De aspecto es muy similar a la levadura de cerveza, contienen el mismo hongo (Saccharomyces cerevisiae) y se usan con la misma finalidad, pero su origen es bastante diferente. La levadura de cerveza es un subproducto del proceso de elaboración de la cerveza y suele tener un sabor más amargo por los componentes del lúpulo de esta bebida. Además, si no es ecológica también puede contener sulfitos procedentes de la elaboración.


La levadura nutricional, en cambio, se elabora de forma específica para el consumo humano. Es una levadura pura, cultivada en la remolacha azucarera o melaza de caña, inactiva y secada a baja temperatura, y por tanto no contiene otros componentes como el lúpulo o los sulfitos, y el sabor suele ser mucho más agradable.

Las propiedades pueden diferir ligeramente por las diferencias en el proceso de obtención. La levadura nutricional se seca a temperaturas inferiores a 50 ºC y esto hace que se preserve mejor el contenido nutricional.

Propiedades nutricionales

Es un complemento nutricional muy interesante ya que es rico en aminoácidos, minerales, vitaminas y fibra.

  • Proteína vegetal: la mitad del peso de esta levadura está formado por proteína, y aporta una cantidad significativa de aminoácidos esenciales. Es una fuente de proteína fácil de digerir y de alto valor biológico, lo que la hace especialmente interesante para personas vegetarianas y veganas.
  • Minerales: contiene magnesio, cromo, cobre, calcio, zinc, hierro y selenio. Además, es un gran enriquecedor de los platos, ya que es bajo en sodio y aporta mucho sabor.
  • Vitaminas: tiene muchas vitaminas del grupo B, un complejo esencial para el funcionamiento óptimo del organismo. Entre otras funciones, las vitaminas del grupo B intervienen en el metabolismo energético, ya que ayudan a producir energía a través de los alimentos ingeridos. También son esenciales para mantener el sistema nervioso en buenas condiciones, cuidar la salud mental, mantener el pelo, piel y uñas en buen estado, y fortalecer el sistema inmunológico, entre otros.
    La levadura nutricional no contiene vitamina B12 de forma natural, pero podemos encontrar marcas que añaden.
  • Fibra: contiene mucha fibra, que ayuda a combatir el estreñimiento, a reducir la absorción de colesterol y actúa como mecanismo de protección contra enfermedades del colon.
  • Otros: contiene beta-1,3-glucán, trehalosa, manano y glutatión, que se asocian al funcionamiento normal del sistema inmunológico. El glutatión, además, también es un elemento clave para la desintoxicación hepática.

Efectos sobre el organismo

Gran complemento proteico para los atletas

Como contiene muchas proteínas, puede ser recomendable en deportistas de alto rendimiento, ya que contribuye a mejorar la recuperación después del ejercicio. Sobre todo, sería interesante para deportistas veganos o vegetarianos.

Fortalece el sistema inmunológico

Dentro de la familia de los hidratos de carbono, los beta-glucanos son un tipo de polisacáridos que se encuentran en cereales (como la avena), algas, levaduras y hongos, y que resultan una gran herramienta preventiva y terapéutica gracias a sus múltiples beneficios.
Una de las propiedades de los beta-glucanos que más destacan es la capacidad de potenciar y modular la respuesta inmunitaria. No hay que olvidar, tampoco, las propiedades antioxidantes.

Ayuda a regular el colesterol

Los beta-glucanos ayudan disminuir la absorción de colesterol en el intestino (tanto exógeno como endógeno) y, por tanto, nos ayudan a regular los niveles de colesterol en sangre. Además, algunas vitaminas del grupo B también ayudan a regular los niveles de colesterol y previenen el endurecimiento de las arterias.

Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre

Los beta-glucanos también ayudan a amortizar las oscilaciones en los niveles de glucosa después de las comidas. Es decir, ayudan a evitar que, después de comer, tengamos picos elevados de glucosa en sangre.
Además, la levadura nutricional también contiene cromo, un mineral que potencia la acción de la insulina y, por tanto, también ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.

Cambios vitales

Contraindicaciones

La levadura nutricional es un condimento que se utiliza en pequeñas cantidades y no se han encontrado contraindicaciones en cuanto a su consumo.
Sin embargo, la levadura nutricional es muy rica en fósforo y, si se consume regularmente en grandes cantidades, es recomendable asegurarse una buena ingesta de alimentos ricos en calcio para evitar que haya un desequilibrio entre estos dos minerales.

La dosis máxima recomendada suele ser de 2-3 cucharadas soperas al día.

A menudo se cree que la levadura nutricional podría estar contraindicada para personas que han tenido o tienen candidiasis, pero esta levadura es inactiva y, por tanto, no afecta al crecimiento de la Candida; así pues, las personas con sensibilidad a este tipo de hongo pueden tomar de manera segura.

Como se cocina

La levadura nutricional se utiliza como complemento nutricional (para añadir un plus en aminoácidos, vitaminas del grupo B y minerales) y como condimento culinario, ya que aporta un sabor delicioso que recuerda al parmesano y puede ser un fantástico sustituto del queso rallado.

Podemos añadirla a sopas, estofados y curris; revueltos de huevo con verduras; ensaladas; batidos; platos elaborados con verduras o legumbres; salsas y vinagretas o pasta integral, por ejemplo. Además, también resulta muy útil a la hora de preparar quesos veganos en casa.

Recetas básicas

Resumen

La levadura nutricional es un condimento que se utiliza para dar sabor a los platos, ya que sabe parecido al queso parmesano. Además, también resulta un buen complemento nutricional gracias a su alto contenido en proteínas, minerales y vitaminas del grupo B.

Gina Estapé

Dietista, creadora del blog myhealthybitesblog.com y graduada en publicidad y relaciones públicas

Gina Estapé

Ahora puedes pedir cita con
Gina Estapé en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico