Col lombarda púrpura, cebolla roja y naranja sanguina; todas están repletas de antocianinas, que, además de aportarles color, nos protegen de la oxidación celular.

Según la medicina hipocrática, todo el poder curativo se halla en la naturaleza, así de simple. Y nuestro cuerpo tiene, de forma natural, la capacidad intrínseca de sanarse con su ayuda. Esta deliciosa crema de color intenso nos aporta ingredientes que refuerzan el sistema inmune y nos ayudan a protegernos de infecciones.

Yo defino mi cocina como “la morada de mi corazón”, que, según la medicina tradicional china, representa al shen o espíritu, a la energía que gobierna nuestro cuerpo, el origen y raíz de la vida y a lo que nos hace humanos.

Buscadora incansable del equilibrio entre la salud mental, física y espiritual, creo firmemente que la forma cómo nos alimentamos define nuestra salud y, si cocinamos desde el corazón, nuestros platos serán, además de alimento, medicina.

Crema morada hipocrática

He salteado la col lombarda con cebolla roja y especias y la he cocido lentamente en jugo de naranja. ¡Triturada y lista! Un toque de pesto de menta refrescante y un poco de yogur cremoso de oveja, que suavizará la intensidad de los sabores.

Entre las coles, la lombarda siempre me ha entusiasmado por su sabor, más dulce que el de sus hermanas, y por su color púrpura maravilloso. Al igual que la col lombarda, las naranjas sanguinas, deben su color rojizo a las antocianinas; pigmentos que nos protegen la piel del envejecimiento prematuro y que disminuyen el riesgo de cardiopatías y de enfermedades visuales degenerativas.

Una simple infusión de menta estimula el sistema inmune y mejora los síntomas del resfriado y, según la antigua mitología griega, se considera que la menta, además, aporta sabiduría. Sabiduría para reconocer que los colores de la naturaleza, las plantas, los vegetales y las especias, facilitan el proceso natural de autocuración.

La receta: Crema de lombarda y naranja sanguina con pesto de menta

Ingredientes para la crema (3-4 personas)

  • 1 col lombarda mediana
  • 1 cebolla roja
  • El zumo de 2-3 naranjas sanguinas
  • Una pizca de comino en polvo
  • Una pizca de ajo en polvo
  • Una pizca de nuez moscada
  • Una pizca de pimienta blanca en polvo
  • Sal marina
  • AOVE
  • Yogur de oveja cremoso (como guarnición)

Ingredientes para el pesto de menta:

  • 1 manojo de menta fresca
  • AOVE
  • Un puñado pequeño de anacardos remojados
  • 1 diente de ajo

Preparación:

  1. Lavar y cortar la col en cuatro trozos. Eliminar los nervios más gruesos.
  2. Pintar una sartén con AOVE y saltear la cebolla cortada a cubitos. Añadir las especias y la sal marina y pochar.
  3. Saltear los cuartos de la col por cada lado hasta que cojan un poco de color.
  4. Añadir el zumo de las naranjas y dejar cocer unos 20-30 minutos o hasta que la col esté bien tierna. Ir removiendo y, si es necesario, añadir un poco de agua o más zumo.
  5. Cortar la col en trozos más pequeños y triturar con la salsa en una batidora de vaso. Si os queda muy espesa podéis añadirle agua o yogurt.
  6. Para hacer el pesto, triturar todos los ingredientes y corregir con AOVE al gusto.
  7. Servir la crema en boles individuales con un poco de yogur natural de oveja y un toque de pesto.
  8. Que lo disfrutéis,

¡Mucha salud!

Cristina Arroyo
Cristina Arroyo

Creadora de Poderosamenta
Dietista y naturópata
Alimentación ConCiencia & Salut

    @poderosamenta