Foto: Becky Lawton

“En mayo, no te quites el sayo”, dice el refranero popular. Y así es, poco a poco vemos días de muy buen tiempo, ¡pero aún refresca! Para este mes de cambios propongo un desayuno de esos que disfrutamos haciéndolo con algo de tiempo; quizás en fin de semana, quizás en un brunch (ese desayuno tardío y generoso), o quizás en un día de fiesta.

He pensado en pancakes, un plato que a veces preparo en casa y del que mis hijos son fans. Como evito o procuro minimizar el gluten, en este caso he utilizado harina de almendra para hacerlos y huevo orgánico para amalgamar la mezcla y enriquecerlo nutricionalmente. En caso de ser vegano o tener alguna intolerancia al huevo, se puede reemplazar por harina de linaza: 1 cucharada más dos cucharadas de agua y se deja un rato en remojo para que se vuelva espeso; eso ligará la masa.

Como también evito el azúcar, siempre intento utilizar endulzantes naturales o frutas dulces. En este caso escogí dátiles, pero también podría utilizar plátanos maduros.

Para dar sabor, lo condimenté con mi especia favorita: canela, pero queda muy bien también con vainilla y con ralladura de limón.

Y la cobertura es para divertirse haciendo combinaciones; yo opté por algo de fruta fresca, aguacate, hojitas de tomillo fresco, pétalos de flores, semillas de amapola y un poco de sirope de dátil. Éste es opcional y sólo lo añado para darle un punto al plato y no como un ingrediente indispensable.

Para acompañar, un riquísimo batido hecho con leche de avena y coco, zanahorias crudas y jengibre.

El resultado es un desayuno de índice glucémico bajo, con alimentos completos y nutritivo.

Espero que lo disfrutéis comiendo tanto como preparándolo.

 

Pancake de almendra y smoothie de zanahoria y jengibre

Para el pancake:

  • 5 cucharadas de harina de almendra
  • 1 huevo orgánico
  • 1 cucharadita de levadura en polvo orgánica sin fosfatos
  • 1 pizca de sal marina
  • 2 dátiles sin hueso
  • Canela molida o rallada a gusto
  • 2 cucharadas de leche vegetal
  • 1 cucharadita de aceite de oliva o de coco
  • 2 fresas
  • ½ plátano
  • ¼ de aguacate

Para el smoothie:

  • 1 vaso de leche de avena y coco
  • 2 zanahorias
  • 1 rodajita de jengibre
  1. Preparar el pancake: poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora (excepto la cucharadita de aceite) y triturar hasta tener una masa homogénea.
  2. Calentar la cucharadita de aceite en una sartén pequeña y echar la mezcla. Dejar cuajar la base y girar para que se haga del otro lado. Retirar y reservar.
  3. Cortar las fresas y el plátano en rodajas y el aguacate en láminas. Colocar sobre el pancake.
  4. Preparar el smoothie: poner en el vaso de la batidora la leche de avena y coco, las zanahorias bien lavadas y troceadas y la rodajita de jengibre. Triturar hasta tener un batido liso.
  5. Servir el pancake con el smoothie.

Opcionalmente se pueden añadir a gusto hojas de hierbas frescas (como tomillo), semillas de amapola, semilla de lino y goji trituradas y un poco de sirope de dátil o de otra variedad. 

Adriana Ortemberg

Adriana Ortemberg
Naturópata, escritora de libros de alimentación y vida saludable e instructora de cocina vegetariana