentarios

arriba