En esta ocasión los hemos hecho con gambas y espárragos, pero puede ser una receta ideal de aprovechamiento de unas sobras de verduras cocinadas del día anterior.

Ingredientes muffins gambas

Las gambas son de Palamós, pequeñas. Podéis aprovechar para comprarlas y congelarlas peladas cuando están bien de precio; os salvarán de más de un apuro. Si compráis colas de gambas ya congeladas en el supermercado, leed bien la etiqueta y aseguraros de que estén libre de sulfitos y otros conservantes. También se puede hacer con bacalao desmigado bien escurrido, por ejemplo.

Muffins gambes

He añadido un poco de goma de guar para dar consistencia. Es un espesante natural que se utiliza mucho en helados, kéfir o en masas panificables sin gluten. Se trata de un polisacárido (manosa-galactosa) alto en fibra al que se le ha atribuido la capacidad de reducir la glucosa en sangre y es utilizado en diabetes, es prebiótico y puede ayudar en estreñimiento. Aunque en dosis altas puede dar problemas intestinales, en este caso añado una mínima cantidad por muffin y es totalmente opcional.

Vais a tardar 5 minutos en prepararlos y 20 a hornearlos mientras preparáis una ensalada de tomate de acompañamiento, ponéis la mesa o bañáis a los peques.

Seguro que vais a repetir o, al menos, os dará ideas para versionar la receta como más os guste.

Muffins gambas y espárragos

Fotos: Mel Sánchez

Muffins salados de gambas y espárragos

Ingredientes para 8 unidades:

  • 6 huevos
  • 100 g de almidón de patata
  • 100 g de colas de gambas peladas
  • 100 g de espárragos trigueros
  • 1 puerro
  • 5 g de goma de guar (opcional)
  • 3 g de bicarbonato
  • 2 tomates secos picados (opcional)
  • 1 pizca de perejil fresco picado
  • Sal sin refinar al gusto
  • AOVE

 Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180 ºC.
  2. Cortar los espárragos, las gambas y el puerro en trocitos pequeños.
  3. Saltear los ingredientes anteriores 5 minutos en una sartén con 1 gota de aceite oliva extra. Reservar.
  4. Batir bien los huevos con unas varillas de mano. Una vez batidos, añadir el almidón poco a poco removiendo con las varillas hasta que se integre con los huevos y no haya grumos.
  5. Seguidamente añadir la goma guar y el bicarbonato, remover bien hasta que quede una masa espesa.
  6. Es el momento de añadir las verduras y gambas a la mezcla junto al tomate seco picado, el perejil y sal al gusto.
  7. Verter la mezcla en unos moldes de muffins pincelados con AOVE. En principio no hace falta poner papel para madalenas.
  8. Colocar los moldes en la rejilla (mejor que la bandeja) en la guía más baja del horno.
  9. Hornear 20 minutos a 180 ºC con calor arriba-abajo y ventilador. Una vez hechos, esperar un par de minutos para desmoldar.
  10. Comer recién hechos o fríos en otro momento. Están delicioso de las dos maneras.

Mel Sánchez
Mel Sánchez

Dietista integrativa y psiconeuroinmunóloga

    @healthyfood_mel