semillas integrales

Desarrollo del bebé

Según el libro Qué se puede esperar cuando se está esperando de Heidi Murkoff: Esta semana el bebé mide unos 45 centímetros y sigue creciendo a razón de unos 200 gramos a la semana, hasta los 2,4 kg. Según Murkoff, mientras el crecimiento en altura irá frenando (el bebé nacido a plazo mide unos 45 centímetros de media), el pequeño seguirá ganando peso hasta el día del nacimiento. Del mismo modo, estas últimas semanas seguirá acumulando neuronas. El desarrollo neuronal sigue a una gran velocidad y la cabeza cada vez pesa más. Durante esta semana ya se coloca hacia abajo en la pelvis materna. Eso es un buen señal, ya que facilita el parto. La cabeza normalmente es grande pero también blanda (como mínimo el cráneo), lo que permite salir por el canal de parto más fácilmente.

Alimentación de la madre: Según Yolanda Garcia, psicóloga y naturópata especialista en infancia y maternidad del Institut Roger de Llúria de Barcelona durante esta semana de embarazo la madre debe continuar en la misma línea de “toda la gestación pero haciendo énfasis en los omegas, especialmente en la fracción DHA del omega-3 y en las vitaminas del grupo B”. Como dice Garcia, durante esta etapa el cerebro del bebé tiene el doble de neuronas de las que tendrá cuando nazca: “tan importante es el material para su sistema nervioso como la parte de estimulación”, apunta. “Está comprobado que la estimulación favorece el desarrollo de las conexiones sinápticas, conexiones que son como autopistas que conectan una neurona con la otra. A más conexiones, más plasticidad cerebral y más potencial intelectual. El bebé, aunque de forma muy primitiva, ya tiene desarrollados los sentidos del tacto, la vista, el oído, el olfato y el gusto y, por lo tanto, puede reaccionar a todo lo que le diga la madre. No se trata de realizar ejercicios complicados, sino de reservar un tiempo para comunicarnos, contarle cómo estamos, qué pasa en el mundo, expresarle el amor que sentimos por él e irle transmitente nuestro día a día.

Por lo tanto, según Garcia, por una parte hay que aprovechar estos días para incrementar la ingesta de ácidos grasos omega-3 y, por otra, interactuar tanto como podamos con nuestro bebé; está a punto de nacer y lo debemos ir preparando.

  • Para saber qué alimentos son ricos en omega-3. Lee aquí…
  • Para saber qué alimentos son ricos en vitaminas del grupo B.Lee aquí…

Atención: La información ofrecida en esta sección es genérica -tanto en cuanto a la evolución del feto, como la alimentación de la madre y en la complementación nutricional. Para tener un asesoramiento directo, se recomienda consultar el ginecólogo o un nutricionista especializado.

Gemma Castanyer
Gemma Castanyer