Esta frittata de brócoli y kale va a conquistar vuestro paladar y el de toda la familia, ya que aporta  salud y placer sin complicaciones y en poco tiempo.

¡Esta receta lo tiene todo! Se trata de una manera deliciosa de aportar una buena cantidad de verduras al plato, junto con aromas y especias terapéuticas de acción antioxidante y antiinflamatoria, acompañadas de una proteína completa y de calidad, como es la del huevo.

La frittata es similar a una tortilla: es muy fácil de cocinar y combina con cualquier verdura, con lo que se puede repetir receta, una y otra vez, variando las verduras, como toda dieta equilibrada requiere.

Una opción ideal para las cenas cuando no queremos complicaciones, pero sí mucho sabor y mimo terapéutico. Apta para toda la familia, esta receta invita a compartir y a disfrutar de lo bueno, aporta minerales y vitaminas como el calcio, hierro, betacarotenos y compuestos azufrados. La cebolla y el ajo son aliados de las defensas, además de aportar una función prebiótica: son el alimento favorito de la microbiota y la salud intestinal.

¡Obtenemos, así, pura felicidad digestiva en cada bocado!

La receta

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocción: 25 minutos
  • Raciones: 4 medianas

 

Ingredientes

  • 1 diente de ajo pelado y prensado (o troceado)
  • 1 cebolla morada o de Figueras pequeña, troceada
  • ½ brócoli troceado (sin tronco)
  • 1 zanahoria grande bio sin pelar y rallada
  • 3 tazas de hojas de kale (sin el tronco central)
  • 4 huevos bio
  • 125 ml de nata vegetal bio
  • 1/3 de taza de bebida vegetal al gusto
  • Sal sin refinar
  • 1 c.c. de pimienta negra
  • 1 c.p. de cúrcuma en polvo
  • 1 c.p. de pimentón ahumado en polvo
  • 1 c.s. de tomillo seco
  • 1 c.s. de romero seco
  • 1 c.s. de aceite de oliva virgen

Elaboración

  1. Calentar el horno a 180 ºC.
  2. Blanquear las hojas de kale, colocándolas en agua caliente durante unos 3 minutos, hasta que queden blandas, y escurrir bien. Reservar.
  3. Picar, por separado, el brócoli, zanahoria y cebolla. Reservar.
  4. Batir los huevos con la nata y la bebida vegetal, y añadir un punto de sal y especias. Reservar.
  5. En la sartén, echar un chorrito de aceite de oliva, y dorar la cebolla y el ajo, seguidamente del brócoli y, 3 minutos más tarde, la zanahoria. Mezclar todo bien con las hierbas aromáticas.
  6. Retirar las verduras del fuego y añadir al bol de los huevos batidos. Remover y mezclar todo bien.
  7. Verter todo en la sartén (especial para horno) y cocer en el horno durante 25 minutos o hasta que quede todo bien dorado.

Echar un poco de pimentón al gusto por encima y servir.

 

Mareva Gillioz

Coach y dietista