El aloe es una de las plantas medicinales más antiguas y conocidas por sus propiedades y amplios beneficios. En la antigüedad, tanto chinos como egipcios la utilizaban para limpiar y cuidar la piel con quemaduras o heridas o incluso como remedio para la fiebre. Y otros personajes conocidos como Alejandro Magno o Cleopatra también disfrutaron de sus beneficios, él para ayudar a soldados heridos y ella para realizarse cuidados en la piel.

El aloe se ha estudiado muchísimo dentro de la categoría de productos naturales. Contiene más de 200 componentes biológicamente activos y naturales entre los que destacan polisacáridos, vitaminas, enzimas, aminoácidos y minerales que contribuyen a la gran riqueza nutricional de la planta.

¿Qué beneficios conocidos nos aporta el aloe?

El aloe presenta muchos beneficios destacados y casi todos ellos se asocian al gel de la hoja. Es importante mencionar que este gel debe separarse de forma cuidadosa para eliminar las partes que contienen látex irritante, ya que en caso contrario podría ser potencialmente tóxico. Algunos preparados con zumo de aloe se elaboran a partir de la hoja entera y posteriormente son tratados para eliminar cualquier resto de antraquinonas, cosa que garantiza un amplio rango de polisacáridos.

Entre sus beneficios destaca por:

  • Apoyar una digestión saludable: el aloe favorece el tránsito y actúa como fibra soluble.
  • Apoyar un sistema inmune saludableel aloe puede ayudar a normalizar el número de células inmunitarias en el plasma sanguíneo. En concreto, los polisacáridos de alto peso molecular son los activos con más beneficios.
  • Equilibrar la acidez estomacal de forma natural: gracias a sus mucílagos puede ayudar a proteger la mucosa, aliviar el dolor de estómago o el ardor provocado por el reflujo gastroesofágico.
  • Mejorar el apoyo antioxidante y reducir las toxinas dañinas
  • Por vía tópica: Ayudar a tratar quemaduras y afecciones de la piel. Hidrata y calma la piel y es ideal como soporte para la aplicación de aceites esenciales. Además, repara la piel dañada por el sol.
  • Aliviar las molestias ocasionales en los músculos y articulaciones: parece que uno de los compuestos del aloe ayuda a regenerar las células óseas, por lo que puede ser útil a la hora de reducir y tratar la pérdida de la densidad mineral en los huesos.
  • Ayuda en casos de fatiga: se bebida es útil en situaciones de cansancio gracias al aporte de fitonutrientes.
  • Aumentar la absorción de nutrientes

Es peligroso ingerir aloe a largo plazo?

El aloe suele ser compatible con diversas afecciones de la piel como pueden ser las quemaduras, el acné o la psoriasis. Sin embargo, consumir cantidades excesivas de aloe por vía oral, rico en antraquinonas, durante períodos largo de tiempo, puede traer consecuencias negativas.

La planta del aloe contiene distintas moléculas del grupo de las antraquinonas, muy extendidas en el reino de las plantas y conocidas por sus propiedades medicinales, especialmente como laxantes. Su potencial tóxico se debe a que, al consumirlas en grandes cantidades, pueden desregular el funcionamiento natural del cuerpo y causar sintomatología como diarrea, reducción en la absorción de nutrientes y alteraciones en la tonicidad del colon (atonía).

A raíz de este problema, el pasado 8 de abril entró en vigor un nuevo reglamento de la Unión Europea en el que se prohibían los preparados de aloe con presencia de antraquinonas. Esto ha supuesto un antes y un después para varias marcas, ya que muchas han tenido que retirar sus productos del mercado por no cumplir con la normativa. Por suerte, algunas de ellas se han podido adaptar sin problema al nuevo reglamento y garantizar la inocuidad de sus productos.

En este sentido, Lily of the Desert, uno de los principales fabricantes mundiales de productos de aloe, asegura unas fórmulas sin antraquinonas. Por lo que los complementos líquidos y geles para consumo oral pueden ser consumidos durante largos períodos de tiempo.

Además, Lily of the Desert controla eficazmente todas las fases de producción del aloe –desde la plantación hasta el producto final– y garantiza una calidad excepcional y la máxima pureza en aloe.

Todas las fórmulas están enrifraquecidas con aloesorb™: concentrado de polisacáridos del aloe, desarrollado en exclusiva por Lily of the Desert. aloesorb™ garantiza un amplio rango de polisa­cáridos, con eficacia contrastada, para unos ópti­mos beneficios.

Descubre las garantías de calidad de Lily of the Desert:

  • Cultivos propiedad Lily of the Desert
  • Sin pesticidas y fertilizantes de síntesis
  • Procesado delicado
  • Innovación e I+D
  • Estudios de eficacia
  • Certificado por el IASC (International Aloe Science Council)