Desde Soycomocomo siempre hemos hecho divulgación de lo que creemos que es una compra consciente y responsable: la compra de proximidad, de tiendas de barrio o de mercado, de pequeños productores de confianza, de cooperativas y grupos de consumo, etc. Y todas estas opciones son muy válidas sobre todo para los productos frescos como la verdura, la fruta, los huevos, los lácteos o la carne o el pescado. Ahora bien, ¿cómo lo hacemos con los productos secos que también deben ocupar un lugar importante en la despensa? ¿De dónde sacamos las algas, los cereales, las legumbres, los productos de cosmética, los superalimentos, las semillas o los frutos secos?

Por desgracia, la presencia de establecimientos especializados en productos ecológicos en nuestro país se concentra muy especialmente en determinadas áreas urbanas, lo que lo pone más difícil a todos los que viven en el campo o tienen poco tiempo para ir a hacer la ruta de la compra especializada para diferentes tiendas. En este caso, la mayoría acaba yendo al gran supermercado convencional que les ofrece de todo y, ahora también, ecológico. Y sí, es cierto que muchos ya se han puesto las pilas con lo ecológico, los productos sin gluten o sin lactosa y ahora tienen pasillos y estantes cargados de estos productos e, incluso, han conseguido sacar líneas enteras de marca blanca ecológica, bastante más económicas…

Los que viven en entornos más urbanos, sí tienen la suerte de tener acceso a supermercados especializados en alimentación ecológica donde también hay versiones eco de cualquier producto convencional. Ahora bien, ¿os habéis parado a pensar si es muy saludable comprar productos eco que, aunque tengan el sello, son altamente procesados?

¡Viva la compra por internet!

Afortunadamente, y desde hace unos años, la compra por internet ya ha roto los tabúes y ha superado la desconfianza que muchos consumidores acostumbrados al cara a cara le podían tener: Por fin hemos hecho las paces con la tecnología y hemos aprendido a aprovechar las ventajas que nos ofrece, que son muchas. De entrada, y solo por citar la más obvia, comprar por internet nos permite hacer la compra a cualquier hora y dedicar mucho menos tiempo, además de recibirla en casa sin necesidad de cargar peso o subir escaleras.

Comprar en tiendas en línea no debe ser impersonal o poco consciente, al contrario: hoy en día, ya hay pequeños distribuidores especializados en productos ecológicos y saludables que ofrecen importantes valores añadidos y que se diferencian de los gigantes distribuidores o de otros supermercados eco que venden “de todo”. Y decimos “ecológicos y saludables” porque estos dos términos no siempre van juntos, a pesar de la publicidad y las etiquetas.

¿Recordáis aquello de “no compres productos que contengan más de cuatro ingredientes” o que contengan ingredientes que no sabemos ni pronunciar? Éstos son los temidos procesados, que, aunque tengan sello ecológico, no necesariamente son saludables y deberíamos consumir solo de forma ocasional.

Por tanto, en un supermercado, tanto si venden productos exclusivamente ecológicos como si no, tendremos más impedimentos para hacer una compra realmente sana y basada en alimento reales o poco procesados ​​(una tahina ecológica, por ejemplo, la podemos considerar un alimento procesado saludable ya que contiene, exclusivamente, semillas de sésamo trituradas). Así pues, si queremos hacer la compra de productos de despensa saludables y en línea, ¿dónde la podemos hacer?

La mejor opción a distancia es elegir un supermercado en línea de confianza, que haga un filtro previo de los productos que nos ofrece y que este filtro encaje exactamente con nuestras preferencias de ecológico y saludable y, por tanto, poco procesado. Si lo hacemos así, además, seguro que también apreciaremos las marcas que descubrimos, porque tendremos la certeza de que cumplen nuestros requisitos.

¿Hay un súper online ecológico y con filtro previo de productos sanos?

¡Sí! Y esta es la buena noticia. El que os presentamos hoy es Granum Organic, una tienda en línea con una buena variedad de productos ecológicos poco procesados ​​y sin gluten, lácteos ni azúcares refinados.

Detrás de la tienda, hay una pequeña familia de emprendedores que, motivados por las limitaciones con las que siempre se habían encontrado a la hora de hacer la compra propia, decidieron apostar por un cambio de vida y abrir la tienda que siempre habían querido encontrar: un negocio comprometido con la alimentación sana de verdad, que se preocupa por la salud de los consumidores y que, por ello, solo ofrece productos de alta calidad, tan poco procesados ​​como sea posible.

En Granum Organic no hay quesos o embutidos veganos, ni otros productos altamente procesados, pero se pueden comprar productos cuidadosamente seleccionados de alimentación, superalimentos, cosméticos para adultos y para bebés, electrodomésticos o libros de cocina y salud de marcas más o menos conocidas que agradeceréis mucho haber descubierto.

Marta Costa
Marta Costa

Periodista y posgrado en Comunicación Alimentaria.
Coordinadora de contenidos de Soycomocomo.