La cúrcuma es una raíz (Curcuma longa) de un color amarillo intenso y con un olor fuerte. La planta necesita temperaturas altas y mucha lluvia para crecer. Por esta razón, se utiliza de tantas formas en el sur de Asia (como, por ejemplo, en la India), que es el lugar ideal para desarrollarse. Se conoce y se utiliza tanto como condimento como en la medicina ayurvédica desde hace milenios.

Leche dorada; bebida ayurvedica con leche vegetal y cúrcuma

Los principales beneficios para la salud de la curcumina

Su componente activo es la curcumina, que le da ese color tan amarillo. Contiene grandes propiedades medicinales que se atribuyen a la actividad de sus compuestos antioxidantes (polifenólicos) sobre todo los del grupo de los curcuminoides (curcumina, demetoxicurcumina y bisdemetoxicurcumina) y a sus aceites volátiles (ar-turmerona, a-turmerona, ß-turmerona y zingibereno).

Principalmente, tiene propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas muy potentes. Pero también muchas otras:

  • Su gran poder antiinflamatorio actúa en cualquier inflamación del cuerpo: articulatorias, musculares, tensionales… Podemos utilizar la cúrcuma como medicina para estas situaciones.[1]
  • Es una gran aliada para reducir la acidez del estómago. Actúa como tónico estomacal y estimula las secreciones de los jugos gástricos y pancreáticos, y facilita, por tanto, la digestión.
  • Se ha visto que favorece la microbiota intestinal.[2]
  • Ayuda en caso de gases. Tiene un gran poder carminativo. La podemos utilizar con comino, anís e hinojo con polvo. Así potenciaremos sus efectos.
  • Antiguamente, se utilizaba para muchos cuidados de la piel. En tratamientos cosméticos, la cúrcuma aporta grandes beneficios antiinflamatorios y regeneradores. Se ha utilizado durante miles de años para curar enfermedades como la lepra.[3]
  • Tiene beneficios en la coagulación sanguínea.
  • Contiene propiedades antioxidantes (neutraliza en el organismo el efecto de los radicales libres que retrasan el envejecimiento de la célula).
  • Favorece el proceso de desintoxicación del hígado y su buen funcionamiento (lo protege de la acción de los radicales libres, toxinas y parásitos).[4]
  • Ayuda a prevenir la arteriosclerosis y contiene un efecto antiagregante plaquetario.
  • Efectos positivos sobre el Alzheimer y otros problemas de memoria.[5] [6]
  • Ayuda a controlar la diabetes y las subidas de los azúcares en sangre.
  • Contiene anticoagulantes muy potentes que ayudan en las enfermedades del corazón.[7]
  • Se han investigado mucho sus efectos positivos anticancerígenos, tanto para la curcumina como los betacarotenos. Se utiliza mucho en los tratamientos con quimioterapia.[8]
  • Es un antidepresivo natural; ayuda a recuperar el estado de ánimo.
  • Ayuda a regular los niveles de estrés.
  • Ideal especialmente para los deportistas, para mantener la salud de las articulaciones.
  • Actúa ayudando al sistema inmunitario, reforzando defensas. Tiene capacidad inmunomoduladora. Es muy beneficiosa en tiempos invernales.
  • Se utiliza en higiene dental, con capacidad antibacteriana.
  • Ayuda actuando como antiinflamatorio para las mujeres, en el momento de la menstruación.

7 recetas par el día al día con cúrcuma

¿Cómo podemos servirnos de todos sus beneficios en el día a día? Veamos algunos ejemplos:

  • 1. Introducir la cúrcuma en las vinagretas.
    Podemos añadir una cucharadita en la mezcla con el aceite, el vinagre, las especies… Si añadimos pimienta negra, mejoraremos su absorción.
  • 2. Actualmente, oímos hablar mucho de la Cúrcuma Chai Latte.
    ¿Sabemos cómo se prepara? Necesitamos:

    • Una leche vegetal.
    • Una cucharada de cúrcuma en polvo.
    • Canela en polvo para darle un toque más dulce.
    • Una pizca de pimienta negra molida.

Es fantástica para tomar por las mañanas, en salsas, en batidos, para merendar o desayunar, a media mañana, etc. Esta leche vegetal con cúrcuma (Chai Latte), también la podemos utilizar para potenciar sabores en las cremas de verduras.

  • 3. ¿Habéis probado la mayonesa con cúrcuma?
    ¡Está riquísima! La prepararemos con huevo, aceite de oliva, umeboshi, una cucharadita de miso blanco y una cucharada de cúrcuma en polvo o Chai Latte con una pizca de pimienta negra.
  • 4. Podemos utilizar la raíz de la cúrcuma para preparar platos con algún cereal como arroz, quinua, añadiendo verduras salteadas…
  • 5. Añadiendo en los zumos de la mañana.
    Extraeremos todas sus propiedades con un buen extractor. Podemos combinar hoja verde, apio, zanahoria, manzana, jengibre y cúrcuma. ¡Una buena dosis de vitaminas y antioxidantes muy potentes!
  • 6. Es una muy buena especie para añadir a las recetas de hamburguesas vegetales.
    Da un toque diferente y llena la hamburguesa de propiedades beneficiosas.
  • 7. También podemos utilizar la cúrcuma en polvo para hacer salsas, hummus, patés vegetales…

Truco para eliminar las tacas de cúrcuma de la ropa

A veces, cocinar con cúrcuma hace que nos manchemos la ropa. Pero en Soycomocomo os contaremos un pequeño secreto para quitar la mancha fácilmente. En la India es una costumbre que se utiliza cada día (porque consumen mucha cúrcuma) y siempre funciona.

Cuando os manchéis, tenéis que mojar la zona manchada de la ropa con un poco de agua caliente y jabón, y dejar la pieza al sol unas horas. Al volver, ¡la mancha habrá desaparecido! Así de sencillo. Ya lo veis: ¡Los beneficios de la cúrcuma no nos acabarán nunca de sorprender!

Referencias

 

Berta Bertran
Berta Bertran

Nutricionista y PNIE clínica, técnica en farmacia, divulgadora en charlas sobre nutrición y cocina saludable.