psychiatrist examining a male patient

Alimentos que favorecen la fertilidad:

  • Yema de huevo
  • Pescado azul
  • Queso de oveja
  • Queso de cabra
  • Seta shiitake
  • Canela
  • Mantequilla ghee (clarificada de vaca)
  • Harinas sin gluten
  • Cerveza (sin gluten)
  • Cacahuetes
  • Azukis
  • Guisantes
  • Habas
  • Brócoli
  • Apio
  • Espárragos
  • Espinacas
  • Mango
  • Aguacate

La primera niña que nació gracias a la técnica de fecundación in vitro tiene 27 años. “Fuimos el tercer centro privado de Cataluña que hicimos fecundaciones in vitro”, dice José Ibarz, el ginecólogo del centro Conceptum que lo hizo posible. Asegura que, actualmente, el problema que tienen el 70% de las parejas que trata en la Unidad de Reproducción Asistida de su clínica tiene origen masculino: el esperma del hombre tiene una calidad deficiente. “Las causas pueden ser genéticas o adquiridas, y si es por este segundo motivo  todo apunta a tóxicos, drogas, medicamentos, tratamientos contra el cáncer, varices en los testículos y la alimentación”.

La alimentación es un motivo esencial “que tiene que ver con la salud en general”. Es decir, “si no comen fruta ni verdura tendrán problemas de salud, antes, y de fertilidad, después“, asegura el ginecólogo. Sin embargo, cuando Ibarz detecta una calidad deficiente del esperma, “lo primero que recomiendo es tomar omega-3 y antioxidantes”. Sugiere consumir alimentos ecológicos, “que son los que nos aseguran los nutrientes”, y también complementos.

El 30 % restante está formado por los que tienen factor femenino (trastornos de ovulación y otros), y también “por los que están diagnosticados como causa desconocida”, que son parejas que se han hecho pruebas que han salido todas bien, pero para las que, a pesar de un diagnóstico normal, el embarazo no llega. “Probablemente es un error oculto de los ovarios, porque hay un envejecimiento prematuro, pero esto siempre ha existido”. La única diferencia, remarca Ibarz, es que antes las mujeres “iban a buscar los hijos con veinte años y ahora se ponen con treinta y cinco”. La edad, por supuesto, es una dificultad clara.

Según el ginecólogo de la clínica Conceptum, la edad fértil de las mujeres dura diez o doce años, que se pierden porque ha habido un cambio social. Ahora bien, el ginecólogo apunta que se pueden conservar los óvulos cuando aún es joven: mujeres que tienen veinte años y que tienen claro que no serán madres hasta mucho más adelante pueden congelar los óvulos y guardarlos. “Se congelan con nitrógeno líquido y se pueden conservar hasta la eternidad sin que se estropeen, sólo se despertarán cuando se descongelen”.

Finalmente, Solaray tiene una línea de productos favorecedores de la fertilidad hechos a partir de productos naturales, que cuentan con mucha tradición entre los usuarios. “La maca (Lepidium spp.) es uno de los productos que vendemos con mucha frecuencia”, aseguran en la tienda Herbolario El Espígol. Otros, son L-arginina, un aminoácido esencial i Fertility.

La falta de vitamina D está relacionada con problemas de fertilidad, sobre todo en el caso de las mujeres. Por ello, el psiconeuroinmunólogo Xevi Verdaguer recomienda comer alimentos que los contengan (los ocho primeros de la lista), además de tomar el sol con prudencia. “La vitamina D la fabrica la piel gracias a los rayos del sol”.

Las harinas y los alimentos en general sin gluten son recomendables porque, si las mujeres tienen una predisposición genética o son intolerantes, tendrán menos posibilidades de quedarse embarazadas.

La cerveza, los cacahuetes, las verduras (brócoli, apio, espárragos, espinacas y remolacha) las legumbres como los azukis, los guisantes o las habas son recomendables por el ácido fólico que contienen.

El shiitake, la yema de huevo, el marisco, el pescado y las legumbres, por la vitamina B12.

Los pistachos, los garbanzos y los plátanos, por la vitamina B6.

Los valores elevados de la proteína homocisteína se relacionan con problemas de implantación y abortos espontáneos. Según Xevi Verdaguer, para metabolizar correctamente la homocisteína se debe evitar o reducir el consumo de café y tener unos niveles adecuados de ácido fólico, vitamina B12 y vitamina B6.

Trinitat Gilbert
Trinitat Gilbert

Periodista

  @trinigilbert