El ABC

Inicio / El ABC 5 de octubre 2016

Makis de coliflor con salsa antinflamatoria

La coliflor es un alimento muy versátil y con propiedades nutricionales muy interesantes. Esta receta es perfecta para incluir toda serie de verduras y algas, casi sin darse cuenta. Además, el toque de la salsa antiinflamatoria termina de dar sabor al plato y la convierte en una de las mejores salsas para mantener a raya los resfriados de este otoño-invierno.

Ingredientes Makis de Coliflor

La coliflor

Es de la familia de las crucíferas, y una de las verduras de invierno más convenientes, sobre todo cuando los resfriados empiezan a ganar protagonismo, ya que ayuda a potenciar el sistema inmunológico.

Gracias a un compuesto químico presente en las crucíferas, estimula la acción de las defensas del intestino, es decir, los soldados que trabajan en el intestino para luchar contra cualquier agente desconocido y que nos podría enfermar.

Es un alimento de temporada otoño-invierno con propiedades muy interesantes. Podéis ver la receta de “Falso arroz a la cubana” para conocer sus propiedades y consejos en casos de hipotiroidismo y para evitar flatulencias.

Makis de Coliflor

Salsa antinflamatoria

Esta salsa tiene propiedades antiinflamatorias que mantienen en buen estado las células del organismo. En concreto, evitan el aceleramiento del proceso de envejecimiento, potencian el sistema inmune y mantienen en buen estado los tejidos. Los principales alimentos antinflamatorios de esta salsa son los siguientes:

  • Cúrcuma: tiene propiedades de acción antiinflamatoria e influencia en la agregación plaquetaria, licua ligeramente la sangre y mejora el riego cerebral. También es interesante en la prevención y tratamiento de gripes y resfriados.
  • Pimienta negra: al mezclarla con la cúrcuma, potencia sus efectos y se obtiene un potente anticancerígeno. Además, aporta altas dosis de antioxidantes.
  • Umeboshi: es un encurtido de ume (variedad japonesa de ciruela, también llamada albaricoque japonés). Se utiliza habitualmente en Oriente para problemas del hígado, digerir mejor las grasas y todos los alimentos en general. También como tranquilizante para el estrés y el cansancio, para desequilibrios intestinales (diarrea y estreñimiento), para metabolizar el exceso de azúcar y, entre muchas otras funciones, ayuda a absorber el calcio.
  • Cebolla: es la hortaliza antiséptica más querida, junto con el ajo. Sus propiedades estimulan el sistema inmune para prepararlo para luchar contra cualquier adversidad.

También se le podría añadir jengibre y otras especias al gusto. Puede que, de primeras, el sabor sea un poco “explosivo”, pero combinado con los makis queda espectacular.

Makis de coliflor

La receta

Ingredientes

Para 2 personas

  • 1/2 coliflor
  • 3 algas nori

Para relleno del sushi:

  • 1/2 aguacate
  • 1 cebolla salteada con aceite y agua
  • zanahoria cortada a tiras
  • ramas de apio cortadas a tiras, u otros vegetales al gusto.

Para la salsa

  • zumo de un limón
  • 1 c.s. de chía triturada
  • 1 c.c. de cúrcuma
  • 1 c.c. de umeboshi
  • 3-4 c.s. de aceite de oliva
  • 1 pizca de pimienta molida
  • 2 ramas de albahaca
  • 1 pequeña cebolla salteada o cruda

*Esterilla para envolver el alga nori

Preparación

  1. Cortar la coliflor a trozos pequeños (incluyendo el tronco). Hervir con agua durante 8-10 minutos hasta que esté blanda, aunque no demasiado.
  2. Escurrir y dejar que saque toda el agua. Batir hasta que quede una textura parecida al arroz. En este momento se puede añadir aceite de oliva virgen y especias al gusto para darle un sabor más exquisito.
  3. Extender la coliflor sobre una superficie llana y esperar que se enfríe un poco. Mientras, ir cortando las hortalizas a tiras y hacer la salsa. Batir todos los ingredientes de la salsa y corregir con más o menos zumo de limón al gusto.
  4. Preparar los utensilios para el alga nori: envolver la esterilla con papel film e incorporar el alga nori por encima (la parte pegajosa es donde pondremos la masa).
  5. Cuando la masa esté fría, poner sobre el alga nori y esparcir, dejando tres dedos en un lado. Poner los ingredientes al principio de la tira y enrollar.
  6. Cortar y servir. No hay que preocuparse si el primero sale un poco “no redondo” y con los ingredientes no demasiado bien colocados. A la segunda seguro que sale mejor.
  7. Acompañar con rúcula y la salsa antinflamatoria. 
Mireia Galtés

Mireia Galtés
Graduada en Publicidad y relaciones públicas, dietista y bloguer en Lemon’s Secrets.
mireiagaltes@gmail.com

Comentarios

arriba