El otoño es una estación del año que me encanta, sobre todo culinariamente, ya que llega la temporada de la calabaza, la granada, los caquis, el boniato, las castañas… Son alimentos que me fascinan y que me gusta que no falten en las recetas que hago.

La gran mayoría son ricos en betacarotenos, con función antioxidante. Son precursores de la vitamina A, que, como ya sabéis, escasea en nuestra dieta. Esta vitamina controla el sistema inmunitario, por lo que un déficit nos expone a problemas de salud. Durante esta época, por lo tanto, es esencial que no nos falte para no pillar ni un resfriado. Se encuentra principalmente en las frutas y verduras de color naranja. Esta vitamina también interviene en la visión y es imprescindible para el buen funcionamiento de las mucosas y la piel, para el crecimiento de los huesos y para la reproducción.

En este caso, os quiero hablar de la calabaza, una verdura con mucha agua (90% aproximadamente) que aporta carbohidratos en forma de almidón, por lo tanto de absorción lenta, además de proteínas y grasas poliinsaturadas. Rica en fibra (22%), también contiene vitamina C, y B6, B2, B9, K, B5, manganeso, cobre, potasio y magnesio.

En esta receta, la calabaza va combinada con el calabacín, pero podríamos poner otras verduras, como coliflor, zanahoria, setas… y utilizar alimentos de temporada.

Receta de nuggets de calabaza con salsa de yogur y especias

Ingredientes para 2-3 personas:

Para las delicias de calabaza:

  • 400 g de calabaza al horno
  • 300 g de calabacín rallado
  • 1 huevo
  • 1/4 taza de levadura nutricional
  • 50 g de harina de tapioca
  • 1/2 c.p. de ajo en polvo
  • 1/2 c.p. cúrcuma en polvo
  • 1 pizca de curry
  • 1 pizca de pimienta negra

Para la salsa de yogur y especias:

  • 1 yogur de cabra ecológico (o yogur de coco en caso de AIP)
  • 1 diente de ajo picado (sin el germinado)
  • 1 c.s. de aceite de oliva virgen extra
  • 2 guindillas muy picadas
  • 2 ramilletes de perejil fresco picado
  • 2 hojas grandes de albahaca
  • 1/2 c.p. de orégano seco
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 1 pizca de sal marina

Elaboración:

  1. Rallar el calabacín, poner en un paño de algodón y presionar para eliminar el exceso de agua.
    Poner todos los ingredientes en un bol para hacer las delicias, junto con el calabacín escurrido, y mezclar. Dejar reposar en la nevera aproximadamente 1 hora.
  2. Mientras tanto, preparar la salsa mezclando todos los ingredientes. La base de yogur puede ser tanto vegetal como animal, pero siempre debe ser natural. Retirar el germinado del ajo para que no sea tan fuerte de sabor. Se puede picar más o menos en función de las preferencias personales de cada uno. Desmenuzar al máximo el resto de los ingredientes sólidos para impregnar la salsa de todos los sabores.
    Si no se desea poner guindillas, otra opción son pepinillos encurtidos o ambas cosas; también se pueden poner otras hierbas aromáticas.
  3. Con la ayuda de una cuchara, hacer bolitas y colocar sobre papel de horno. Con el horno precalentado a 190 ºC, cocer las delicias de calabaza durante 20 minutos, hasta que queden doradas.
  4. Acompañar con la salsa.

Alba Barbero
Dietista-Nutricionista

@albabarberochef