calabacin

Calabacín

Desarrollo del feto:

Llegamos a la última semana del quinto mes de embarazo y el bebé ya ha alcanzado los 400 gramos de peso y los 20 centímetros de longitud. Cómo cuenta Heidi Murkoff en el libro Qué se puede esperar cuando se está esperando (Ed. Medici), el pequeño es como una muñeca pero con los sentidos plenamente desarrollados.

Tacto: Es capaz de coger el cordón umbilical y ponerse el dedo en la boca.

Vista: Dentro del útero, todo está muy oscuro pero ya percibe la luz y la oscuridad. Si enfocásemos la tripa con una linterna, probablemente intentaría alejarse.

Oído: El pequeño lo oye casi todo: la voz de la madre, la del padre y los hermanos si viven en casa, el flujo sanguíneo de la madre, los movimientos intestinales e incluso el ladrido de un perro, el sonido de una sirena o el ruido de la televisión.

Gusto: Le encanta probar todo lo que la madre come. ¡Adelante con los sabores nuevos!

Alimentación de la madre:

Un producto ideal para las embarazadas es el calabacín. La mayor parte del calabacín es agua pero también contiene nutrientes muy valiosos, como vitaminas, antioxidantes y minerales. Entre estos, destaca la vitamina C, la provitamina A (betacaroteno) y la vitamina B9 (ácido fólico), esencial para la producción de glóbulos rojos y blancos, la síntesis de material genético y la formación de anticuerpos del sistema inmunológico. El ácido fólico está especialmente indicado para las embarazadas que se encuentran en el primer trimestre de embarazo, porque ayuda a evitar problemas en el desarrollo del feto.

Potasio y magnesio para combatir las rampas

Durante el segundo y tercer trimestre, es muy frecuente que la madre tenga rampas. Suelen pasar durante la noche y aún no se sabe bien porque se producen. Algunas teorías apuntan al peso del embarazo, a la compresión de los vasos sanguíneos de las piernas o a una falta de ingesta de magnesio y fósforo.

Sea como sea, para combatirlas podemos hacer lo siguiente:

Comer calabacín: es un alimento que contiene un porcentaje muy elevado de potasio, casi 600 mg por cada 100 g. El potasio es un mineral imprescindible para la transmisión y generación del impulso nervioso y la actividad muscular normal y evita las rampas en las extremidades. Comer un calabacín a la hora de cenar, en forma de crema, al vapor o crudo, nos ayudará a evitarlas.

Beber agua: un mínimo de ocho vasos al día.

Superficie fría: ponerse de pie sobre una superficie fría puede resultar útil para controlar un espasmo.

Ejercicio: como estirar los gemelos antes de ir a dormir.

Medias: elevar las piernas a menudo, y alternar momentos de estar de pie y sentada; llevar medias compresivas durante el día.

¿Qué podemos hacer cuando tenemos una? Para rebajar los síntomas y el dolor, se aconseja estirar la pierna y flexionar despacio el tobillo y los dedos del pie en dirección a la nariz. Si lo repetimos diversas veces antes de ir a dormir, podríamos ayudar a prevenirlas.

Atención: La información ofrecida en esta sección es genérica -tanto en cuanto a la evolución del feto, como la alimentación de la madre y en la complementación nutricional. Para tener un asesoramiento directo, se recomienda consultar el ginecólogo o un nutricionista especializado.

Gemma Castanyer
Gemma Castanyer